Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Encuentro Empresarial de la Cámara de Comercio e Industria Luso-Española

Lisboa, 01.06.2012

Permítanme que antes de nada agradezca a la Cámara de Comercio e Industria Lusa-Española esta oportunidad que me ofrece para compartir algunos datos y reflexiones sobre las relaciones económicas entre España y Portugal. También quiero agradecer la presencia de todos ustedes en este Encuentro Empresarial con motivo de la visita oficial que estamos realizando la Princesa y yo a este querido país, amigo y hermano, con el que compartimos un espacio, un rincón europeo, muy singular y de gran potencial, donde viven 67 millones de personas.

España e Portugal não são apenas vizinhos com fortes vínculos económicos desde há anos, mas formaram um verdadeiro mercado ibérico integrado dentro do MercadoÚnico Europeu, o que acarreta relações transfronteiriças muito intensas aéompletas. Esta evolução tão positiva, foi possível graçasà adesãoàs Comunidades Europeias há mais de vinte e cinco anos, facto que permitiu um desenvolvimento excecional do comércio e dos investimentos. Hoje, as nossas duas economías estão muito ligadas, tanto em termos de fluxos comerciais como de investimentos diretos.

A pesar de que la coyuntura económica internacional pasa por momentos difíciles, la integración de nuestras dos economías y el mercado ibérico constituyen una base sólida para encarar el futuro, como corresponde a dos Estados limítrofes en los que las distancias y los costes de transporte son menores y no existen aranceles ni otras trabas. El sector exteriores en estos momentos la principal vía para salir de la crisis económica generando crecimiento a través de las exportaciones. En el caso de nuestros dos países las cifras así lo atestiguan, y aún existen muchas oportunidades en el mercado Ibérico.

El comercio entre España y Portugal empezó a despegar cuando se fueron suprimiendo los obstáculos comerciales y legislativos a raíz, como señalaba, de la adhesión a las Comunidades Europeas. Después de un crecimiento constante, durante las décadas pasadas- dependiendo del ciclo y de las tasas de crecimiento de tos dos países-, los flujos comerciales se incrementaron hasta configurar un mercado de gran dimensión con empresas más competitivas, mayor variedad de productos Intercambiados y una proporción significativa de comercio, intraindustrial.

Los bienes culturales y naturales, en el sentido amplio que va desde lo local hasta lo universal, desde lo particular hasta lo general, constituyen un nexo de unión y de entendimiento entre los pueblos y un factor de cohesión social. Son conceptos clave para el futuro de un mundo donde se acentúa la movilidad social; donde no sólo las personas, sino también sus propias identidades, están llamadas a convivir, a conocerse mutuamente y a aceptarse mejor.

La crisis global supuso más tarde una contracción del comercio bilateral y el comercio exterior reflejó claramente el descenso de la demanda agregada y de la producción en nuestros países. El comercio bilateral experimentó asimismo una regresión coyuntural aunque su comportamiento fue mejor al del comercio español con el resto del mundo.

En 2011 Portugal ha sido el tercer mercado de España, mientras que para Portugal España es su primer cliente y proveedor. En este contexto resultan particularmente Intensos los flujos comerciales del país vecino con las Comunidades Autónomas transfronterizas. Las relaciones económicas bilaterales están cada vez más caracterizadas por las inversiones recíprocas y el comercio de servicios.

Portugal es el país del mundo donde han invertido un mayor número de empresas españolas. La mayoría de las inversiones pertenecen al sector servicios -especialmente financieros y de redes de distribución-: aunque existen inversiones de carácter Industrial. España es un inversor de primer orden en Portugal y, por lo tanto, realiza una contribución importante a la creación de empleo.

Nuestro país es también el destino, de una corriente inversora portuguesa. Las dimensiones españolas y su entorno competitivo, hacen que España sea un mercado atractivo para aquellas empresas portuguesas que se quieran expandir con las ventajas de la proximidad geográfica, cultural y lingüística. Son muy destacables las inversiones en los sectores energético y financiero.

Em conclusão, nosúltimos anos as empresas portuguesas e espanholas trabalharam intensamente para desenvolverem as suas potencialidaes de comércio e investimento no outro país, o que levou as relações económicas bilaterais a níveis históricos. Devemos felicitar-nos por jsso.

Termino ya mis palabras con la seguridad de que este Encuentro Empresarial de la Cámara de Comercio e Industria Luso-Española contribuirá a impulsar aún más las relaciones económicas y comerciales entre nuestros dos países.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+