Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el encuentro con la colectividad española residente en Portugal

Lisboa, 30.05.2012

Queridos compatriotas,

No es la primera vez que tengo el placer de reunirme en Portugal con la colectividad española. Ya lo hice en este mismo Palacio de Palhavã hace casi exactamente nueve años. Hoy tengo la alegría de venir acompañado por la Princesa y os agradecemos de corazón vuestra presencia, tanto a los que entonces pudieron acercarse, como a los que acuden ahora por primera vez. Sinceramente, nos emociona compartir con todos vosotros estos momentos.

Como bien sabéis, he visitado Portugal muchas veces. Este es un país por el que siento un aprecio muy grande y con el que mi familia ha tenido y tiene una estrecha relación desde hace muchos años. Con esta nueva visita, gracias a la invitación del Presidente de la República Portuguesa, deseamos contribuir a que los vínculos de amistad y cooperación entre España y Portugal continúen por el buen camino y, en lo posible crezcan y se intensifiquen en beneficio de ambos. Por ello queremos rendir un homenaje cálido y de gratitud a todos los españoles residentes en Portugal que han contribuido a estrechar lazos de afecto y amistad con este país tan querido.

El alcance de nuestros intercambios culturales, educativos, económicos, comerciales y políticos no ha dejado de ampliarse en los últimos años, dando lugar a un verdadero hermanamiento hispano-portugués.

Nos consta que la colonia española afincada en Portugal no ha dejado de crecer en losúltimos años. Esto se debe, en una parte muy importante, a la incorporación de cuadros directivos españoles, tanto en empresas portuguesas como en las españolas que se han establecido aquí recientemente. Estoy seguro de que habéis sido recibidos con la hospitalidad que aquí saben ofrecer y de que con vuestra actividad profesional y empresarial contribuís al desarrollo de nuestras respectivas sociedades.

El alcance de nuestros intercambios culturales, educativos, económicos, comerciales y políticos no ha dejado de ampliarse en losúltimos años, dando lugar a un verdadero hermanamiento hispano-portugués. En estos tiempos de crisis debemos esforzarnos por conseguir que esos intercambios se consoliden e incluso sigan creciendo.

Quiero aprovechar la ocasión para expresar nuestro reconocimiento a las instituciones que contribuyen a articular la comunidad española en Lisboa y a estrechar los lazos entre sus miembros. En elámbito educativo, tanto el Instituto Español como el Instituto Cervantes siguen teniendo un prestigio creciente, prueba del interés que la cultura y el idioma español suscitan en Portugal. En elámbito social me alegra contar con la presencia de los representantes de la Casa de España, del Centro Gallego y de la Sociedad Española de Beneficencia, entidad, por cierto, tan querida por mi familia.

Asimismo, deseo hacer mención, dentro de este capítulo de reconocimientos a entidades más recientes, la Asociación de Profesionales Españoles de la Salud en Portugal, de la Red de Sanitarios Españoles en Portugal y de la Asociación de Mujeres Profesionales Españolas en Lisboa .

En definitiva, a todos vosotros y a los que no pueden estar hoy aquí os saludamos con todo cariño y con la alegría de compartir este tiempo. Os deseamos los mayoreséxitos en vuestros proyectos, en vuestra vida personal y profesional.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+