Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la cena ofrecida por Sus Excelencias el Presidente de la República de Malta y la Sra. de Abela

La Valeta, 25.11.2009

S

eñor Presidente,

Me siento muy feliz de encontrarme en Malta, y disfrutar de su singular belleza, de sus tesoros monumentales y artísticos, así como, sobre todo, de la hospitalidad de sus ciudadanos.

Muchas gracias por esta invitación y afectuosa acogida junto a Vuestra esposa así como por Vuestras generosas palabras en esta agradable cena con motivo de mi primera Visita a estas maravillosas islas.

Desde mi llegada he podido contemplar los atractivos de esta magnífica ciudad de La Valeta, declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, de la que se prendó el Duque de Rivas, gran poeta y dramaturgo español.

Nuestros dos países están ligados por una historia multisecular en torno al Mediterráneo, cuna de una variada y fructífera cultura, puerta de entrada y paso obligado de muchos pueblos.

Nuestras relaciones se asientan en un rico pasado común.

No es casualidad que el Rey-Emperador Carlos V cediera la isla a los Caballeros Hospitalarios de la Orden de San Juan de Jerusalén; ni que barcos de la escuadra española batallaran contra el asedio de Solimán el Magnífico a las costas de Malta; o que galeras maltesas lucharan al lado de las fuerzas navales españolas en la decisiva batalla de Lepanto.

Tampoco olvido que los arquitectos del Rey Felipe II ayudaran a fortificar esta ciudad de La Valeta.

Aún más, me alegra poder recordar que uno de los primeros textos literarios escritos en la admirable lengua maltesa que ha llegado a nuestros días, sea un soneto dedicado al español Nicolás de Cotoner.

En línea con esa tradición os agradezco que decidierais celebrar en la Capilla del Palacio Presidencial, por vez primera este año, la festividad de Nuestra Señora del Pilar, coincidiendo con el día de la Fiesta Nacional de España.

Éstos y tantos otros hechos son prueba evidente de la entrañable relación histórica que ha unido a nuestros pueblos, la base sobre la que sustentar un futuro de creciente amistad y cooperación.

Señor Presidente,

Nuestra relación histórica potencia los lazos entre Malta y España como socios en el proyecto de integración europea basado en los valores de la democracia, la defensa de los derechos humanos y el Estado de Derecho.

La incorporación a la Unión Europea ha favorecido sin duda la modernización y la prosperidad de España.

En unas semanas España va a asumir su cuarta Presidencia del Consejo de la Unión Europea en un momento particularmente significativo para el futuro del Continente.

Lo va a hacer apoyada en el nuevo marco institucional del Tratado de Lisboa, cuyo desarrollo inicial nos corresponderá gestionar, con nuevos instrumentos para hacer más eficaz nuestra integración y para lograr que Europa se convierta en un verdadero actor global.

Una de nuestras prioridades será avanzar hacia la superación de la grave crisis económica y financiera que padecemos. La revisión de la "Estrategia de Lisboa" para el periodo posterior a 2010 debe permitirnos un crecimiento más sólido y sostenible, así como la generación de empleo, basada en la formación y en una firme apuesta por la innovación y el respeto al medio ambiente.

Otro de los ejes fundamentales de nuestra Presidencia será mejorar la coherencia, eficacia y visibilidad de la acción exterior de la Unión, con especial atención a nuestras relaciones con nuestros vecinos mediterráneos.

Todo ello, junto a un desarrollo armónico del Pacto Europeo de Inmigración y Asilo y de un impulso decidido a la Unión por el Mediterráneo, basada en los conceptos de solidaridad, corresponsabilidad y codecisión.

Estoy convencido de que mi Gobierno podrá contar con el apoyo del Gobierno de Malta para alcanzar estos objetivos.

Señor Presidente,

España es consciente de la labor que Malta ha venido realizando durante muchos años a favor del Mediterráneo y del desarrollo del diálogo en la región. Recuerdo con afecto la Visita Oficial, que Vuestro predecesor, el Presidente Fenech Adami realizó a España en 2005, así como las reflexiones sobre el diálogo interregional que mantuvimos.

Es de destacar también la valiosa contribución de la delegación maltesa encabezada por otro de sus Presidentes, Guido de Marco, a la creación y desarrollo del Proceso de Barcelona.

Al mismo tiempo, la recientemente inaugurada Oficina de Enlace entre la Comisión Europa y la LigaÁrabe, es una muestra palpable de esta vocación europea y mediterránea de Malta, que apoyamos y compartimos.

Señor Presidente,

No son pocos los desafíos de este mundo globalizado que afrontamos. Es prioritario que los países europeos y los países mediterráneos, tanto los de la ribera norte como los de la ribera sur, unamos fuerzas para asegurar la paz, el desarrollo y el bienestar de la región.

Retos como el conflicto de Oriente Medio, la inmigración ilegal, el medio ambiente y el cambio climático merecen toda nuestra atención y nuestro compromiso político.

Hoy ambos países estamos firmando varios acuerdos y memorandums enáreas en las que existe un interés común y que promoverán nuestra rica y fructífera relación bilateral.

Estoy convencido de que servirán para incentivar los vínculos entre nuestras sociedades y empresas.

Malta y España comparten una relación histórica, una apuesta estratégica por el Mediterráneo, y unas relaciones bilaterales estrechas, maduras y privilegiadas, con muchas posibilidades de futuro.

Por todo ello, levanto mi copa por Vuestra Excelencia y por Vuestra esposa, así como por la multisecular amistad de Malta y España.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+