Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVIDADES Y AGENDA
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+
La Familia Real

Acto solemne de Apertura de la IX Legislatura

Madrid (Palacio del Congreso), 16.04.2008
Presidido por la Familia Real
Los Reyes y los Príncipes, junto a los presidentes del Congreso y del Senado, durante la interpretación del Himno Nacional© Agencia EFE
La Familia Real, a su llegada al cruce de la Carrera de San Jerónimo con la calle del Prado, fue recibida por el presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, general del Ejército Félix Sanz Roldán. Tras los honores de ordenanza y la revista a las tropas por parte de Su Majestad el Rey, la Familia Real se dirigió hacia la escalera de honor, donde fueron saludados por el presidente del Congreso de los Diputados, José Bono Martínez, el presidente del Senado, Francisco Javier Rojo García, y los miembros de las Mesas de ambas Cámaras.

El cortejo, formado por maceros de las Cortes Generales, los presidentes del Congreso y Senado, Sus Majestades los Reyes, Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias, Sus Altezas Reales las Infantas Doña Elena y Doña Cristina, el presidente del Gobierno, maceros de las Cortes Generales, las mesas de Congreso y Senado, la Casa de Su Majestad el Rey y el jefe del Estado Mayor de la Defensa, hizo su entrada en el Palacio.

Doña Elena y Doña Cristina ocuparon sus lugares en la Tribuna Real. Seguidamente, el cortejo formado por maceros, presidentes del Congreso y Senado, Sus Majestades los Reyes y Sus Altezas Reales los Príncipes de Asturias, accedió al Salón de Sesiones. Después de la interpretación del Himno Nacional, intervino el presidente del Congreso con un discurso.

A continuación, Su Majestad el Rey dirigió unas palabras, en las que expresó a los diputados y senadores recién elegidos "los mejores deseos de éxito en el ejercicio del importante mandato recibido como legítimos representantes del pueblo español", junto con su felicitación al pueblo español "que, con su elevada participación cívica en las últimas elecciones generales, ha dado una vez más pruebas de una admirable madurez y vitalidad democráticas".

Don Juan Carlos subrayó "la centralidad que ocupan las Cortes Generales dentro del edificio institucional de nuestra Monarquía parlamentaria, como depositarias de la soberanía nacional que reside en el pueblo español del que emanan todos los poderes. Todo sistema democrático debe, por esencia, estar presidido por un continuo afán de plena sintonía entre la acción de los distintos poderes públicos y la voluntad del pueblo al que se deben. La sociedad española es hoy una sociedad moderna y llena de sanas ambiciones de más progreso, educación y bienestar, que espera de todos los poderes la mayor atención y cercanía hacia sus sensibilidades y aspiraciones, así como soluciones justas, eficaces y ágiles a sus problemas".

  • Los Reyes y los Príncipes, junto a los presidentes del Congreso y del Senado, durante la interpretación del Himno Nacional
    © Agencia EFE 16.04.2008
  • Don Juan Carlos, durante su discurso, junto al presidente del Congreso
    © Agencia EFE 16.04.2008
  • Doña Elena y Doña Cristina, en la Tribuna Real
    © Agencia EFE 16.04.2008
  • Vista general del hemiciclo
    © Agencia EFE 16.04.2008
  • La Familia Real, durante el desfile militar
    © Agencia EFE 16.04.2008
  • Vista general del Comedor de Gala, durante el almuerzo
    © Agencia EFE 16.04.2008

Su Majestad recordó que "dentro de pocos meses se cumplirán treinta años desde que los españoles nos diéramos una Constitución, de todos y para todos, producto del más amplio consenso nunca alcanzado entre nosotros. Una Constitución a la que debemos un largo y fructífero período de convivencia en libertad, de probada estabilidad e intenso progreso, de avanzada articulación de nuestra diversidad territorial. En suma, una valiosa etapa de transformación y de modernización, de garantía y desarrollo de nuestros derechos y libertades, como nunca antes había vivido España. Una Constitución integradora, que ofrece el mejor marco para promover nuevos avances, sobre la base de los valores y principios que postula. Todos somos responsables de asegurar la observancia y el pleno desarrollo de los valores constitucionales en nuestra vida pública".

Asimismo, el Rey animó "a ambas Cámaras a trabajar durante esta Legislatura con el máximo tesón para tejer amplias áreas de entendimiento y de consenso, especialmente en las grandes políticas de Estado, de forma que sean siempre reflejo de la más amplia y sólida expresión de la voluntad popular".

Rindió Don Juan Carlos un emocionado homenaje a las víctimas del terrorismo y manifestó que "la unidad de todas las fuerzas democráticas para terminar con la barbarie terrorista, con sus amenazas y extorsiones, es una de las demandas más unánimes e insistentes del conjunto de la sociedad española, una obligación de todos los demócratas y un deber frente a las víctimas y sus familias".

Su Majestad destacó que la situación económica y el nivel de empleo y de protección social reclamarán atención prioritaria, y pidió "grandeza, diálogo, cohesión y solidaridad, para poder retomar cuanto antes la dinámica de los altos niveles de crecimiento y bienestar que hemos acumulado durante más de una década. También habrán de darse respuestas eficaces a muchos otros anhelos y problemas que tiene planteados la sociedad española, actuando con la mayor prontitud, justicia, generosidad y sensibilidad, buscando aunar esfuerzos entre todas las administraciones competentes: central, autonómicas y locales".

Puso de relieve el Rey la necesidad de "una acción exterior dotada de la máxima solidez y credibilidad y, por ello mismo, ampliamente consensuada" para mantener nuestro crecimiento, bienestar, seguridad y contribución a la paz, y repasó las líneas generales de la política exterior para esta Legislatura, en la que España asumirá la Presidencia de la Unión Europea. Don Juan Carlos demandó "redoblar esfuerzos para volcar de corazón nuestros mejores afectos y fortalecer nuestros lazos de hermandad con los países que integran la Comunidad Iberoamericana. Una región a la que nos sentimos unidos de forma intensa y solidaria, y hacia la que la Corona desea seguir volcando toda su cercanía, esfuerzo y dedicación".

Concluyó Su Majestad manifestando "el permanente apoyo y estímulo de la Corona, para alcanzar nuevas cotas de progreso en una España unida y cohesionada, al tiempo que orgullosa de su diversidad, cada vez más justa y solidaria".

Una vez concluida la sesión, los miembros de la Familia Real se dirigieron al Salón de Conferencias para saludar a la presidenta del Tribunal Constitucional, María Emilia Casas Baamonde, el presidente del Tribunal Supremo y del Consejo General de Poder Judicial, Francisco José Hernando Santiago, el Gobierno de la Nación, los presidentes de los Consejos de Gobierno de las Comunidades Autónomas, los ex presidentes del Gobierno, los ex presidentes del Congreso y del Senado, los portavoces de los Grupos Parlamentarios, los ponentes de la Constitución, los diputados y senadores, los presidentes de las Asambleas legislativas de las Comunidades Autónomas y el resto de invitados al acto.

Tras los saludos, la Familia Real salió al exterior del Palacio y se dirigió al podio para presenciar desde allí el desfile de una Agrupación de las Fuerzas Armadas. Un almuerzo en el Comedor de Gala con los miembros de las mesas de ambas Cámaras y el presidente del Gobierno puso el colofón a los actos.

  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+