Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Actividades y Agenda
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias y de Girona y de Girona en la Clausura de la Entrega de los Premios Fundación Príncipe de Girona 2013

Girona, 26.06.2013

Amics i amigues, bona tarda a tothom. Buenas tardes. Good evening.

L’arribada de l’estiu ens porta novament a Girona per lliurar els Premis FPdGi 2013 i celebrar el Fòrum IMPULSA. Benvinguts tots els que, amb aquest motiu, heu viatjat des de molts indrets d’Espanya i d’altres països. Ens alegrem de tenir-vos a Girona i esperem que gaudiu d’aquesta experiència original i innovadora centrada en la joventut, en vosaltres, en el vostre futur.

Aquesta quarta edició, l’hem volgut obrir amb el lliurament dels nostres Premis. I no se m’acut cap manera millor de començar-la que celebrant el talent dels nostres premiats, com a antesala d’una jornada intensa i plena de missatges, de motivació, d’idees i de propostes que demà es concentraran aquí durant el Fòrum IMPULSA.

Crec, sincerament, que la cerimònia ens ha enriquit a tots; descobrir i premiar nous talents ens permet comprovar que, fins i tot en els moments de més complexitat, la creativitat, la iniciativa i la perseverança continuen essent la base del progrés. Avui hem lliurat aquests Premis per reconèixer accions i projectes del present, i són, sens dubte, uns guardons molt merescuts. Però també els hem lliurat pensant en el futur, perquè la il•lusió i l’esforç que donen contingut a la biografia breu i, tanmateix, intensa dels nostres premiats inspirin els joves i els serveixin d’exemple.

Tot el que hem viscut avui —i el que ens espera demà— ens encoratja a continuar, amb més força encara, pel camí que vam emprendre ara fa quatre anys. Si a la FPdGi ja estàvem molt orgullosos de tot allò que, de mica en mica, hem anat construint en anys anteriors, la present edició ens deixa una sensació fins i tot millor.

Des de la FPdGi sempre hem impulsat la unió i el compromís de persones de qualsevol origen, edat i condició. En tot moment hem promogut el respecte, l’entesa i la col•laboració com a base de la convivència i condició imprescindible per al progrés al segle XXI. Que cada any celebrem aquesta reunió internacional és la prova més evident de la nostra vocació integradora.

Durant el Fòrum IMPULSA d’enguany i els que el seguiran, continuarem treballant amb aquesta mateixa finalitat, amb il•lusió i amb dedicació, plenament convençuts que contribuïm a millorar la nostra societat i guiats sempre per l’interès general.

Per això penso que Girona viu aquests moments —juntament amb tots nosaltres— amb una satisfacció especial dels seus ciutadans. La Fundació va néixer disposada a sumar-se als valors que singularitzen aquesta terra, a un projecte compartit, obert i integrador. I així ho hem pogut constatar per part de les seves autoritats i de la societat civil.

De manera que ho vull agrair molt especialment, com també la Princesa, els membres del Patronat i tots els qui formem part de la FPdGi: gràcies gironins per la vostra hospitalitat, però, sobretot, pel suport constant i durador a la Fundació i al Fòrum. Fa temps que la ciutat de Girona i les seves comarques ens van obrir les portes. Aquí, som a casa. Sempre és un plaer tornar a aquesta terra nostra i treballar per ella —i fer-ho des d’aquí— amb l’objectiu d’afrontar un dels reptes més complexos i necessaris de la societat en aquest primer quart del segle XXI: el futur del nostre jovent. Que és, també, el futur de tots.

Senyores i senyors,

Voldria ara que centréssim l’atenció en els premiats d’avui i, en una mirada de complicitat compartida, m’agradaria retrocedir uns quants anys en el temps per saber què feien i on eren aleshores aquests joves que ara ens acompanyen sobre l’escenari.

Ara fa cinc anys, Felipe Campos Rubio tot just havia acabat els estudis universitaris i ja acumulava una experiència considerable en tasques de voluntariat, especialment al seu barri de Collblanc-la Torrassa, a l’Hospitalet de Llobregat. En aquella mateixa època, encara molt jove, escrivia els seus primers articles en revistes especialitzades en gestió i administració de centres d’oci i lleure, uns articles en els quals ja proposava idees innovadores en l’acció social. Poc temps després, Felipe rep el Premi FPdGi Social 2013 perquè el jurat ha valorat el seu compromís personal en un treball social arrelat al territori i sostingut en el temps. A més, ha tingut en compte la seva capacitat de liderar el projecte, l’actitud exemplar i la lluita per la igualtat d’oportunitats dels col•lectius més desfavorits, en un context de grans dificultats.

L’any 2005, Oriol Mitjà Villar era un jove acabat de llicenciar en medicina per la Universitat de Barcelona. Iniciava aleshores una carrera investigadora en medicina interna que l’havia de portar de Barcelona a Londres, d’allà a Ginebra i, finalment, a la petita illa de Lihir, a Papua Nova Guinea, per combatre una de les anomenades malalties oblidades. Ara fa uns mesos, el jurat de la categoria de Recerca Científica va decidir atorgar-li el Premi FPdGi 2013 per la seva dedicació exemplar al camp de les malalties infeccioses endèmiques en països en desenvolupament i pel gran impacte internacional de la tasca que du a terme, orientada a eradicar el pian del planeta.

Un año antes, en 2004, Catalina Hoffmann Muñoz-Seca abrió el primer centro de día Vitalia en Madrid, basándose en su formación y experiencia profesional trabajando con la tercera edad y tras su observación de la creciente necesidad de innovar en el cuidado de mayores. Hoy en día, el Grupo Vitalia tiene más de 200 empleados que dan servicio a más de 3000 usuarios a través de 21 centros en España, México y Brasil. Y esto es solo el principio. Por todo ello Catalina ha merecido de sobra el Premio FPdGi Empresa 2013. Fijaos en que es una joven empresaria que ha aplicado innovación en un sector tradicional, consiguiendo un gran impacto social en la mejora de la calidad de vida de nuestros mayores. Además su éxito, con crecimiento del negocio dentro y fuera de España, no ha sido obstáculo para ser fiel al compromiso y desarrollo de los valores humanos que promueve.

Y para Auxiliadora Toledano Redondo, mirar 5 años atrás en su vida nos lleva a un momento y un lugar muy importante para ella porque fue justamente en 2008 cuando debutó con Doña Francisquita en el Palau de la Música de Barcelona después de unos años intensos de formación en Córdoba, Salamanca, Madrid y Barcelona. Auxiliadora es hoy la merecedora del Premio FPdGi Artes y Letras 2013, por ser –como dice el jurado- una artista singular con capacidad de entrar en la historia de la lírica gracias a su talento musical y escénico. Y es que ella ha consagrado su vida desde muy joven al estudio y a la interpretación musical, por lo que su capacidad ya había sido reconocida incluso antes de obtener este Premio.

Son muchos los sectores sociales que merecen toda la ayuda y protección de la sociedad y del Estado. Pero articular soluciones al problema del desempleo juvenil debe ser, sin duda, una gran prioridad para todos. Porque al hablar del futuro de los jóvenes no sólo estamos hablando de su trayectoria vital y profesional  sino también del futuro de nuestro país

Finalmente, el jurado del Premio FPdGi Entidad ha reconocido la labor que desde hace más de 30 años desempeña la Fundación Novia Salcedo. Premiamos una trayectoria y unos resultados extraordinarios en el acompañamiento y la integración laboral de jóvenes. Cuenta con programas concretos y bien definidos que cubren un espectro muy amplio de actuaciones; y, sobre todo, cuenta con una tasa de éxito en el contexto actual –tan crítico- que es un claro referente de excelencia en el sector.

Habéis luchado duro por conseguir que vuestros sueños se vayan haciendo realidad. Sabemos que el camino no es fácil y es justamente por ello por lo que os queremos felicitar, la Princesa y yo, y todos en la Fundación. Sois creadores de progreso y por ello os debéis sentir orgullosos. Nosotros lo estamos de teneros hoy aquí y de poder contar con vosotros. Asimismo, confiamos en que continuaréis vuestros respectivos trabajos con el mismo impulso y la misma ilusión que os han hecho merecedores de estos premios.

Señoras y señores,

Hace un año, en este mismo Auditorio, hablé de las cifras del abandono escolar y del paro juvenil; recordé que muchos de nuestros jóvenes se ven obligados a desempeñar empleos que no responden a sus expectativas; de la necesidad de otros muchos de buscar un futuro fuera de nuestras fronteras. La situación,como le hemos escuchado a Oriol hace unos momentos, sigue siendo hoy por hoy muy difícil y esos problemas todavía  nos siguen afectando seriamente.

Pero también creo que es importante afirmar que la desesperanza o la frustración ante esta situación, aunque son humanamente comprensibles, no deben conducir a la inacción o a la resignación, ni tampoco nos deben desviar del realismo, el rigor y la determinación que se requiere para solucionar los problemas y superar las adversidades.

Es muy difícil en una situación económica como la que estamos viviendo establecer prioridades y supone una gran responsabilidad. Son muchos los sectores sociales que merecen toda la ayuda y protección de la sociedad y del Estado. Pero articular soluciones al problema del desempleo juvenil debe ser, sin duda, una gran prioridad para todos. Porque al hablar del futuro de los jóvenes no sólo estamos hablando de su trayectoria vital y profesional  sino también del futuro de nuestro país.

Por ello, todos juntos, Estado, sociedad civil, y también la juventud, debemos caminar en una misma dirección. El esfuerzo de todos es necesario. Així treballem des de la FPdGi. Volem contribuir a fer que les coses canviïn i millorin realment.

Al llarg de l’any passat, la Fundació va promoure la millora de l’ocupabilitat entre els joves a través del projecte Apadrinant el talent; hem distribuït, als 30.000 centres educatius del país, l’informe Aprendre d'emprendre,amb l’objectiu d’incorporar les competències emprenedores al procés educatiu. I avui celebrem la quarta edició dels nostres Premis amb el propòsit que els guardonats siguin una font d’inspiració per als joves.

Me he referido ya a sus méritos pero ahora quiero, al terminar mis palabras, subrayar tres características comunes a todos ellos que son el reflejo de lo que la Fundación quiere mostrar y potenciar.

En primer lugar, no me cansaré de reiterar, cuantas veces sea necesario que nuestros jóvenes no pueden aspirar a un empleo de calidad sin una adecuada formación. En los tiempos que vivimos –de constantes y casi permanentes avances científicos y tecnológicos en un mundo sin fronteras- formación y empleo son términos casi sinónimos. Y es muy importante que la sociedad, las familias, y los jóvenes sean plenamente conscientes de esta realidad. No podemos permitirnos que uno sólo más de nuestros estudiantes abandonen sus estudios. Y debemos intentar que quienes lo hicieron en el pasado recuperen su preparación profesional.

En segundo lugar, nuestros premiados son un ejemplo de la necesidad de promover en los jóvenes una actitud creativa. Tenemos la gran fortuna de vivir en un país en el que la creatividad surge de manera casi innata. España siempre ha sido un país creativo. El éxito de muchas de nuestras propuestas sociales, económicas, científicas y artísticas están en nuestra historia enriqueciendo como pocas el progreso universal.

No podemos desperdiciar el talento creativo. Demasiadas veces ha ocurrido ya. Debemos potenciar el entusiasmo, la imaginación y animar la creatividad de la juventud. Debemos conseguir que sus ideas, por muy irrealizables que parezcan, puedan convertirse en una realidad, por su bien y por el bien de todos.

Y finalmente, necesitamos también que nuestros jóvenes pierdan el miedo. Que sean capaces de afrontar y superar el fracaso. El poeta Salvador Espriu, nacido no muy lejos de aquí, en Santa Coloma de Farners, y de quien celebramos ahora el centenario de su nacimiento, dijo: «Ve per la nit remor de moltes fonts: anem tancant les portes a la por». Unas sabias palabras que resumen como pocas lo que quiero decirles.

Perdamos, pues, el miedo a emprender, a realizar nuestros anhelos, como lo han hecho –y hoy se lo hemos reconocido públicamente-  Auxiliadora, Catalina, Felipe, Oriol y todo el equipo de la Fundación Novia Salcedo. Ellos sí han vencido al miedo ante proyectos difíciles y arriesgados y queremos que nos contagien con esa mezcla de ilusión y esfuerzo para alcanzar nuestros objetivos.

Señoras y señores,

Mañana celebraremos el Fórum IMPULSA que, desde el origen mismo de la Fundación, ha sido su proyecto más simbólico y el más representativo de sus valores. En esta IV Edición del Foro se hablará de actitudes y de una nueva mentalidad para crecer; de compromiso y movimiento; de las aspiraciones de los jóvenes; de colaboración y de acción; Porque vivimos tiempos, cada vez más exigentes, en los que la acción de los jóvenes –su energía, su empuje, su ilusión- son más necesarios que nunca.

Por eso hemos construido este Foro, entre todos, con vosotros y para vosotros. Los jóvenes sois los protagonistas del Foro: por vuestra iniciativa, por vuestra fuerza, y vuestra visión. Este foro es vuestro. Y nada nos podría satisfacer más que en él, aquí en Girona, empezárais a construir vuestro futuro; un futuro diferente; el futuro que quiero y muchos anhelamos para nuestro país en la Europa del siglo XXI.

Si conseguimos despertar en vosotros la emoción, si las experiencias que vais a conocer y a compartir se convierten en ilusiones, si recuperáis la esperanza de que otro futuro es posible, habremos logrado que empecéis a transformar la sociedad. Habremos conseguido empezar a cambiar.

Volver a Discursos
  • Escuchar contenido
  • Imprimir la página
  • Enviar a un amigo
  • Suscribirse al RSS de la página
  • Compartir en Facebook
  • Compartir en Twitter
  • Compartir en Linkedin
  • Compartir en Google+