Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el Centro de la U.N.E.D.

Tarragona(Tortosa), 19.06.1996

C

on nuestra visita a este Centro queremos manifestar una vez más el aprecio que sentimos por la UNED y nuestro reconocimiento a la decisiva función social que realiza.

A punto de cumplir sus primeros veinticinco años, la Universidad a Distancia es la mayor en número de alumnos de todas las de nuestro país.

Atender a ciento cincuenta mil estudiantes sin caer en la rutina y la masificación es un reto al que habéis sabido responder con un magnífico cuadro de profesores-tutores y el uso de las técnicas más modernas de comunicación audiovisual e informática.

Os agradezco la Medalla de Oro que acabáis de entregarme y que me vincula personalmente a vuestra vocación docente y al relevante servicio a España que a través de ella realizáis.

Conozco y he seguido desde su fundación la marcha de este Centro de Tortosa, que recoge una larga tradición vuestra ciudad presente en vuestra ciudad desde la creación por Carlos I de los Reales Colegios.

Fieles a esta prestigiosa herencia, os habéis convertido en un foco de irradiación cultural para las comarcas del sur de Cataluña y las zonas limítrofes.

Cuando este recinto era sólo un proyecto, recuerdo que su fundador e impulsor me hablaba de la necesidad de crearlo para que los trabajadores que con gran esfuerzo seguían el Bachillerato nocturno no viesen truncadas sus aspiraciones universitarias al concluir sus estudios.

Veo con satisfacción cómo se han cumplido estas esperanzas, extendiendo la educación superior a quienes de otro modo, y por sus circunstancias geográficas o económicas, no hubieran podido cursarlas.

Os felicito también por la estrecha vinculación entre Universidad y empresa de que sois ejemplo, y con la que estáis en condiciones de suscitar una serie de vocaciones empresariales a las que ofrece ambiente propicio esta tierra catalana.

Al despedirme de vosotros, hago votos por que el espíritu de esta singular empresa universitaria se perpetúe y acreciente, con la convicción de que vuestro trabajo y dedicación rendirán grandes frutos y prepararan un futuro mejor para Tortosa, Cataluña y toda España.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+