Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
ACTIVIDADES Y AGENDA
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+
S.A.R. el Príncipe de Asturias

Ejercicio de la Unidad Militar de Emergencias (UME) "Luñol 2014"

Buñol (Valencia), 01.04.2014Defensa

Don Felipe asistió a estas maniobras, que sirven para poner a prueba la capacidad de respuesta ante un seísmo de gran magnitud.

Don Felipe atiende a las explicaciones sobre las tareas de rescate.

Don Felipe atiende a las explicaciones sobre las tareas de rescate.

© Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos
L​os principales responsables civiles y militares de emergencias se dan cita en Valencia, desde el 31 de marzo al 3 de abril, para participar en el Ejercicio Gamma "Luñol 2014", en el que se recrea una catástrofe que deriva en una emergencia de interés nacional (nivel 3), como consecuencia de un seísmo de gran magnitud. Este ejercicio sirve para adiestrar al Cuartel General de la Unidad Militar de Emergencias (UME) en el planeamiento y dirección operativa de una emergencia, así como a los expertos civiles y militares y Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado que se integran en su puesto de mando. Asimismo, se ponen en práctica los procedimientos de coordinación, colaboración y cooperación entre unidades de las Fuerzas Armadas, UME y servicios de rescate, contemplados en los Planes Estatales de Protección Civil. Uno de los propósitos específicos de "Luñol 2014" es la puesta en escena de la desescalada de la emergencia, implicando a las autoridades políticas responsables en la dirección estratégica.

Acompañaron a Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en su visita, entre otras autoridades, el presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra; la delegada del Gobierno en la Comunidad Autónoma, Paula Sánchez de León; el jefe de Estado Mayor de la Defensa, almirante general Fernando García Sánchez; el jefe de la Unidad Militar de Emergencias, teniente general César Muro Benayas; la directora del Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (IVASPE), María Ángeles Navarro; el consejero de Gobernación y Justicia de la Generalitat Valenciana, Serafín Castellanos, y el director general de Protección Civil y Emergencias, Juan Antonio Díaz Cruz.

Don Felipe pudo observar las labores del Centro de Coordinación Operativa Integrado (CECOPI), donde se gestiona la emergencia, y del Centro de Control del Ejercicio, (EXCON), lugar en el que se controla el ejercicio y se generan los sucesos que ocurren. Durante su recorrido, el Príncipe visitó el Albergue de Daminificados, el Centro de Atención al Ciudadano y el Campamento de Damnificados, y presenció una demostración de un caso de escape tóxico y de rescate de personas atrapadas tras el derrumbe de un edificio.

Este ejercicio tiene un alcance internacional, con la presencia activa de observadores y equipos de rescate de países, como Brasil, Ecuador, Estados Unidos, Francia,  Marruecos y Portugal, y representantes de organizaciones internacionales, como la Unión Europea, Iniciativa 5+5 del Área Mediterránea y Organización de Estados Americanos (OEA).

Durante su desarrollo, el uso de la Red Nacional de Emergencias (RENEM) –única plataforma que integra y permite interactuar a los responsables en una emergencia declarada de interés nacional– mostrará su potencial como herramienta útil en la gestión y coordinación de grandes catástrofes.

Edificios destruidos, numerosas víctimas y damnificados, graves daños en infraestructuras críticas y servicios esenciales, complejos industriales seriamente dañados y contaminación medioambiental componen el escenario en el que los participantes tienen que abordar las diferentes situaciones que se les planteen durante el desarrollo del ejercicio “Gamma Luñol 2014”, planeado por la UME, con el objetivo de verificar la capacidad de respuesta de todos los intervinientes ante situaciones límite.

La catástrofe tiene lugar tras un seísmo de gran magnitud –6'3 grados en la escala de Ritcher– que azota seriamente a la localidad ficticia de Luñol, en la provincia de Valencia, durante la madrugada del 31 de marzo. Ello hace que  numerosos edificios estén destruidos y que, dada la hora en la que ocurre el terremoto, el número de personas atrapadas bajo los escombros y damnificados sea también elevado. Asimismo, dos plantas químicas y una central hidroeléctrica que se encuentran en la comarca también sufren daños de consideración.

La gravedad de la situación hace que, inicialmente, el conseller de Governació i Justicia active el Plan Especial frente al riesgo sísmico en la Comunidad Valenciana, declare el nivel 2 de la emergencia y solicite la colaboración de la UME, dentro del dispositivo que ya se encuentra trabajando en la zona.

Debido a la gravedad de la situación en la provincia de Valencia y valorada la dimensión de la catástrofe y los medios disponibles para hacer frente al seísmo, el conseller de Governació i Justicia solicita al Ministerio del Interior la declaración de la emergencia de interés nacional (nivel 3), como responsable de toda catástrofe en territorio nacional.

A partir de este momento, dependiendo del Ministerio del Interior, el jefe de la UME asume la dirección y coordinación operativa de la emergencia, canalizando todos los medios disponibles por el Estado para minimizar los efectos del seísmo. Para facilitar la coordinación e interoperabilidad entre los diferentes actores implicados en la gestión de emergencias, se ha establecido el puesto de mando de la dirección de la emergencia y el de la Generalitat Valenciana en el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (IVASPE) en Cheste, en los que se integran representantes de cada uno de los organismos participantes.

La UME es la unidad de primera intervención en el seno de las Fuerzas Armadas que, como herramienta del Estado, actúa en situaciones de catástrofes para garantizar la seguridad y bienestar del ciudadano. Aunque en su vida diaria es una unidad más del Ministerio de Defensa, cuando se declara  una emergencia de interés nacional, pasa a depender del Ministerio del Interior, por delegación expresa del Presidente del Gobierno.

Cada una de las actuaciones en la emergencia se desarrollará en diferentes ubicaciones, todas ellas en las proximidades de la localidad valenciana de Buñol.

El Departamento de Seguridad Nacional, dependiente de Presidencia del Gobierno, participa en el nivel político de la emergencia y se integra en los órganos de la estructura de la dirección del ejercicio. Por su parte, el Ministerio de Defensa contribuye con personal de la Dirección General de Política de Defensa, el Estado Mayor de la Defensa, así como varias unidades del Ejército de Tierra, Armada y Ejército del Aire.

  • © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    El Príncipe de Asturias recibe el saludo del presidente de la Generalitat Valenciana, Alberto Fabra.

    Cheste (Valencia), 01.04.2014
  • Don Felipe recibe el saludo del jefe de la Unidad Militar de Emergencias, teniente general César Muro Benayas.
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    Don Felipe recibe el saludo del jefe de la Unidad Militar de Emergencias, teniente general César Muro Benayas.

    Cheste (Valencia), 01.04.2014
  • Reunión de trabajo en el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (IVASPE).
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    Reunión de trabajo en el Instituto Valenciano de Seguridad Pública y Emergencias (IVASPE).

    Cheste (Valencia), 01.04.2014
  • Don Felipe observa el trabajo del personal sanitario y de emergencias.
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    Don Felipe observa el trabajo del personal sanitario y de emergencias.

    Cheste (Valencia), 01.04.2014
  • © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    Don Felipe atiende a las explicaciones sobre el funcionamiento del Centro de Control del Ejercicio.

    Cheste (Valencia), 01.04.2014
  • El Príncipe atiende a las explicaciones sobre el desarrollo y el control del ejercicio.
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    El Príncipe atiende a las explicaciones sobre el desarrollo y el control del ejercicio.

    Cheste (Valencia), 01.04.2014
  • Don Felipe, en el albergue de damnificados, con los voluntarios que participan en el ejercicio.
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    Don Felipe, en el albergue de damnificados, con los voluntarios que participan en el ejercicio.

    Buñol (Valencia), 01.04.2014
  • El Príncipe atiende a las explicaciones sobre un ejercicio de simulación de un escape tóxico.
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    El Príncipe atiende a las explicaciones sobre un ejercicio de simulación de un escape tóxico.

    Buñol (Valencia), 01.04.2014
  • Don Felipe observa el desarrollo del ejercicio de simulación de un escape tóxico.
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    Don Felipe observa el desarrollo del ejercicio de simulación de un escape tóxico.

    Buñol (Valencia), 01.04.2014
  • El Príncipe es informado sobre los medios con los que se combate un escape tóxico.
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    El Príncipe es informado sobre los medios con los que se combate un escape tóxico.

    Buñol (Valencia), 01.04.2014
  • Don Felipe atiende a las explicaciones sobre el ejercicio de rescate tras el derrumbe de un edificio.
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    Don Felipe atiende a las explicaciones sobre el ejercicio de rescate tras el derrumbe de un edificio.

    Buñol (Valencia), 01.04.2014
  • El Príncipe observa las labores de apuntalamiento de la zona afectada por el derrumbe.
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    El Príncipe observa las labores de apuntalamiento de la zona afectada por el derrumbe.

    Buñol (Valencia), 01.04.2014
  • Don Felipe atiende a las explicaciones sobre las tareas de rescate.
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    Don Felipe atiende a las explicaciones sobre las tareas de rescate.

    Buñol (Valencia), 01.04.2014
  • El Príncipe observa el desarrollo de las tareas de rescate tras el derrumbe de un edificio.
    © Casa de S.M. el Rey / Borja Fotógrafos

    El Príncipe observa el desarrollo de las tareas de rescate tras el derrumbe de un edificio.

    Buñol (Valencia), 01.04.2014

Particularmente, de las unidades pertenecientes al Ejército de Tierra, elementos de la Brigada de Sanidad prestan apoyo sanitario con una estación de descontaminación y el despliegue de un hospital de campaña tipo Role 2; el Regimiento NBQ nº 1 despliega efectivos en el escenario de riesgos tecnológicos, donde contribuye al reconocimiento químico, análisis de resultados y descontaminación; helicópteros de las Fuerzas Aeromóviles del Ejército de Tierra (FAMET) ayudan al transporte de personal y material, apoyo logístico para medios aéreos y proporcionan capacidad de coordinación del espacio aéreo en la zona de la catástrofe.

La Armada interviene en las tareas de búsqueda y rescate de personas con medios aéreos y en las operaciones de evacuación médica (MEDEVAC), con un helicóptero de la quinta Escuadrilla de la Flota de Aeronaves. El Ejército del Aire participa con personal y medios del Servicio de Búsqueda y Salvamento Aéreo (SAR) en la localización y rescate de personas desaparecidas en los diferentes escenarios del ejercicio, evacuación médica altamente especializada de la Unidad Médica de Aeroevacuación (UMAER), aeronaves para el transporte y facilita los medios específicos para el traslado de fallecidos de la Unidad Médica Aérea de Apoyo al Despliegue (UMAAD).

La Unidad Militar de Emergencias participa en la presente edición del ejercicio con militares de todas sus unidades.

Por el Ministerio del Interior, colaboran representantes de la Dirección General de Protección Civil y Emergencias, así como miembros de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado, Cuerpo Nacional de Policía y Guardia Civil.

La Dirección General de Protección Civil y Emergencias es la encargada de activar la Sala de Coordinación Operativa (SACOP) y realizar el seguimiento y gestión documental de la operación, siguiendo los procedimientos establecidos.

Por su parte, la Dirección General de la Policía participa en el ejercicio con agentes de diferentes unidades especializadas. Así, efectivos de la Unidad de Intervención Policial (UIP) se integran en el dispositivo para garantizar el orden público y el mantenimiento de la seguridad ciudadana.

Personal de la Dirección General de la Guardia Civil se integran en los órganos de la estructura de mando de la emergencia y en la célula de control y simulación del ejercicio.

La Generalitat Valenciana establece el Puesto de Mando Avanzado y el Centro de Coordinación Operativo Integrado (CECOPI). Durante el nivel 3 de la emergencia, facilita su integración en los órganos de la estructura de mando de la emergencia.

El Equipo de Emergencia y Respuesta Inmediata de la Comunidad Autónoma de Madrid (ERICAM) forma parte del dispositivo desplegado sobre el terreno para las tareas de búsqueda y rescate urbano, aportando un equipo USAR medio.

Cruz Roja Española participa en el ejercicio con equipos de respuesta inmediata en emergencias especializados en albergue provisional, intervención psicosocial, asistencia sanitaria y búsqueda y salvamento en medio acuático y terrestre. También se han desplegado efectivos de las unidades de respuesta ante emergencias especializadas en agua y saneamiento.

El Centro Nacional de Salud Ambiental del Instituto de Salud Carlos III  colabora en el ejercicio con la presencia de un equipo en el escenario de riesgos químicos y medioambientales para la toma de muestras y análisis, la medición de parámetros y evaluación toxicológica. El Instituto Geológico y Minero de España participa con un equipo para el análisis y evaluación geológica de la situación. Del mismo modo, el Instituto Geográfico Nacional es el encargado de gestionar la declaración oficial del seísmo y desplegar sobre el terreno una unidad móvil para la recogida de posibles réplicas. Ambos organismos forman parte de la célula de inteligencia y seguridad de la emergencia.

El Administrador de Infraestructuras Ferroviarias colabora con el apoyo técnico y operativo para todas las incidencias que se desarrollen en los túneles del tren de alta velocidad.

El Aeropuerto de Valencia presta su apoyo en el tráfico aéreo que se produzca en la zona. Del mismo modo, la Agencia Estatal de Meteorología contribuye a facilitar el análisis y predicción meteorológica a la dirección operativa de la emergencia.

La Dirección General de Bellas Artes y Bienes Culturales y de Archivos y Bibliotecas presta su apoyo y asesoramiento al Centro de Integración y Distribución de la Información del Puesto de Mando Operativo para cualquier circunstancia relacionada con edificios y bienes declarados de interés cultural.

Finalmente, las empresas Red Eléctrica Española, Gas Natural, Telefónica, Iberdrola, Ferrovial y AESPE son las encargadas de la reparación de las redes y el restablecimiento de servicios esenciales que se han visto afectados por el seísmo y se integran en el Puesto de Mando Operativo para el asesoramiento en sus áreas respectivas.

  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Información relacionada