Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Majestad el Rey durante la entrega de Despachos en la Escuela Diplomática

Madrid, 18.09.2008

L

a ceremonia anual de entrega de despachos en esta Escuela Diplomática es un Acto que, sin duda, reviste una particular importancia para nuestra acción exterior.

Constituye, en efecto, la reafirmación de que la solidez y solera de nuestro Servicio Exterior radica en la buena preparación y profesionalidad de sus integrantes, que año tras año se han venido incorporando a la Carrera Diplomática alentados por una clara voluntad de servicio y un probado sentido de Estado.

De ahí, mi especial satisfacción al poder entregar los despachos de funcionarios de carrera a las sucesivas promociones, y expresar mi reconocimiento al valioso papel que esta Escuela desempeña en su formación.

La Reina se une a mí para felicitar con todo afecto a todos y cada uno de los nuevos Secretarios y Secretarias de Embajada, que conforman la Sesenta y Dos Promoción de la Carrera Diplomática.

Hoy celebramos el inicio de su vida profesional como miembros del Servicio Exterior de España, uno de los más antiguos y prestigiosos del mundo.

Compartimos su alegría y la de sus familias, que tanto les han apoyado, y les deseamos de corazón muchos éxitos y satisfacciones en la noble tarea que les aguarda.

Con vuestro bagaje, conocimientos y sólida formación recibida, os disponéis a entregar vuestra vida al servicio de la promoción y defensa de los intereses de España y de los españoles en el mundo.

Os pido que actuéis siempre en coherencia con la especial confianza que el Estado deposita hoy en vosotros, aplicando un generoso sentido del deber, de la entrega y de la responsabilidad en cada uno de vuestros destinos.

Y que lo hagáis con la particular ilusión y el indudable orgullo de poder servir a una gran Nación como España, a una sociedad moderna, dinámica, plural y diversa como la nuestra.

Hace una semana se celebró la Quinta Conferencia de Embajadores en Madrid. Con ese motivo, felicité a nuestros Jefes de Misión por su labor y les animé a seguir trabajando con la lealtad, profesionalidad, entrega y disponibilidad que siempre han distinguido a nuestro Servicio Exterior.

Cultivad con esmero esas virtudes y cualidades, que he tenido ocasión de comprobar personalmente en mis continuos desplazamientos oficiales al extranjero.

Os ayudarán a cumplir con acierto los objetivos de nuestra acción exterior y os aportarán muchas satisfacciones en el desarrollo de vuestro trabajo, tanto en los servicios centrales, como en nuestras Embajadas, Representaciones Permanentes y Consulados.

La Promoción de este año, que es más numerosa que en ocasiones anteriores, permitirá ampliar y reforzar la eficacia de nuestro despliegue diplomático, que hoy cuenta con el apoyo de muchos otros Departamentos y Cuerpos de funcionarios, con los que vais a poder trabajar.

En nuestro mundo, cada vez más complejo y globalizado, habréis de contribuir a atender, con prontitud y rigor, las necesidades y peticiones derivadas de nuestra creciente interdependencia.

No olvidemos que la acción exterior es cada vez más determinante para nuestro bienestar económico y social, para nuestro turismo y desarrollo tecnológico, así como para la promoción de nuestra gran riqueza cultural y lingüística.

Junto a las áreas prioritarias de nuestra política exterior, os aplicaréis también a la protección de nuestros compatriotas, a nuestra Cooperación al Desarrollo y participación en Organizaciones multilaterales.

Todo ello dentro de una labor marcada por la promoción de la defensa de la paz, de la democracia y de los derechos humanos que identifican a la España de hoy.

Teniendo en cuenta lo ya dicho por el Ministro y el Director de esta Escuela, a quienes agradezco sus amables palabras, no voy a extenderme más.

Reitero nuestra más efusiva enhorabuena a los nuevos Secretarios y Secretarias de Embajada - a quienes deseamos los mayores éxitos en su trayectoria profesional - y nuestra gratitud a la Dirección, Profesores y personal de esta Escuela Diplomática por los magníficos resultados de su esforzada dedicación.

Muchas gracias.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+