Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el acto de presentación del VIII Foro España-Japón

Japón(Embajada de España. Tokio), 03.06.2005

P

ermítanme iniciar estas palabras expresando la satisfacción que nos produce a la Princesa y a mí esta visita que realizamos a Japón. Nos sentimos además honrados por tener la oportunidad de compartir algunas reflexiones con todos ustedes, como participantes en el Foro España-Japón que se inicia mañana en la ciudad de Shirahama y que, consolidada su andadura, cumple este año su Octava edición.

Este Foro contará, como ya ocurrió en el que tuve la ocasión de presidir en 1998, con la presencia de destacados miembros de los Parlamentos y de las Administraciones Públicas de ambos países, del Patronato de la Fundación-Consejo España/Japón, así como de empresas, universidades y otras instituciones relevantes que han sido convocadas e invitadas a tomar parte en esta reunión que tanto significado tiene. Estoy seguro de que sabrán aportar lo mejor de ustedes mismos para dar sustancia y contenido a los debates. A todos, quiero expresar mi reconocimiento por su entusiasmo y contribución al éxito de este Foro.

Quiero agradecer también al Gobierno de la Prefectura de Wakayama su generosidad al ofrecerse como sede para acoger este encuentro. Este gesto realza su noble condición de tierra surcada por el Camino de Kumano; una vía histórica de peregrinación, declarada Patrimonio de la Humanidad y hermanada con nuestro Camino de Santiago. Ambos Caminos, investidos de un carácter universal, constituyen símbolos privilegiados del encuentro con la Historia, ejemplos de diálogo respetuoso con la Naturaleza que los rodea y modelos culturales para el entendimiento tolerante y plural entre los seres humanos.

En el VIII Foro se va a abordar precisamente el interesante tema de la promoción del turismo que, además de constituir un substancial recurso económico y social, representa una actividad productiva que incorpora y estimula importantes valores añadidos al favorecer la convivencia en paz y un mayor conocimiento mutuo.

En este mismo espíritu de encuentro con la diversidad humana y de convergencia con la Naturaleza, no quiero dejar de referirme al gran acontecimiento que supone Expo Aichi 2005, que realza las cualidades como anfitrión de un Japón generoso, dinámico y ejemplo de brillantes vanguardias.

Me agrada poder decirles que nos consta el esfuerzo ejercido por España para contribuir al éxito de este magno proyecto. No olvidemos que la aportación de nuestro país, con su pabellón a la cabeza, constituye la mayor operación de promoción cultural nunca antes realizada por nuestro país en Asia. Y ya desde el principio nuestro entusiasmo y compromiso se plasmaron de una manera muy ilustrativa al ser el primer país europeo en confirmar su participación en abril del año 2001.

El lema de Aichi 2005 "la Sabiduría de la Naturaleza" busca orientarnos hacia una mayor armonía global a través del conocimiento y la experiencia adquiridos. Contiene el poderoso mensaje de que conviene a la humanidad regresar a la naturaleza como enfoque de su desarrollo. Es el deseo de España poder mantener vigente ese mensaje en el tiempo, y para ello tenemos la esperanza de poder continuar los desvelos que compartimos en torno a la protección del medio ambiente, poniendo todo nuestro empeño para que la Expo 2008 en la ciudad de Zaragoza, dedicada al Agua y al Desarrollo Sostenible sea también un encuentro de gran trascendencia y envergadura.

Las reuniones de este Foro van a servir también como plataforma de estudio para diversas cuestiones de interés común ya sea en el ámbito de la política internacional o, en otros muchos, como son los de la economía, la educación, la cultura o la investigación. En este contexto, reviste una especial relevancia el estudio de las relaciones y el intercambio de experiencias entre grandes ciudades, especialmente entre Tokio y Madrid que aspira a recibirles el próximo año como sede de la novena edición de este Foro. Son muchos los desafíos que las grandes urbes deben asumir en estos inicios de milenio por lo que mayores intercambios y una mayor comunicación sin duda ayudarán a transformarlos en proyectos y oportunidades para un desarrollo humano sostenible y moderno. Uno de esos proyectos es para Madrid y para toda España fuente de gran ilusión y esperanza: Los Juegos Olímpicos del 2012. Para ese gran proyecto, Madrid cuenta con múltiples ventajas comparativas, pero además está volcando grandes esfuerzos en infraestructuras y equipamientos y ha generado un apoyo entusiasta en toda la sociedad española y sus instituciones.

Pero ustedes también van a abordar, en su encuentro de Shirahama, cuestiones internacionales de profundo calado, como son la lucha contra la intolerable amenaza del terrorismo y el refuerzo de la cooperación internacional para incrementar la eficacia de nuestras acciones para afrontar otros importantes desafíos que tienen planteadas las Naciones en el escenario político internacional.

Entre estos asuntos de especial calado, que analizarán en los próximos días, se encuentra la reforma del sistema de Naciones Unidas o cuestiones de seguridad en el este de Asia. Y resulta, en efecto, de la mayor importancia que las relaciones bilaterales hispano-japonesas incluyan, además de la promoción de nuestros respectivos intereses legítimos, aquellas preocupaciones globales que puedan ser objeto del análisis comprometido, de la sugerencia constructiva y amistosa.

El Foro España-Japón constituye, en suma, un marco adecuado para promover y ampliar nuestras relaciones bilaterales en una dirección que, además de un importante contenido de carácter político y económico, preste también una atención particular a intercambios que, como los culturales, científicos, de investigación o de innovación tecnológica, favorezcan el mutuo conocimiento y nos acerquen todavía más. Disponemos de grandes posibilidades de cooperación en amplios y nuevos campos que debemos explorar y desarrollar. Entre ellos quisiera resaltar nuevamente el relativo a la protección de la naturaleza y del medio ambiente.

La sociedad española admira las grandes virtudes que adornan a la sociedad japonesa, su laboriosidad y su sentido de la solidaridad y lealtad en las relaciones humanas, además de su profunda modernización sin merma del respeto a sus milenarias tradiciones. Al mismo tiempo, España y Japón se sienten solidarios en la defensa de idénticos valores democráticos y comparten un común deseo de paz y de justicia. En este contexto, este Foro bilateral representa una plataforma privilegiada para profundizar en la relación de confianza que existe entre nuestras dos Naciones.

La Princesa se une a mí para desearles a todos ustedes que conviertan este Encuentro, como estamos seguros de que lo harán, en una reunión provechosa y fecunda que contribuya a fortalecer los vínculos de amistad sincera y respetuosa que ya unen desde hace muchos años a Japón y España.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+