Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el encuentro empresarial hispano-uruguayo

Uruguay(Montevideo), 15.11.1996

S

eñoras y Señores,

Quiero expresaros en primer lugar mi satisfacción al poder acompañaros, aquí en Montevideo, en este encuentro empresarial que se honra con la presencia del Señor Presidente de la República.

Es mi deseo que esta ocasión sirva de semilla para desarrollar innovadoras empresas conjuntas entre uruguayos y españoles.

Resulta estimulante comprobar años después de mi visita a este querido país, la significativa evolución tanto de los intercambios comerciales entre Uruguay y España, como de los proyectos comunes efectuados por las empresas que representáis, contribuyendo de este modo a la creación de riqueza y empleo.

El logro de un genuino desarrollo económico y social es una tarea que incumbe a la sociedad en su conjunto: el Estado y sus dirigentes, el sector publico y el sector privado, los ciudadanos y las organizaciones sociales. Los empresarios tenéis el importante reto de coadyuvar a esta objetivo común de la Comunidad Iberoamericana en una economía mundial cada vez mas abierta y competitiva. La liberalización de la actividad económica os da más protagonismo y oportunidades pero simultáneamente hace recaer en vosotros mayor responsabilidad a la hora de transformarla en crecimiento equitativo.

He podido constatar los esfuerzos que la sociedad uruguaya está realizando para situar al país en un lugar que le permita aprovechar las oportunidades que le ofrece ser miembro fundador del Mercosur. La experiencia empresarial reciente en el proceso de integración de España en la Unión Europea puede ser de gran utilidad a los empresarios uruguayos en este otro proceso que simultanea liberalización e integración.

No dudo que a la expansión de los intercambios intrarraegionles que ya se ha producido, sucederá una mejora de la competitividad extrarregional, derivada de las economías de escala y la especialización, que se han de producir en un mercado ampliado y fortalecido como el Mercosur.

Señor Presidente, sé que Uruguay tiene importantes proyectos que buscan asegurar su inserción en la región mediante el desarrollo de sus infraestructuras. Además ha emprendido una política de apertura y acceso a la empresa privada en multitud de servicios básicos para la sociedad.

También aquí la experiencia española puede ser útil para empresas conjuntas, puesto que han sido múltiples los proyectos desarrollados por empresas españolas, tanto en Europa como fuera de ella, en el campo de la ingeniería, las comunicaciones, la energía, los servicios urbanos, el turismo y muchos otros que los operadores económicos uruguayos han identificado ya como sectores prioritarios, para consolidar al país como un centro logístico y de servicios, de estratégica importancia para todo el Cono Sur.

Quiero subrayar a los empresarios españoles que Uruguay ofrece un marco de estabilidad en condiciones muy favorables para la inversión, con la aportación de su mayor riqueza que son sus recursos humanos. Muchos de vosotros ya habéis comprobado algunas iniciativas que, juntos, uruguayos y españoles podemos emprender con éxito dentro y fuera de nuestras fronteras.

Es propósito de la Corona amparar y estimular todas las iniciativas económicas que sirvan para mejorar el desarrollo económico de la comunidad iberoamericana. Por eso os animo a encarar nuevos proyectos que contribuyan al bienestar de ambos países.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+