Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la recepción ofrecida por el Excmo. Primer Ministro de Australia, Sr. Kevin Ruud

Canberra, 24.06.2009

S

eñor Primer Ministro,

Señor Líder de la Oposición,

Señoras y señores,

En esta sede parlamentaria, símbolo de los valores democráticos que compartimos, deseo transmitir un afectuoso saludo al pueblo australiano y agradecer, junto a la Reina, las amables palabras y la generosa acogida que nos han querido dispensar en nuestra segunda Visita de Estado a Australia.

Queremos expresar nuestra mayor admiración y afecto por este país atractivo e impresionante, con el que España desea reforzar su amistad y colaboración.

Pero, antes de continuar, permítanme reiterarles nuestro más profundo pesar por la tragedia vivida hace escasos meses en el Estado de Victoria, como consecuencia de tan devastadores incendios.

Incendios a cuyas víctimas mortales dedicamos un sentido homenaje. Tampoco podemos olvidar las duras consecuencias de las inundaciones que, casi simultáneamente, tuvieron lugar, Señor Primer Ministro, en su Estado natal de Queensland.

Junto a nuestra solidaridad ante los sufrimientos ocasionados por ambas catástrofes, quiero expresar nuestra admiración por la ejemplar capacidad de recuperación y reconstrucción del pueblo australiano.

Señor Primer Ministro,

Recordamos con especial agrado nuestra anterior Visita de Estado en 1988, en la que pudimos acercarnos a Brisbane, con motivo de la Exposición Mundial.

Han transcurrido veintiún años desde entonces, en los que Australia y España han vivido cambios de enorme calado en su afán por construir unas sociedades cada vez más prósperas y justas.

Gracias al esfuerzo de sus habitantes y a la buena gestión de sus responsables políticos, Australia ha logrado una mayor proyección internacional, ha alcanzado un indudable progreso, y disfruta de un altísimo nivel económico y social.

Por su parte, España se ha convertido en lasúltimas décadas en una Nación moderna, cada vez más abierta y más presente en el mundo, incluyendo la región de Asia-Pacífico.

Un país europeo, con estrechos lazos con Iberoamérica y el Mediterráneo, que presidirá la Unión Europea en el primer semestre de 2010. Nuestro progreso ha estado acompañado por un notable crecimiento, que sitúa a nuestro país entre las diez mayores economías del mundo.

Sobre esas bases y en estos años, Australia y España han logrado estrechar sus relaciones.

Junto a un creciente diálogo político, hemos conseguido un muy significativo incremento de nuestros lazos económicos, que explica el especial interés que despierta el Encuentro Empresarial Hispano-australiano que, el próximo viernes, tendré el placer de inaugurar en Sydney.

La llegada de importantes empresas españolas a Australia en losúltimos años, refleja una sincera apuesta por el futuro de este país.

El liderazgo español en energías renovables, la alta tecnología de nuestras empresas de defensa y aeronáutica, o la experiencia internacional de nuestras compañías de telecomunicaciones, construcción, infraestructuras, transportes o ingeniería, han tenido un papel clave en la mayor presencia de firmas españolas en este país, en alianza con empresas locales.

Así, en materia de gestión y tratamiento del agua, empresas españolas participan en la construcción de nuevas plantas desaladoras en Perth y Adelaida, para suministrar agua a miles de familias australianas.

En elámbito de la Defensa, nuestras Fuerzas Armadas trabajan codo a codo compartiendo riesgos y esperanzas en Afganistán.

También nuestras Marinas tienen por delante un interesantísimo escenario de cooperación, gracias a que hemos elegido el mismo tipo de buques para nuestras flotas.

La empresa española Navantia trabaja en equipo con los más destacados astilleros australianos en grandes programas navales para la Real Marina Australiana.

Esperamos que todos estos modelos de cooperación, beneficiosos para ambos países, puedan ampliarse y extenderse a otros sectores, subrayando así la relación privilegiada que estamos construyendo.

Me alegra asimismo constatar el renovado dinamismo que han adquirido nuestras relaciones culturales, que este año han contado con la llegada de importantes exposiciones de Dalí o de Buñuel.

En esteámbito, destaca el nuevo centro del Instituto Cervantes en Sydney que mañana vamos a inaugurar, creado para atender el creciente interés de Australia por la lengua y cultura en español.

Señor Primer Ministro, Señoras y Señores, Australia y España son hoy, en definitiva, dos grandes Naciones amigas, que comparten grandes valores, cooperan en importantes proyectos y aspiran a ampliar su colaboración.

Un objetivo que cuenta con mi pleno apoyo y que deseamos impulsar con esta Visita de Estado.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+