Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias ante la colectividad española residente en Chile

Santiago de Chile, 23.11.2011

Muy buenas tardes a todos,

En primer lugar quiero deciros que os agradecemos de todo corazón que hayáis venido hoy al Estadio Español a este encuentro en el que la Princesa y yo os saludamos con todo nuestro cariño y os transmitimos el afecto profundo de la Corona y del pueblo español.

En mi anterior visita a Chile, con ocasión de los actos de toma de posesión del Presidente Sebastián Piñera, pude conversar con muchos de vosotros en este mismo lugar, cuando todavía se dejaban sentir los efectos del devastador terremoto del 27 de febrero de 2010. Hoy tengo nuevamente la oportunidad, esta vez con la Princesa, con motivo de esta Visita Oficial, de volver a disfrutar de vuestra compañía, de volver a sentir vuestro afecto, y de poder conocer de vosotros mismos, nuestros compatriotas en Chile, vuestras experiencias de vida en este país hermano. Gracias de verdad. Estamos encantados de estar con vosotros.

Los españoles que hoy estáis aquí representáis a una colectividad diversa y plural, repleta de experiencias personales intensas, variadas y, esperamos que enriquecedoras. Algunos sois descendientes de familias españolas que llevan muchas décadas viviendo en Chile; otros habéis llegado más recientemente. A unos les movió el exilio o las circunstancias económicas; otros habéis venido para colaborar y participar en la expansión del intercambio comercial y empresarial entre nuestros dos países.

Pero siempre, independientemente del tiempo que llevéis en Chile o de los motivos de vuestra venida, habéis sabido conservar la memoria y las tradiciones de vuestras tierras de origen en nuestra gran España. Y esto es algo que, os confieso, nos conmueve en lo más hondo. Por eso quiero que sepáis, cada uno de vosotros, que os tenemos en nuestro permanente recuerdo. Los españoles que vivís fuera de España sois una parte fundamental de nuestra Patria. Así es y así lo sentimos. Os pido que no lo olvidéis nunca.

Los españoles que vivís fuera de España sois una parte fundamental de nuestra Patria. Así es y así lo sentimos. Os pido que no lo olvidéis nunca.

Muchos de los presentes habéis vivido momentos muy importantes de la historia reciente de Chile. No solo eso: De hecho, habéis contribuido personalmente con vuestro esfuerzo, trabajo, dedicación y espíritu integrador al progreso de este gran país. Un país admirable que, con vuestra aportación, afronta aún con más decisión los desafíos del futuro. Habéis contribuido igualmente al impulso de las relaciones cada vez más estrechas entre nuestras dos Naciones. Por todo ello, otra vez, nuestro reconocimiento y la más cálida enhorabuena.

Queridos compatriotas,

Nos encontramos hoy la Princesa y yo con una colectividad amplia, cohesionada y articulada en un abanico de instituciones y organizaciones que se extienden por todo Chile, desde Arica hasta Punta Arenas. Os habéis dotado de magníficos espacios de encuentro, de asistencia mutua, de participación deportiva y cultural y de hermandad. En este contexto, la Asociación de Instituciones Españolas en Chile desempeña sin duda una tarea integradora extraordinaria que queremos subrayar, animar y felicitar.

Este Estadio Español que nos acoge es precisamente un magnífico ejemplo de esa red de entidades depositarias de las costumbres, tradiciones y vivencias de nuestros compatriotas, y encarna la diversidad de una España dinámica y moderna que se proyecta en Iberoamérica y en Chile a través de vosotros.

España goza de una presencia intensa y creciente en Chile, fruto no sólo de la Historia y los valores comunes, sino de una actividad empresarial e inversora muy destacada a la que hay que sumar proyectos culturales y sociales compartidos. Vuestra aportación a esa presencia es clave porque formáis parte indispensable y activa de ese entramado de afectos, de relaciones personales y de legítimos intereses.

Animamos con toda nuestra fuerza a las jóvenes generaciones a que mantengáis e impulséis aún más esa solidaridad y ese compromiso entre los españoles residentes en Chile, y a que hagáis sostenible y permanente el esfuerzo por mantener las instituciones creadas por vuestros mayores.

Porúltimo, solo nos queda reiteraros en esta ocasión el saludo cálido de Sus Majestades los Reyes y los sinceros deseos de felicidad para todos. Nos encantará ahora hablar con vosotros de una manera más directa e informal.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+