Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el acto conmemorativo del centenario del Hospital Militar Central "Gómez Ulla"

Madrid, 20.06.1996

A

gradezco en su justo valor la Medalla que me habéis entregado porque sé que en ella están reflejados los esfuerzos y desvelos de todos cuantos han hecho posible que, a lo largo de los años, este Hospital se haya convertido en guía y faro de la sanidad de nuestro Ejército.

Quiero, sobre todo, que mis palabras contengan un mensaje de aliento y ánimo.

Conozco las facetas tan variadas que vuestro trabajo diario presenta.

La condición de hospital universitario os lleva a desarrollar una amplia labor docente, que se proyecta en el ámbito de la Facultad de Medicina de la Universidad Complutense y en la apertura a las Facultades de Farmacia y Veterinaria y a las Escuelas de Enfermería y Fisioterapia. El apoyo a la formación de médicos militares de países amigos, en áreas tan diversas como Hispanoamérica o el Magreb, constituye una apuesta por un futuro de paz y concordia entre todos los países del Globo.

En el campo de la investigación supone un gran orgullo para todos el sabernos dotados y apoyados por un modélico servicio de Medicina y Cirugía experimental. El sacrificado estudio y la dedicación serena y paciente que lleváis a cabo se unen a los desvelos de tantos que, como vosotros a lo largo y ancho del mundo, luchan para contribuir a paliar el dolor y el sufrimiento del ser humano.

Es la faceta logística operativa la que os da vuestra verdadera razón de ser, y en ella habéis demostrado en distintas zonas del mundo, como Kurdistán o Bosnia, vuestro alto grado de eficacia, que sin duda incide de manera precisa y directa en la moral de nuestras tropas proyectadas en misiones internacionales.

Al formar el Cuerpo único de Sanidad Militar, habéis sufrido con entereza sacrificios personales, pero estoy seguro de que arbitrando las necesarias medidas de mando y coordinación y con vuestro esfuerzo y dedicación, sabréis encontrar la forma de conseguir rentabilizar al máximo los medios que la nación pone en vuestras manos al tiempo que se consigue una mejor gestión integrada de la red hospitalaria única.

Los retos son muchos y los problemas acuciantes pero al afrontarlos, como ha sido siempre nuestra tradición, con espíritu fuerte, mentalidad abierta y sobre todo con actitud de servicio y entrega, no tengo ninguna duda sobre el éxito final de todos vuestros proyectos y esperanzas.

Con este talante y con mis mejores deseos de futuro declaro inaugurados los actos conmemorativos del centenario del Hospital Militar Central "Gómez Ulla".

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+