Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la presentación académica de las obras completas de José Ortega y Gasset

Madrid, 23.02.2012

Buenos días y gracias por vuestra invitación a este acto. Gracias a la Fundación José Ortega y Gasset-Gregorio Marañón que nos acoge, una institución que aúna en su nombre, en su vocación y en la excelencia de sus realizaciones el espíritu de dos de los más grandes pensadores de la España del siglo XX. La Fundación lleva a cabo una labor encomiable en elámbito de la cultura, la formación académica, la investigación y el debate intelectual; y no quiero dejar de subrayarlo y agradecerlo en esta ocasión. Nuestra profunda enhorabuena y todo nuestroánimo para que continúe con fuerza su extraordinaria trayectoria.

El motivo de esta convocatoria es la presentación de las Obras completas de don José Ortega y Gasset, una magnífica noticia para la cultura y el pensamiento español y en español. Si, por un lado, la figura de Ortega no necesita presentación, por otro su obra merece siempre todo el estudio, toda la difusión, todo el reconocimiento.

Las intervenciones que acabamos de escuchar nos han adentrado un poco más en el universo orteguiano. Verdaderamente la obra de Ortega y su "edificio conceptual" estimulan el interés y las reflexiones de pensadores, académicos, estudiantes y lectores. Por ello me gustaría referirme brevemente a algunos aspectos de su aportación y de su legado relacionados con nuestro presente y nuestro porvenir como personas y como sociedad.

Ortega fue un pensador integral "radicalmente adscrito", en sus propias palabras, a su Nación, España, y con una indudable vocación europeísta y americanista. Articuló una metafísica original de enorme altura ocupándose de la filosofía, la moral, la ciencia en su más amplio espectro, así como de la política y la historia junto al arte, la lengua y la literatura. Su prosa castellana, de singular calidad, ha incitado a pensar sobre cuestiones muy diversas, como el amor, la deshumanización del arte, la física cuántica o nuestro propio yo, nuestras vidas y circunstancias.

Ortega y Gasset —con Gregorio Marañón y otros pensadores españoles— propugnó la modernización de nuestra sociedad con una propuesta europeísta fundamentada en las virtudes de la democracia, la mejora de la educación y la extensión de la cultura y la justicia social dentro del marco europeo. No cabe duda de que con su ejemplo nos señaló las virtudes de un modelo de convivencia y de progreso que más adelante los españoles haríamos realidad, en el marco de nuestra actual Constitución.

Su visión del mundo y de la vida incorporó de un modo sustancial la variable temporal. Paraél el mundo estaría compuesto por el tiempo que hemos dejado a la espalda, por el tiempo que vivimos y por el tiempo que tenemos delante. De esta manera estamos obligados a pensar nuestro presente para ganar nuestro futuro pero, comoél mismo dijo,?el pasado es elúnico arsenal donde encontramos los medios para hacer efectivo nuestro futuro?. Y si queremos ganar ese porvenir tenemos que ser fieles a nosotros mismos.

Ortega y Gasset?con Gregorio Marañón y otros pensadores españoles? propugnó la modernización de nuestra sociedad con una propuesta europeísta fundamentada en las virtudes de la democracia, la mejora de la educación y la extensión de la cultura y la justicia social dentro del marco europeo. No cabe duda de que con su ejemplo nos señaló las virtudes de un modelo de convivencia y de progreso que más adelante los españoles haríamos realidad, en el marco de nuestra actual Constitución.

Al mismo tiempo el pensamiento de Ortega intentó entender la crisis de ese terrible momento histórico que fue la Europa de entreguerras y, por ello,?por ser un pensamiento de crisis?, puede ser hoy también de utilidad para reflexionar sobre nuestro propio tiempo, no exento de complejidades, retos y dificultades, algunos de ellos ya identificados y profundamente analizados con extraordinaria antelación y previsión por el filósofo español.

Ortega es sin duda una de las "cimas intelectuales" a las que podemos ascender mediante la lectura de su obra para, desde allí, otear nuestro horizonte. El maestro, el filósofo, continúa hoy ayudándonos a interpretar nuestra propia realidad y a impulsar nuestro mayor progreso a través de su herencia intelectual. La lectura de Ortega es siempre emocionante. Su pensamiento sugerente y estimulante?que podemos compartir o no? es en todo momento una invitación a plantearnos los temas de nuestro tiempo desde la solidez de una de las filosofías más lúcidas del pasado siglo, una filosofía que dialogó con los grandes pensadores de la historia y que bebió también de sus contemporáneos y de sus coetáneos.

Por todo ello felicito con la Princesa a la Fundación Ortega-Marañón y su Centro de Estudios Orteguianos que, junto con la editorial Taurus y con el apoyo del Banco Santander y de Telefónica, han publicado esta magna y excelente edición de las Obras completas de don José Ortega y Gasset. Enhorabuena de corazón a todos los que habéis participado.

No cabe duda de que editar a los autores más importantes e influyentes de nuestra tradición es contribuir, desde un generoso e inteligente mecenazgo, a realzar nuestra cultura, nuestra lengua, y así mantener vivo su legado que es parte de nuestra historia. Invertir en nuestra cultura y en el conocimiento de nuestros clásicos es invertir en el futuro de nuestra sociedad.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+