Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el almuerzo con ocasión del XIV Foro España - Estados Unidos

Valencia, 10.10.2009

M

uy buenas tardes, y muchas gracias por vuestro cálido recibimiento. Es un verdadero placer volver a reunirme con el Foro España-Estados Unidos y verles a todos ustedes en la ciudad de Valencia, que les acoge por segunda vez en la historia del Foro y que nos recibe siempre con su espíritu mediterráneo; siempre dispuesta a apoyar la proyección de España en el Mundo, para el mayor entendimiento entre los pueblos y el avance del conocimiento humano.

Bien saben que desde los comienzos de este Foro sigo con especial interés sus trabajos; recuerden que yo terminé mis estudios de postgrado en la Universidad de Georgetown (WDC) el mismo año 1995 en el que se celebró la 1ª edición, en Sevilla. Desde aquella primera reunión hasta hoy hemos visto que nuestras respectivas sociedades civiles han profundizado sus relaciones entre si y las han extendido a nuevos sectores. Un proceso que en una parte muy importante se debe al esfuerzo y vocación de los miembros del Consejo España-Estados Unidos y del US-SPAIN Council. Por ello, quiero aprovechar esta oportunidad para reiterar mi especial aprecio y reconocimiento a su labor.

Año tras año se han desarrollado nuevas iniciativas en forma de seminarios, exposiciones o celebraciones y nuevos contactos entre instituciones públicas y privadas, entre destacadas personalidades, académicos, empresarios, jóvenes líderes y profesionales de ambos países, deseosos todos de promover la amistad hispano-norteamericana. Aumenta cada día la valoración y el mutuo conocimiento entre nuestras sociedades. Crece así la amistad, el afecto y la cooperación entre norteamericanos y españoles.

En ese contexto, nuestras relaciones empresariales tradicionalmente de un peso menor, también han adquirido un nuevo perfil y una dimensión sin precedentes que eleva la confianza para emprender más iniciativas conjuntas y cooperar más eficazmente en diversos sectores y lugares. Y a esto hay que sumar el auge tan notorio de la lengua española en tierras estadounidenses, donde adquiere cada vez mayor peso demográfico y económico.

En el curso de los dos viajes oficiales que este año hemos realizado la Princesa y yo a los Estados Unidos, hemos comprobado de cerca y con enorme satisfacción ese avance en nuestras relaciones.

El primer viaje en marzo pasado tuvo como destino Nueva York -acompañado por el Ministro de Industria, Turismo y Comercio y por una amplia delegación empresarial española- para promover la presencia de nuestras marcas y empresas en los Estados Unidos.

Un viaje que prosiguió en Washington donde, como Presidente de Honor del Real Instituto Elcano, tuve el placer de presidir una reunión con los principales centros de investigación y análisis norteamericanos. Además de una visita rápida a la querida GU, a la Cátedra que lleva mi nombre.

El segundo viaje nos ha llevado esta misma semana a Nuevo México y a Illinois con tres objetivos principales: representar a España en los actos conmemorativos del 400 Aniversario de la fundación de la ciudad de Santa Fe por la Corona Española; seguir en Albuquerque los trabajos de la Cátedra Príncipe de Asturias dedicada a las tecnologías de la información en la UNM y del NHCC (Centro Nacional de la Cultura Hispánica); e inaugurar la nueva sede del Instituto Cervantes en Chicago.

Dos viajes que, unidos a otros contactos y actividades, me han permitido en definitiva apoyar este año iniciativas relacionadas con cuatro de los principales ejes de las relaciones hispano-norteamericanas: el histórico-cultural, el lingüístico, el empresarial y las relaciones internacionales.

Es especialmente alentador comprobar cómo la opinión pública norteamericana va conociendo en mayor medida a aquellos españoles que fueron los primeros europeos en pisar amplias extensiones del actual territorio de los Estados Unidos, al tiempo que va tomando mayor conciencia de que muchas ciudades y monumentos históricos e instituciones son expresión viva y directa del rico legado cultural hispánico en aquel país. También sabe más del apoyo prestado por España a la Independencia norteamericana y por tanto se aprecia más.

Junto a ese rico sustrato histórico-cultural de cuño hispánico presente en los mismos orígenes de los Estados Unidos, hoy la amistad hispano-norteamericana se ve reforzada por los especiales vínculos que nos unen con la comunidad hispana, de creciente peso en la política, la economía y la cultura de aquel gran país.

A todo ello se añaden los valores, principios y numerosos intereses que nuestros dos países comparten como amigos cercanos, aliados y socios. De ahí, el enorme potencial de presente y de futuro que encierran nuestras relaciones bilaterales.

En elámbito internacional, son muchas lasáreas y cuestiones en las que la colaboración y el entendimiento entre Estados Unidos y España se estrechan día a día, tanto en el plano bilateral como en el multilateral. Desde Afganistán -en donde nuestro país aporta un significativo contingente-, hasta Oriente Medio, pasando por la lucha contra el terrorismo, el cambio climático, otros grandes objetivos de NNUU, o los trabajos del G-20 frente a la crisis económica internacional. Dentro de ese conjunto de temas, esta edición del Foro se centra en grandes capítulos como las energías renovables y las infraestructuras, la situación económica consecuencia de la crisis global e Iberoamérica.

A este respecto, cabe recordar que la primera cita de este Foro coincidió con el lanzamiento de la Agenda Transatlántica y que ahora nos encontramos en vísperas de una nueva Presidencia española del Consejo de la Unión Europea. Por ello, esta reunión ofrece una buena oportunidad para subrayar la voluntad de España de seguir trabajando con la Administración norteamericana para impulsar la comunidad transatlántica y establecer cauces de cooperación aún más estrechos y diversificados entre la Unión Europea y los Estados Unidos.

En el plano bilateral son muchas las posibilidades para fortalecer nuestros lazos culturales, académicos, económicos y comerciales.

España cuenta en los Estados Unidos con un creciente número de empresas de avanzada tecnología y gran prestigio internacional. Empresas que pertenecen a sectores de gran interés para dicho país como las energías renovables, los transportes y las infraestructuras, las finanzas o las telecomunicaciones.

Muchas de ellas ya han ejecutado o están desarrollando diversos proyectos, lo que explica que España fuera en 2007 el cuarto principal inversor extranjero en los Estados Unidos.

Tan amplio abanico de posibilidades debe reforzar la labor y entrega de este Foro para seguir acercando a nuestros empresarios, políticos, intelectuales, artistas y, en general, a nuestras sociedades civiles.

En este contexto cobran especial importancia los proyectos de la Fundación Consejo España-Estados Unidos y del U.S.-Spain Council, incluyendo los viajes, así como los intercambios de jóvenes líderes o de prácticas profesionales. No olvidemos que España es el segundo destino favorito a escala mundial, después del Reino Unido, de los jóvenes norteamericanos en el exterior atraídos por dos motivos: ampliar estudios y aprender la lengua española.

Otro campo en el que la Fundación ha tenido iniciativas muy fructíferas es la investigación y difusión de nuestro legado histórico y cultural en los EEUU. Un más profundo conocimiento recíproco y la mejora de las respectivas imágenes de España en Estados Unidos y de Estados Unidos en España son objetivos prioritarios e irrenunciables. En este marco quiero mencionar la gran labor de la Hispanic Society of America merecidamente galardonada hace escasos días por este Consejo con el?Premio Bernardo de Gálvez? por el que la felicitamos.

Gracias de nuevo por su invitación y muchoséxitos en sus trabajos. Concluyo pidiendo que levantemos nuestras copas por el objetivo primordial que aquí nos reúne: la creciente y sólida amistad entre estadounidenses y españoles, entre los Estados Unidos de América y España.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+