Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la Cena Conmemorativa del Bicentenario de la Constitución de"La Farga Lacambra"

Barcelona, 05.06.2008

B

ona nit a tothom.

Como Príncipes de Asturias y de Girona nos alegra mucho compartir con vosotros esta feliz y singular celebración, pues no es nada frecuente poder conmemorar el bicentenario de una empresa.

Sinceramente, estamos encantados de venir a Les Masies de Voltregà y os agradecemos vuestro afecto y vuestra calurosa acogida en esta visita, que por cierto es la primera que hacemos a este municipio de la Comarca de Osona, tierra muy querida que sabe, tanto ofrecer su hospitalidad, como demostrar su espíritu abierto y emprendedor

Y, muchas gracias, cómo no, a"La Farga Group" por invitarnos y por las interesantes palabras de su Presidente y de su Consejero Delegado, en las que además han querido recordar la visita que en 1926 os hizo mi bisabuelo, el Rey Alfonso XIII.

Pero, ante todo, por tan notable aniversario, queremos felicitar muy especial y cordialmente a las familias que, con su iniciativa, constancia y perseverancia, han hecho posible la creación, el crecimiento y la expansión de"La Farga Lacambra S.A.", esta conocida firma, que entre otras cosas, podemos decir que es testigo excepcional de la constante voluntad de superación de la industria catalana y española.

Permitidme que por ello destaque el protagonismo de Francesc Lacambra, quien en una época tan difícil y determinante de nuestra historia, La Guerra de Independencia (de la que ahora celebramos también su Bicentenario), puso la semilla de la empresa, hoy convertida en un sólido"holding" gracias a la tenacidad, el esfuerzo y el buen discernimiento de sus descendientes. También debemos subrayar el papel crucial de la familia Fisas-Guixà que, en los años 80 del pasado siglo, supo reconducir la firma y hacer de ella una compañía puntera, que compite con destreza en la escena internacional.

Al mismo tiempo, esta celebración nos permite reconocer el trabajo a lo largo de dos siglos de todos sus directivos, técnicos y trabajadores. Todos ellos, venidos de Cataluña y de otros lugares de España, han aportado lo mejor de su saber, su afán de innovación y la voluntad de superar todas las dificultades ?que en doscientos años las ha habido, y muchas- para lograr la supervivencia y el éxito de un proyecto industrial que desde sus primeros pasos, en el pequeño taller de ollero de la Barceloneta, ha estado vinculado al cobre, ese metal tan básico y fundamental para industria moderna.

Con tan importante trayectoria,"La Farga Lacambra" ha contribuido al empleo, crecimiento y bienestar de los hombres y mujeres de esta Comarca. Una contribución que, junto a las de tantas otras empresas, ha potenciado el conjunto de nuestro progreso económico y social.

Sin duda alguna, esa unión de afanes y virtudes, representativos del tejido empresarial de Cataluña, explica la síntesis de avance tecnológico, protección medioambiental y proyección internacional, que ha alcanzado esta compañía como respuesta a las exigencias de la moderna economía del conocimiento en un mercado global. Una suma de cualidades que sustenta el liderazgo de"La Farga Lacambra" en el sector.

Avance tecnológico, que permite a nuestras empresas competir con eficacia en un contexto internacional cada vez más complejo y exigente. Protección medioambiental, que debe inspirar a nuestro entramado empresarial para asegurar un crecimiento sostenible, coherente con la responsabilidad que a todos nos incumbe en la defensa de nuestro planeta. Por último, creciente proyección internacional, para ampliar y abrir mercados que sustenten el ulterior crecimiento de nuestra economía.

De la actividad de"La Farga Lacambra", quisiera asimismo destacar el valor añadido de su relación con la Universidad y los Centros de Investigación. Una relación que, al trasladar rápidamente los resultados del progreso científico y técnico a la actividad industrial, aporta la imprescindible calidad, innovación y competitividad a sus bienes y productos.

En suma, desde que La Barceloneta la vio nacer en 1808, la compañía a la que hoy felicitamos ha logrado conjugar prudencia y riesgo, compromiso familiar y alianza empresarial, tradición emprendedora y espíritu de innovación, necesarios para afrontar con éxito los retos de su internacionalización.

Un aniversario como éste implica, en cierta forma, echar la vista hacia el pasado, pero no con la nostalgia de quien ya lo ha hecho todo, sino con la audacia de quien sabe mirar la historia para tomar impulso y labrar un presente y un futuro llenos de experiencia e ilusión renovada. Celebrar doscientos años, con este Acto y una serie de acertadas iniciativas, es además una muestra clara de la vocación de continuidad de la empresa y del amor que sienten sus responsables por la labor que les ocupa.

La Princesa y yo reiteramos, pues, nuestra efusiva enhorabuena por este bicentenario a cuantos habéis escrito la historia de"La Farga Lacambra". Enhorabuena que no cabe expresar, sin dedicar un sentido recuerdo a cuantos os precedieron y también volcaron su laboriosidad e ilusión en la gran empresa que juntos habéis construido.

Gracias, finalmente, por vuestra trayectoria, desde el convencimiento de que, un espíritu como el vuestro, contribuye a que Cataluña y España entera sepan afrontar los retos y asumir las oportunidades que presenta el complejo e interrelacionado mundo económico de hoy.

Feliz Aniversario y moltes gràcies.

NOTA:Los fragmentos del discurso pronunciados en catalán aparecen en cursiva.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+