Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en el XX Aniversario de "Seniors Españoles para la Cooperación Técnica" (SECOT)

Madrid, 10.06.2009

M

ucho agradezco vuestro cálido recibimiento y las amables palabras que me habéis dirigido.

Vengo con mucho gusto a la sede de la Fundación Rafael del Pino para presidir este Acto de SECOT y felicitaros muy cordialmente en vuestro Vigésimo Aniversario, que subraya la juventud y la solidez de vuestra Asociación.

También quiero daros mi más cordial enhorabuena por la consolidación de esta iniciativa, que aglutina a ejecutivos jubilados para ofrecer -con generosidad y eficacia- a los más jóvenes, vuestros conocimientos y experiencia sobre la gestión empresarial.

SECOT demanda tres requisitos a sus interlocutores: carecer de recursos, tener un proyecto y sentirse capaz de realizarlo.

Por otra parte, aporta orientaciones basadas en tres grandes valores: saber, profesionalidad y estímulo.

Orientaciones definidas siempre por un sólido realismo. En efecto, vuestra Asociación no nació para suplantar al emprendedor, sino para ayudarle a tomar sus propias decisiones.

Pues bien, me satisface comprobar que habéis sabido lograr estos objetivos.

Más aún, en estos veinte años -en que he seguido vuestra actividad- SECOT ha mantenido los principios con que nació: por un lado, la naturaleza empresarial y voluntaria de esta Asociación; por otro, la magnanimidad y solidaridad de sus miembros.

De este modo, SECOT ha actuado como motor dinámico para la creación de puestos de trabajo y para conservarlos.

Al mismo tiempo, vuestra Asociación apoya con mano experta a empresas y emprendedores en la gestión de su presente y su futuro, también en tiempos de grave crisis económica, como los que vivimos, cuando arrecian y se ponen de proa los vientos de la vida empresarial.

Por ello, vuestro consejo ha dado alas tanto a la iniciativa empresarial, como a la necesaria asunción de riesgos, y a la búsqueda de la más alta calidad posible en cada caso.

En realidad, no sólo habéis transmitidoútiles técnicas, conocimientos y experiencias, sino un modo de hacer, presidido por virtudes claras y exigentes: honradez y lealtad, laboriosidad y tarea siempre bien acabada.

En suma, vuestro afán en estos veinte primeros años de esfuerzos y logros merece mi más cordial enhorabuena.

Agradezco, en particular, vuestro trabajo generoso y altruista, que facilita la mejor integración de los jóvenes y de los colectivos que más lo necesitan.

Os aliento a continuar esta labor, que beneficia a España y a nuestra entera sociedad. Un afán para el que podéis contar con todo el aliento, estímulo y afecto de la Corona.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+