Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la entrega del XIII Premio CODESPA

Madrid, 21.12.2009

C

on perseverancia y buen hacer hemos llegado a la XIIIª edición de los Premios CODESPA. Enhorabuena: digo "hemos" porque, como Presidente de Honor de vuestra Fundación, me siento muy cercano de este proyecto.

Estos Premios nacieron con el objeto y anhelo de reconocer, potenciar e incentivar la labor social que desarrolla el sector empresarial, que es sin duda un actor y un interlocutor indispensable a la hora de dar respuestas adecuadas a muchos de los problemas que afectan a una parte importante de la sociedad.

Compañías, colectivos de empleados y comunicadores como los que hoy galardonamos, son prueba de que este empeño solidario da sus frutos. A todos los premiados, así como a los finalistas, quiero transmitir mi más cordial felicitación. También creo justo reconocer y agradecer a quienes han presentado sus candidaturas; así como a las Administraciones Públicas, empresas, periodistas y ciudadanos que, con su generosidad, impulsan cada día estas iniciativas. Con el apoyo de todos ellos son muchas las personas que han podido disfrutar de nuevas oportunidades.

Gracias al impulso dado a la Responsabilidad Social Corporativa, -por la que CODESPA apostó cuando no parecía más que una utopía-, sociedad y empresa han encontrado otro espacio de diálogo y encuentro desde el que poder afrontar mejor los complejos retos del mundo actual. Año tras año nos reafirmamos en el convencimiento de que el beneficio económico y la cuenta de resultados no están reñidos con la responsabilidad social, ni con la búsqueda altruista de soluciones a los desafíos del presente.

Vivimos tiempos difíciles, de particular incertidumbre para muchas personas. Y en este contexto cobran toda su importancia las iniciativas como la que representan estos Premios. Porque nos ofrecen la ocasión de hacer más visible el trabajo desinteresado de cuantos ponen toda su profesionalidad al servicio de los demás para contribuir a paliar las consecuencias de la grave crisis económica, muy especialmente en aquéllos a quienes más afecta.

Como he podido constatar desde hace más de tres lustros -y siguiendo los pasos de mi abuelo, el Conde de Barcelona-, el quehacer de CODESPA ofrece numerosas posibilidades a sus beneficiarios. Con conocimiento de causa puedo decir que una de las cualidades que ha caracterizado a vuestra organización desde su origen es la confianza en la persona y en sus capacidades. Ponéis en manos de las comunidades más desatendidas las herramientas necesarias para que puedan convertirse en protagonistas activos de su propio desarrollo. Apostando por la generación de empleo como elemento transformador y dinamizador de la sociedad, CODESPA crea, en definitiva, nuevas oportunidades de progreso.

En suma, el fortalecimiento del tejido empresarial en los países en vías de desarrollo es una de las metas distintivas de vuestra organización que no quiero dejar de subrayar. Por esta vía facilitáis que aquéllos con menos recursos sean capaces de alcanzar, con iniciativa y responsabilidad, el mayor bienestar para sus familias y colectividades. Os animo a que sigáis profundizando en estas líneas de trabajo.

En este sentido fue un acierto que CODESPA decidiese ampliar el año pasado las ya tradicionales categorías de sus Premios -"Empresa Solidaria" y "Voluntariado Corporativo"- con la de "Periodismo para el Desarrollo". Los medios de comunicación resultan claves para fomentar la solidaridad en el conjunto de la sociedad. Por ello los comunicadores son aliados fundamentales de la labor de CODESPA. Hoy valoramos también el trabajo de aquellos periodistas que, desde el ejercicio de su profesión, apuestan por ayudar a construir un mundo más justo y equitativo.

Y este año habéis incorporado asimismo a vuestros Premios otra nueva categoría: la de "PYME Solidaria". Las pequeñas y medianas empresas, auténticos motores de la economía, no sólo son generadoras netas de empleo, sino que, cada vez más, impulsan labores sociales de manera desinteresada y discreta. Aplaudimos su activo y eficaz esfuerzo, y el gran papel que desempeñan. A todas ellas, nuestra gratitud.

Los Premios CODESPA enaltecen pues el trabajo generoso de ciudadanos y entidades que luchan contra la pobreza. Unidos y con espíritu emprendedor, todos los agentes públicos y privados contribuyen a superar las dificultades que afectan a gran parte de la población mundial.

Señoras y señores, queridos amigos,

La Fundación CODESPA cumplirá 25 años en 2010. Podéis sentiros orgullosos de su trayectoria, pues en este cuarto de siglo lleno de logros en favor de los más necesitados, vuestra innovadora organización ha marcado una diferencia muy positiva en la vida de miles de personas. Mi más calurosa enhorabuena a todos los que formáis parte del equipo de CODESPA, porque con vuestra labor estáis contribuyendo a hacer de este mundo un lugar más cálido y humano, donde cada uno puede tener una oportunidad.

Feliz Navidad a todos, y muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+