Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la clausura de la Asamblea conmemorativa del XXV Aniversario de Confebask

Bilbao, 19.11.2008

M

ucho agradezco, ante todo, la invitación de la Confederación Empresarial Vasca para compartir con todos vosotros en esta gran ciudad de Bilbao, la clausura de la Asamblea conmemorativa del Veinticinco Aniversario de Confebask.

Muchas gracias también por vuestra cariñosa acogida y por las amables palabras dirigidas a la Corona y a mi persona.

Mi más afectuosa felicitación en este Aniversario a todas las personas y organizaciones que integran Confebask, a sus fundadores, sucesivos Presidentes, Directivos, empleados y trabajadores, con un muy especial recuerdo para quienes ya no pueden estar con nosotros.

No hace falta que os diga lo mucho que me alegra poder unirme a vosotros en este importante día.

Un día en el que quiero dedicaros un abrazo cargado de aprecio y gratitud por la gran labor desarrollada por Confebask a lo largo de su primer cuarto de siglo de andadura.

Veinticinco años de lógica satisfacción para una organización de gran prestigio y probada eficiencia como la vuestra, más aún cuando para llegar hasta aquí habéis sabido afrontar retos y dificultades.

Retos y dificultades que han puesto de relieve vuestra valía e inteligencia, así como vuestra capacidad de superación, adaptación y sacrificio.

Sois así los dignos continuadores de la más que centenaria y sólida tradición industrial del País Vasco, que ha forjado grandes empresas y empresarios esenciales para entender muchos de los hitos en el progreso económico y social de España.

Como Confebask, habéis cubierto una dilatada y valiosa trayectoria desde aquellos intensos y complejos años que os vieron nacer.

Una trayectoria con años de crisis y reconversión de vuestros sectores industriales tradicionales, y que siempre ha estado dominada por vuestra decisiva aportación a un periodo de modernización, de crecimiento, de diálogo social y de mejora del bienestar, sin precedentes en nuestra Historia.

Un periodo también marcado por nuestra plena incorporación al proyecto de integración europea, y por una creciente presencia internacional de nuestras empresas en muchos sectores punteros, dos procesos en los que habéis desempeñado un muy importante papel.

Ha sido, en definitiva, mucho el trabajo y el esfuerzo desplegados, hasta alcanzar hoy un grado de eficacia y madurez del que os podéis sentir legítimamente orgullosos.

Por todo ello, quiero expresaros el vivo reconocimiento que merece vuestra capacidad de iniciativa y liderazgo, así como vuestra gran contribución al desarrollo, a la prosperidad y a la competitividad de esta muy querida tierra vasca y del resto de España.

Un reconocimiento que explica la evidente deuda de gratitud que la sociedad vasca, y toda la sociedad española tienen contraída con vosotros, con vuestro destacado ejemplo de tesón, dinamismo y buen hacer.

Gratitud por el esfuerzo cotidiano de miles de pequeñas, medianas y grandes empresas que conforman el denso tejido empresarial vasco.

Gratitud hoy en particular a la labor de Confebask que ha demostrado una implicación tan activa en el progreso y desarrollo colectivos, junto con la CEOE y otras asociaciones empresariales.

Dejadme subrayar algunas de las cualidades que os distinguen en el cumplimiento de vuestro papel en la vida pública, económica y social vasca y del conjunto de España.

Cualidades que parten de una dilatada cultura industrial, con una inteligente asunción del valor del riesgo y del esfuerzo que impone la globalización, atendiendo a sus crecientes exigencias de formación, de competitividad, de innovación, de avance tecnológico y de sostenibilidad frente al deterioro medioambiental.

Contando con vuestra labor y visión de futuro, hemos ido avanzando en el desarrollo de un país que ha sabido crecer y progresar por encima de los obstáculos, con el necesario apoyo de las distintas Administraciones públicas, de las organizaciones sindicales, de los trabajadores y del conjunto de la sociedad.

Al celebrarse vuestro Veinticinco Aniversario quiero subrayar hasta que punto la Corona y toda España, reconocen y valoran de forma muy especial la determinación y el coraje con los que el empresariado vasco viene afrontando, de forma individual y colectiva, las intolerables amenazas y extorsiones del terrorismo, padeciendo a menudo en carne propia, junto a tantas otras víctimas, las terribles consecuencias de sus cobardes atentados.

En este foro quiero dedicar mi recuerdo emocionado a los empresarios vascos víctimas de la barbarie terrorista, y expresar mi plena solidaridad y apoyo a sus familias y a cuantos, en el ejercicio de sus responsabilidades profesionales y ciudadanas, ven cercenados sus derechos y libertades básicas por la lacra del terrorismo.

Tengo la profunda convicción de que con la debida unidad de todos los demócratas, contando con todos los instrumentos del Estado de Derecho y de la cooperación internacional, podremos ganar definitivamente la batalla al terrorismo, a su fanatismo y a su intolerancia.

Vivimos unos momentos marcados por los nuevos desafíos y turbulencias que afectan a nuestra economía y a las de los principales países del mundo.

Una situación que nos afecta a todos y cuya superación, más allá de los instrumentos y reformas que se adopten, implica el esfuerzo de todos, de los poderes públicos, de los operadores económicos, de los agentes sociales y de la sociedad en su conjunto.

Mucho agradezco y valoro, por ello, la eficacia y el compromiso que siempre habéis demostrado, en la superación de dificultades e incertidumbres, guiados por el noble afán de contribuir a la apasionante tarea de promover el progreso del País Vasco y del conjunto de España.

Tengo, como vosotros, plena confianza en la voluntad y en la capacidad de España para proseguir el largo período de prosperidad, crecimiento y bienestar que juntos hemos recorrido.

Gracias de nuevo por vuestra trayectoria, por esos veinticinco años de éxito y trabajo de Confebask. De nuevo mil enhorabuenas en vuestro Aniversario, con mi admiración y orgullo por vuestra intensa y valiosa labor.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+