Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de S.M. el Rey en el acto de presentación del Libro Blanco de COTEC

Madrid, 16.06.1998

U

n año más es motivo de profunda satisfacción para mí reunirme con vosotros para comprobar el feliz cumplimiento de las expectativas que todos habíamos depositado en COTEC, una iniciativa que ya ha cumplido ocho años y que sigue arraigándose, con más fuerza cada día, en la sociedad española y en el mundo empresarial.

Este "Libro Blanco sobre la innovación tecnológica en España", que hace un año anunciábais como tarea urgente y necesaria, y que hoy acabais de presentar, es la mejor confirmación de la fidelidad con que respetais vuestros propósitos fundacionales.

Era un proyecto urgente, porque el tema de la innovación es vital para nuestro desarrollo tecnológico, y al mismo tiempo necesario porque sin un informe de base semejante, las políticas y actuaciones públicas y privadas carecerían de un punto de referencia y orientación de inestimable valor.

Las conclusiones del Libro Blanco son esperanzadoras. Constatamos que la innovación no deja de progresar en nuestro sistema productivo y que existe una voluntad plena de salvar las posibles dificultades con el esfuerzo de todos, en una acción común que continúe sobrepasando cotas y acercándose a las metas de nuestros deseos y de nuestras necesidades.

Las carencias detectadas en el proceso de elaboración del libro que nos entregáis tienen solución; hay suficiente clarividencia para reconocerlas y tenemos la capacidad necesaria para superarlas, y colmarlas, con esfuerzo e inteligencia.

El diagnóstico del Libro Blanco nos dice con claridad que el proceso de innovación tecnológica en las empresas españolas puede y debe mejorar en relación con el ritmo que se sigue en los países de nuestro entorno.

Hay abundantes signos que nos permiten confiar en que estamos en la buena dirección y comprobar que la evolución del sistema español de innovación sigue su marcha ascendente.

Es el momento de aprovechar ese dinamismo para generar las condiciones que favorezcan la utilización de nuestra propia producción científica y tecnológica. Tenemos que aprovechar ese impulso para utilizar al máximo las posibilidades que nos ofrecen el entusiasmo y el esfuerzo de nuestros jóvenes investigadores y el enorme potencial de nuestras Universidades y de nuestros Centros dedicados al progreso de la ciencia y de la Tecnología.

Vemos hoy con claridad que la mejora de nuestro sistema de innovación exige cambios culturales que, por su propia naturaleza, son lentos y complejos.

La España de hoy era, hace cien años, un futuro inimaginable. Debemos ser muy conscientes de ello, pero al mismo tiempo no podemos olvidar que estamos en un momento crucial. El proyecto europeo, en el que venimos trabajando desde hace tantos años, es, a partir de ahora, una realidad fecunda pero exigente.

Estamos en una Europa que no es ya un mero proyecto ni una ilusión, sino un compromiso progresivo que nos obliga a estar a la altura de las capacidades y de las aspiraciones de los demás países europeos.  

COTEC tiene a partir de ahora un nuevo desafío al que enfrentarse: el de hacer atrevidas propuestas en campos tecnológicos, financieros y organizativos concretos para impulsar acciones de modernización del tejido  empresarial, agilizar la colaboración de la empresa con nuestra investigación pública, fomentar el diálogo tecnológico regional, aprovechar el potencial de nuestros jóvenes y, en fin, ayudar a consolidar una nueva sociedad española del conocimiento.

He seguido con atención todos vuestros trabajos y esfuerzos y, en la medida de lo posible, os he prestado mi apoyo y mi aliento. Por eso puedo decir que ahora nos encontramos todos ante la obligación de utilizar este lugar de encuentro como un punto de partida para avanzar hacia metas siempre más comprometidas y ambiciosas.

Quiero concluir estas palabras agradeciendo a todos los patronos de COTEC sus esfuerzos y renovando mi apoyo a sus múltiples y felices iniciativas, que han obedecido siempre a motivaciones de interés general en bien del desarrollo tecnológico y del mayor bienestar de los españoles. Siempre me seguiréis teniendo a vuestro lado para continuar con un compromiso tan arduo como prometedor, que todos os agradecemos.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+