Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la Junta de Extremadura

Mérida, 10.06.1996

E

​n primer lugar muchas gracias, señor Presidente, por vuestras palabras de bienvenida.

Para mí es un motivo de especial satisfacción y alegría encontrarme en esta tierra y compartir con los extremeños el generoso espíritu con que trabajan por su prosperidad.

Extremadura es palabra castellana que significa avanzada, y este término nos sugiere conceptos concretos e inmediatos: dinamismo, organización de recursos, coordinación de esfuerzos, eficacia en los resultados.

Los monumentos de Mérida nos hablan de un arraigo ya antiguo de esta voluntad vuestra de aglutinar espacios económicos y realizaciones culturales de larga y fecunda trayectoria.

Los recintos torreados de vuestras ciudades nos transmiten también el mensaje de vuestras hazañas en el continente americano, cuajado de nombres ilustres que imaginaron y construyeron un mundo nuevo y de lugares que con sus nombres extremeños recuerdan para siempre aquel encuentro histórico.

Los testimonios del pasado no son añejos recuerdos que duermen en la sombra de las bibliotecas y las ruinas, sino expresión de una vocación que define vuestra personalidad, y acicate para construir hoy una Extremadura renovada.

Los trabajos y afanes de vuestras instituciones, el proceso de modernización de las estructuras agrarias y ganaderas, el futuro de la industria y el estímulo de la Universidad son los instrumentos con que contáis para integrar sólidamente a vuestra Comunidad en el camino del desarrollo y del progreso de España.

Extremadura mira al futuro. Esta es la gran convicción que os convoca y el eje en el que se articulan las realidades del presente y las ilusiones del futuro.

Pero lo más importante de cualquier proyecto son los hombres y mujeres que los realizan. Ellos constituyen el activo más importante de la empresa en que estáis comprometidos.

El espíritu de iniciativa, la participación y cooperación de todos sin excepción, serán sin duda el cimiento de vuestro éxito y la garantía de que alcanzaréis con vuestro trabajo resultados provechosos para todos.

Os animo, por tanto, a asumir vuestra tarea con una vigilante atención a sus contenidos y beneficios sociales, especialmente en el ámbito del empleo y el aumento del nivel de vida, que constituyen una exigencia imprescindible de vuestra sociedad y un derecho inalienable en el marco de nuestro sistema democrático.

Quiero dirigir un mensaje especial a los jóvenes, de quienes depende principalmente el futuro y a quienes corresponde un papel especialmente activo en un proceso de desarrollo al que pueden aportar su energía, libre de prejuicios y rutinas.

Durante estos días voy a tener ocasión de conoceros mejor en el escenario de vuestras maravillosas ciudades y en los centros neurálgicos de vuestro camino de renovación, para escuchar vuestros problemas e inquietudes y entablar un diálogo sincero sobre las fórmulas más idóneas para superarlos.

Señor Presidente:

A Extremadura traigo un mensaje de solidaridad y confianza. Porque vuestro progreso es también el de todos. Al desearos que llevéis a buen término la transformación y mejora de vuestra región tengo la seguridad de que tendréis la respuesta y los apoyos que tan justamente os habéis ganado.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+