Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en su reunión con los presidentes y directores de las Reales Academias

Palacio Real de Madrid, 07.10.1997

A

l concluir esta reunión quiero expresarles, junto con mi afectuoso saludo, la satisfacción con que he presidido este encuentro colectivo, que confío sea el primero de muchos otros en el futuro.

He venido para establecer un contacto más próximo y directo que los que tienen lugar con ocasión de las ceremonias que, como la inauguración del curso que esta tarde celebramos, nos reúnen con frecuencia.

Tengo en muy alta y particular estima el Alto Patronazgo de las Reales Academias que, siguiendo una tradición más que centenaria, la Constitución me reconoce.

El hecho de que esta relación que tan fuertemente nos vincula figure en nuestro texto constitucional da fe de la importancia y el gran aprecio de todos los españoles a las Instituciones más distinguidas de nuestro panorama científico y cultural.

El glorioso legado histórico que cada una de las Reales Academias asume y representa debe materializarse en una incansable vocación de actualizar los contenidos de sus respectivas especialidades y en la obligación de difundir el resultado de sus trabajos para engrandecer y dinamizar nuestra vida colectiva.

Sé del esfuerzo, y aun de la pasión, con que realizan ustedes esta tarea, y de su espíritu de colaboración en el seno del Instituto de España y con las distintas Reales Academias existentes en las diferentes Comunidades Autónomas.

Muy en especial quiero destacar la trascendencia de la incorporación de las técnicas más avanzadas a su quehacer habitual. Con ellas no sólo multiplican la eficacia de su tarea, sino que también acrecientan su presencia y prestigio en la vida española.

He escuchado con el mayor interés los temas que aquí se han expuesto y en los que va a materializarse el futuro que todos deseamos.

Les invito a comprometerse en su realización, en un marco de concurrencia basada en el respeto a la autonomía de cada uno y en la mutua confianza, y les reitero mi concurso y apoyo en la etapa que ahora se inicia.

 

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+