Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el Encuentro Empresarial España-Vietnam

Vietnam(Hanoi), 21.02.2006

S

eñor Vice Primer Ministro,Señores Ministros,Señoras y Señores,

Es para mí una gran satisfacción poder pronunciar  estas palabras con ocasión de este Encuentro  Empresarial España-Vietnam, que se celebra coincidiendo con este mi primer Viaje de Estado a este hermoso y gran país.

Un Viaje con el que España desea tender nuevos puentes de amistad, entendimiento y cooperación con Vietnam, al tiempo que  consolidar los lazos que ya nos ligan con esta dinámica y pujante Nación asiática.

Me alegra constatar que el desarrollo de estas jornadas con la contraparte vietnamita esté siendo tan esperanzador como fructífero. 

Las características del desarrollo económico de nuestros dos países abren importantes oportunidades a la cooperación empresarial.

España es una Nación moderna, dinámica y abierta, que registra elevadas tasas de crecimiento a nivel europeo, y con sectores punteros a nivel mundial que - por la alta calidad de sus productos y servicios- participan de forma activa en la creciente apertura e internacionalización de nuestra economía. 

Es mucho, asimismo, lo que se ha dicho y escrito sobre el crecimiento de la economía vietnamita en los últimos años, el más alto en la Región tras el de China, impulsado por un amplio programa de reformas.

Unas reformas que han conducido a hitos tan importantes como la nueva legislación sobre inversiones, licitaciones internacionales o de propiedad intelectual.

Me consta, Señor Vice- Primer Ministro, vuestro destacado papel en ese proceso, así como en el diálogo con los principales donantes y socios comerciales de Vietnam.

Un elemento importante del citado programa es la apertura de nuevos sectores a las empresas extranjeras, sectores en los que éstas pueden competir o formar empresas mixtas con compañías vietnamitas.

Esta es una de las novedades del Plan Quinquenal de Desarrollo, que se ha fijado como prioridades los ámbitos de las infraestructuras, la producción energética y las  telecomunicaciones.

En suma, el envidiable crecimiento económico de Vietnam, su enorme potencial y su proceso de reformas, están animando a las empresas españolas a  apostar por el desarrollo económico y social de este gran país.

El previsible  ingreso de Vietnam en la Organización Mundial del Comercio incentiva el interés exterior por el mercado vietnamita.

En todo caso, la presencia de empresas españolas ya empieza a ser una realidad, especialmente en algunos sectores de gran potencial, como el energético y el turístico.

En esta reunión contamos con representantes de empresas de otros sectores, como la construcción de refinerías y el medioambiental, que también han comprendido el potencial económico de  Vietnam y están dando pasos concretos para cooperar y participar en su desarrollo.

Deseo animar a todos los presentes a analizar estas expectativas, para poder trabajar y colaborar en beneficio mutuo. Señoras y señores,

El Plan de Acción para Asia, de mi Gobierno, junto con la renovación de los Protocolos financieros, nos proporcionan las bases para cumplir el objetivo de incrementar la presencia de España en Asia, y muy concretamente en Vietnam.

En este sentido, mucho me alegró ayer la firma del Acuerdo para la Protección y Promoción Recíproca de Inversiones. Un Acuerdo que viene a otorgar un respaldo adicional a los negocios conjuntos, que ya se benefician del Acuerdo para evitar la Doble Imposición firmado el año pasado.

Confío en que esta Visita de Estado y esos avances convencionales, ayuden a promover y afianzar nuestra presencia económica y comercial en Vietnam.

Señoras y Señores,

Los éxitos alcanzados, nos llevan a animar a las autoridades vietnamitas a continuar por la senda de las reformas y de la aplicación de la nueva legislación que conlleva.

No puedo acabar mi intervención sin agradecer la colaboración de todas las instituciones,  que nos han ayudado en la organización de estas jornadas empresariales. Quiero mencionar, muy especialmente, al Ministerio de Planificación e Inversiones, a la Cámara de Comercio e Industria y a la EuroCham, sin olvidar al Banco Mundial, al Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo y a la Delegación de la Comisión Europea en Hanoi.

Antes de concluir, quiero expresar el firme deseo de que este Encuentro  resulte especialmente útil a todos los participantes, y redunde en el fortalecimiento de la amistad y cooperación entre Vietnam y España. Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+