Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la cena del XVI Foro España-Estados Unidos

Oviedo, 03.06.2011

Buenas noches a todos. Señoras y Señores. Good evening. Ladies and Gentlemen.

The Princess joins me in thanking the organizers of this 2011 United States-Spain Forum edition for their generous invitation. It is indeed a great pleasure to share this evening with you, participants and guests of an event that brings together so much of what is sound and hopeful in the relationship between Spain and the United States of America.

Nuestra gratitud se dirige asimismo a Oviedo, la querida capital del Principado de Asturias, por su entrañable hospitalidad hacia todos nosotros y especialmente hacia quienes han viajado a España para esta ocasión. Permítanme que yo les de también mi más cordial bienvenida. Confío en que hayan podido sentir el afecto de los asturianos y los demás españoles hacia el pueblo de los Estados Unidos.

Se trata de un sentimiento que comparto muy profundamente al igual que me agrada subrayar mi convicción personal sobre la importancia de nuestras relaciones bilaterales en todos los campos, para continuar construyendo un futuro más seguro, próspero y estable para nosotros mismos, para Europa y para el mundo entero. Es sólida y profunda la mistad de España con su gran Nación. Somos aliados; compartimos una parte fascinante de la Historia, muchos intereses y valores; y admiramos también en el pueblo americano su vitalidad y generosidad.

Esta noche deseo dedicar un cálido homenaje al grupo distinguido de españoles y estadounidenses que, hace dieciséis años, decidieron volcar sus esfuerzos profesionales y personales para reforzar en todo lo posible las mejores relaciones entre los Estados Unidos y España. Buscaban intensificar el conocimiento mutuo y proyectar en cada uno de los dos Estados una imagen más clara y rica del otro. Muchos de aquellos líderes se encuentran en este Acto. Les expreso todo nuestro agradecimiento. Su iniciativa y dedicación son prueba de sus servicios a este Foro así como a nuestros dos países.

Saludo igualmente con particular afecto al Senador Robert Menéndez y a Don Juan Rodríguez Inciarte. Ambos han asumido esa herencia valiosa con el entusiasmo que requiere el flujo inmenso y creciente de intercambios humanos y materiales entre nuestras dos grandes Naciones.

Esta tarde en Gijón, hemos inaugurado una magnífica exposición sobre Gaspar Melchor de Jovellanos, por cumplirse el Bicentenario de su muerte, hijo eminente de Asturias que simboliza la esencia del ilustrado español del siglo XVIII. En cierto modo los fundadores y miembros de este Foro reflejan, comoél, una confianza sólida en las renovadas posibilidades de progreso, que el trabajo y el conocimiento brindan a España con sus socios y amigos del mundo entero. Jovellanos no podía haber sido más lúcido hace más de dos siglos.

Como recientemente destacaba Don Antonio Garrigues, el Consejo -o, mejor dicho, los Consejos- pueden aunar las esferas pública y privada en favor de una causa. Podría decirse que el entorno globalizado al que pertenecemos lleva a explorar nuevas formas de trabajo, en que empresas y Administración, o Administración y empresas, van de la mano. Esa colaboración potencia la capacidad de asumir los grandes desafíos y crisis del mundo actual.

Éste es también un momento para recordar un periodo destacado, muy conocido y analizado, de nuestro pasado reciente. Hace treinta años, en medio de otra grave crisis económica, España consiguió llevar a buen puerto el proceso de transformación quizá más completo de su ya larga Historia. Suéxito creó el llamado "modelo español de Transición", que supuso un referente para las nuevas democracias de Europa Central y Oriental y para tantos otros países en América Latina y más recientemente en la ribera sur del Mediterráneo.

Sin duda, hoy la sociedad española cuenta asimismo con activos suficientes para superar gradualmente las dificultades actuales así como el impacto de la crisis económica y financiera. Una de nuestras grandes fortalezas se encuentra, desde luego, en tantas empresas españolas que han logrado convertirse en actores globales, lo que les permite resistir los embates de la crisis y seguir progresando. Muchas de las aquí presentes se adentraron en el mercado de los Estados Unidos después de crecer en otros países de Europa y de Iberoamérica. En consecuencia, han sido protagonistas de los profundos cambios vividos más recientemente en las relaciones empresariales hispano-norteamericanas.

La piedra angular de nuestro progreso se halla en la valía de nuestro factor humano con la preparación profesional, profundo sentido de responsabilidad y la capacidad de nuestros empresarios y técnicos altamente cualificados, de nuestros trabajadores, comerciales, administrativos y personal de servicio. El gran reto es que eso siga siendo así, potenciando al máximo nuestro sistema educativo, universitario y de formación Profesional.

Ahora mismo, mientras os dirijo estas palabras, empresas españolas generan energía en Dakota del Sur, Colorado, Pennsylvania o Nevada; prestan servicios financieros en Alabama y Texas, Massachusetts o Nueva Jersey, y asumen responsabilidades fundamentales en elámbito de los transportes de Illinois, Indiana y Florida, o en el sector farmacéutico de California.

A lo largo de los treintaúltimos años España ha vivido, como decía antes, probablemente el proceso de modernización más rápido y profundo, más amplio y estable, de nuestra historia gracias a las reformas, apertura y liberalización económicas; gracias también al proceso de integración y convergencia en la Unión Europea; así como debido a la concentración de nuestros esfuerzos en la construcción de modernas infraestructuras, servicios públicos y redes de comunicación; y finalmente también contando con el esfuerzo constante por sostener un sistema efectivo de redistribución de riqueza y bienestar social.

Pero sobre todo la piedra angular de nuestro progreso se halla en la valía de nuestro factor humano con la preparación profesional, profundo sentido de responsabilidad y la capacidad de nuestros empresarios y técnicos altamente cualificados, de nuestros trabajadores, comerciales, administrativos y personal de servicio. El gran reto es que eso siga siendo así, potenciando al máximo nuestro sistema educativo, universitario y de formación Profesional.

Como es evidente, en algunos sectores España se encuentra entre los países más avanzados del mundo. Las energías renovables, a las que el Foro va a dedicar una sesión específica, son uno de ellos. Un campo en el que podemos ampliar mucho más nuestra colaboración; como también en el desarrollo sostenible -el llamado "crecimiento verde"-, que puede abrir enormes oportunidades de empleo, innovación y bienestar a aquellos países que sepan aprovecharlas.

Vais a hablar también de innovación, del conocimiento científico y técnico aplicado a los bienes y servicios que nuestras compañías ofrecen en el mercado, como apuesta obligada si queremos competir y mantenernos en la vanguardia del progreso. De hecho, son muchas lasáreas de innovación en las que los Estados Unidos y España ya trabajan juntos y muchas más aquéllas en las que podemos cooperar en el futuro. Esta tendencia se ve reforzada por muchos investigadores españoles del más alto nivel que se han formado en los Estados Unidos. Os animo a poner en marcha nuevos proyectos empresariales y de investigación conjuntos, exigentes y capaces de estimular el mejor progreso.

Sabemos que la Fundación presta asimismo un interés especial a la importante comunidad hispana de los Estados Unidos. Felizmente, las raíces hispanas de la sociedad y la cultura estadounidenses son cada vez más conocidas, en buena medida gracias a la labor incansable de personalidades como la del Secretario Ken Salazar o la del Senador Menéndez.

El Secretario Salazar presentó hace pocas semanas el informe final de la Comisión Bipartidaria que recomienda la creación en el Mall de Washington de un Museo Nacional sobre cómo la comunidad hispana refuerza la Nación americana. Celebramos esta iniciativa y compartimos con la Comisión Bipartidaria la certeza de que un mejor conocimiento de la historia y las aportaciones de esta vibrante comunidad iluminará la Historia de los Estados Unidos en beneficio de todos.

A este respecto, en 1968 el Presidente Lyndon B. Johnson propuso al Congreso la celebración de la Semana Nacional de la Herencia Hispana, y veinte años más tarde, en 1988 el Presidente Reagan la amplió a un mes. Con este Museo Nacional se dará un paso más en el reconocimiento de la diversidad y la riqueza de la sociedad norteamericana, así como de la grandeza de los Estados Unidos.

I am confident that the work this 16th Forum is going to carry out will be a success, thanks to the background that the United States and Spain have in common; thanks also to the immense prospects opening up before us, and the high interest Americans and Spaniards show in further strengthening their ties.

And now would you please join me in raising your glasses to the friendship between Americans and Spaniards; between the United States and Spain.

Les propongo por todo ello que levantemos nuestras copas para brindar por la profunda amistad entre estadounidenses y españoles, entre los Estados Unidos y España.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+