Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el Acto de Apertura del Curso de las Reales Academias

Madrid, 18.10.2011

E

l Alto Patronazgo de las Reales Academias me permite cumplir el honroso deber de abrir el Curso de las Doctas Corporaciones que integran el Instituto de España.

Muchas gracias a cuantos nos acompañáis, por vuestro recibimiento y por las palabras que habéis querido dirigirnos.

Este solemne Acto me brinda una nueva oportunidad para reiterar el permanente compromiso de la Corona con nuestras Reales Academias, tan necesarias para seguir impulsando la excelencia en las Ciencias, las Humanidades y las Artes en nuestro país.

Igualmente, pongo de relieve una vez más mi reconocimiento y respaldo personal a la labor de todos los integrantes de estas Corporaciones.

Mi gratitud, junto a la Reina, a todas ellas y a sus Académicos, por la investigación, los foros y las publicaciones que promueven, así como por su labor de acicate para las jóvenes generaciones.

Nuestro agradecimiento se dirige ahora, en particular, a la Real Academia Española que hoy nos acoge.

Esta Casa, en la línea de todas las Reales Academias, ha sabido tender sólidos puentes de diálogo con nuestra sociedad y con el mundo.

El ingente trabajo impulsado y compartido por esta institución y las otras veintiuna Corporaciones que integran la Asociación de Academias de la Lengua Española, aflora en obras de tanto calado como el Diccionario, la Nueva Gramática o la Ortografía.

Estos grandes códigos refuerzan día a día la unidad del español como instrumento de comunicación universal.

Así, el apoyo de la Academia a nuestro idioma común es un servicio que potencia las aptitudes, el talento y la proyección de cada español y de la entera comunidad hispanohablante.

De hecho, el conjunto de cualidades que marcan la actividad de las Reales Academias, tiene especial relevancia en nuestro mundo competitivo y globalizado.

Justamente cuando avanzamos con rapidez hacia la sociedad del conocimiento, el pacto entre saber y responsabilidad social que las Reales Academias representan, potencia el trabajo unido de los españoles, para superar retos actuales y asegurar juntos el futuro.

Con la convicción de que también este año sabréis definir y reforzar iniciativas que estimulen el progreso intelectual, social y económico de nuestra Nación, declaro inaugurado el curso 2010- 2011 de las Reales Academias del instituto de España.

Muchas gracias

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+