Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la inauguración del nuevo edificio del Colegio Santa Maria de los Rosales

Madrid, 30.04.1992

E

​n primer lugar quiero agradecer al Excelentísimo Señor Marqués de Viesca de la Sierra, Don Juan Herrera, y a nuestro Director Don Manuel Terán, la oportunidad que me han proporcionado para volver a este centro e inaugurar su nuevo edificio al que han tenido la amabilidad de darle mi nombre.

Desde que salí de estas aulas en el verano de 1984 han transcurrido ocho años en los que, al igual que mis compañeros, muchos de los cuales se encuentran hoy con nosotros, he dedicado mis esfuerzos para completar la formación básica que aquí recibí.

Recuerdo con verdadera alegría los años que pase entre aquellas aulas del colegio, a mis profesores y a mis compañeros con los que he procurado seguir manteniendo contacto, aunque no con la frecuencia que a uno le gustaría y aprovechando la ocasión quisiera de forma más especial dedicar un recuerdo a los profesores, alumnos y personal de cuya presencia, trabajo y compañía pudimos disfrutar y que hoy, desgraciadamente, no nos acompañan; unos por habernos dejado para siempre y otros por estar en otros quehaceres de la vida.

Si siempre es agradable rememorar el pasado, volver a encontrar a los amigos y comentar juntos recuerdos y vivencias, hoy esta sensación es mayor porque vemos que el Colegio ha dado un nuevo paso para mejorar sus instalaciones con este magnífico edificio que sustituye a aquellos en los que pasamos años felices, pero que ya necesitaban un respiro.

Creo que todos os podéis sentir orgullosos de esta nueva época que hoy tenemos la satisfacción de inaugurar. Una época que debe venir marcada no sólo por la mejora de sus instalaciones y calidad de enseñanza sino también por un mayor sentimiento de orgullo y de apoyo que venga desde los que, como yo, formamos lo que debería ser una "gran familia". Los antiguos alumnos deberíamos dejar de desentendernos de la institución que llenó nuestras vidas escolares, con independencia de las valoraciones, y ayudar mucho más, moral y materialmente, en la medida de nuestras posibilidades, a que nuestro querido colegio Santa María de los Rosales logre sus objetivos.

Me felicito y sobre todo os felicito por este logro y os deseo los mayores éxitos para el futuro en esa labor de formación a la que tan celosamente os dedicáis.

Como antiguo alumno aprovecho esta ocasión para reiteraros una vez más mi agradecimiento por vuestra dedicación y esfuerzos y por los saberes que supisteis transmitirme durante todos los años que pasé aquí.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+