Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Intervención de Su Majestad el Rey en el almuerzo de clausura del Foro Empresarial Hispano-Neozelandés

Auckland, 22.06.2009

L

adies and Gentlemen,

Allow me a few words in English to thank, most sincerely, the Minister of Economic Development of New Zealand for his kind words of welcome, and to all of you for your presence at this luncheon closing the Spain-New Zealand Business Forum.

A Forum organized as part of our State Visit to this country, which is so dear to our hearts.

Antes de proseguir, permítanme reiterar mi más firme repulsa y condena por el brutal atentado terrorista perpetrado el pasado viernes en Vizcaya, que costó la vida al Inspector del Cuerpo Nacional de Policía, Don Eduardo Puelles García.

Junto al sentido homenaje que merece su vida de servicio a España, la Reina se une a mí para expresar de nuevo el más profundo sentimiento de pesar y afecto a su esposa, hijos y compañeros.

Acabamos de iniciar una Visita de Estado con la que España desea, no sólo subrayar la relevancia que atribuye a sus relaciones con este país amigo, sino explorar y promover nuevosámbitos y proyectos de colaboración bilateral.

La distancia que nos separa no ha impedido que florezca una creciente corriente de amistad entre nuestras dos Naciones. Una amistad y una simpatía basadas en la comunidad de valores que España y Nueva Zelanda comparten como democracias avanzadas.

La mayor cercanía de nuestros dos países se explica asimismo por disponer de dos economías modernas y abiertas, que ofrecen al mundo los frutos de una actividad empresarial dinámica e innovadora.

Por ello, quiero felicitar a los organizadores de este encuentro empresarial que, sin duda, habrá permitido sondear e identificar nuevas iniciativas y proyectos conjuntos, capaces de articular sinergias entre nuestros respectivos tejidos productivos.

La grave crisis que atraviesa la economía mundial debe ser un acicate para relanzar el crecimiento y la creación de empleo mediante una mayor cooperación económica y comercial entre los principales países del mundo y sus agentes económicos.

Por tamaño, nuestra economía figura entre las diez primeras del mundo. Nuestro país se sitúa, al mismo tiempo, en el séptimo lugar en cuanto al total de inversión directa extranjera recibida.

Ese fuerte crecimiento vivido por España en lasúltimas décadas, se debe en gran medida a la apertura de nuestra economía y a la intensa actividad internacional de nuestras empresas, que ocupan posiciones de liderazgo en muchos sectores y en todos los continentes.

Muchas compañías españolas acumulan grandeséxitos, no sólo en susáreas más tradicionales de actuación - Europa, América Latina y Mediterráneo-, sino también en los restantes mercados más exigentes del mundo.

Entre ellos, destaca la progresiva penetración empresarial española en los Estados Unidos o la más reciente y, sin embargo, ya importante actividad de compañías españolas en Australia.

Alentados por ese favorable desarrollo de nuestra presencia empresarial en esta región, estamos convencidos de que, junto a Nueva Zelanda y en beneficio mutuo, debemos aprovechar el potencial de desarrollo de nuestras relaciones bilaterales económicas y comerciales.

Destacadas empresas españolas cuentan con un avanzado know-how y con gran experiencia y prestigio internacional en sectores particularmente exigentes en recursos humanos y en I+D+i.

Me refiero a empresas de sectores como las energías renovables, las telecomunicaciones, las finanzas, las infraestructuras o los transportes, todos ellos debidamente representados en este encuentro empresarial.

Empresas españolas que desean estar más presentes en el Pacífico y con creciente interés las posibilidades que ofrece Nueva Zelanda. Un país amigo, con una economía sana, un marco regulatorio estable y estrechas relaciones con Asia.

También algunas empresas neozelandesas han comprendido la importancia de España como plataforma de acceso al mercado europeo y ya han dirigido inversiones significativas a nuestro país.

Unas empresas que, estoy convencido, son cada vez más conscientes del importante activo económico y comercial que representa el español como idioma de comunicación internacional, el tercero más usado en Internet, y la lengua materna de cerca de quinientos millones de habitantes.

Señoras y Señores,

Disponemos, en definitiva, de sólidas bases para lograr un salto cualitativo en la cooperación económica y empresarial entre Nueva Zelanda y España.

Por ello, estoy convencido de que los distintos proyectos que se hayan ido perfilando o alumbrando en este encuentro empresarial, permitirán estrechar la amistad hispano-neozelandesa y acercar a nuestros dos países cada vez más.

Con este espíritu, declaro clausurado el Foro empresarial España-Nueva Zelanda.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+