Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la inauguración del Foro del Empleo 2013 “Innovación y emprendizaje, motores del empleo 2013”.

San Sebastián, 20.02.2013

Egunon guztioi. Plazer handia da beti Euskadira etortzea eta, Donosti, honako hiri eder hau bisitatzea.

[Buenos días a todos. Es siempre un verdadero placer venir al País Vasco y visitar esta querida y entrañable ciudad de San Sebastián].

Hace ya siete años que, con la Princesa, tuve el honor de inaugurar el edificio de Miramón en el que se iban a instalar los laboratorios y las aulas correspondientes a la titulación de Ingeniería de Telecomunicación de Tecnun.

Pasado este tiempo es realmente satisfactorio ver cómo de aquellas aulas no solo han salido Ingenieros de Telecomunicación, sino que, además, están aquí presentes los primeros graduados en Ingeniería Biomédica de toda España. También es muy gratificante ver que siguen formándose alumnos de las diferentes titulaciones del ámbito de la Ingeniería Industrial, junto a otros de las de Organización y Diseño. A todos los que habéis culminado vuestros estudios os doy la enhorabuena y os deseo el mayor de los éxitos en la carrera profesional que pronto vais a comenzar.

La Universidad de Navarra, al establecer una Escuela de Ingenieros en Gipuzkoa hace ya unas décadas, eligió sin duda un territorio que contaba desde hacía siglos con una tradición industrial que forma parte de la idiosincrasia del País Vasco. Un legado industrial del que encontramos referencias en las antiguas ferrerías, pero también en el carácter emprendedor de miles de pequeños empresarios de esta tierra que han contribuido y contribuyen a generar empleo en todo el mundo.

Hoy hemos escuchado que la innovación y el emprendizaje, entendido éste como el proceso realizado con el objetivo de crear empresa, son dos pilares en los que puede y debe apoyarse la economía española para conseguir superar la crisis y crear empleo.

El espíritu emprendedor es para unos algo innato, pero para la gran mayoría es una cualidad adquirida, que puede incentivarse y desarrollarse a través de la adecuada formación. Así lo creemos en la FPdGi –si me permitís la mención-, entre cuyos esfuerzos para contribuir a ello está la elaboración de un informe titulado “Aprender a Emprender, cómo educar el talento emprendedor”, dirigido por Luisa Alemany, José Antonio Marina y José Manuel Pérez Díaz Pericles, que se presenta hoy mismo en Madrid y en Girona.

la innovación y el emprendizaje actúan indudablemente como motores para la creación de empleo, prioridad indiscutible de nuestra sociedad en la actual coyuntura económica. Pongamos todos nuestros esfuerzos para satisfacer esa prioridad y para, a través del crecimiento económico y la creación de oportunidades de trabajo, devolvamos la ilusión y la confianza en el futuro de tantas personas y familias que lo necesitan, tanto aquí en San Sebastián-Donostia y en Guipúzcoa, como en el resto del País Vasco y en toda España.

Sabemos que para iniciar un negocio no basta con la voluntad sino que son necesarios también conocimientos técnicos y atributos como la capacidad de trabajo, la vocación de servicio y la responsabilidad personal, y otros muchos valores que las instituciones educativas deben fomentar.

En este sentido no cabe duda de que el dinamismo que se respira en lo que hoy es Tecnun —en esta Universidad de Navarra que hace veinte años comenzó a celebrar estas jornadas dedicadas al empleo—, así como en otras instituciones educativas del País Vasco y de toda España, constituye un caldo de cultivo idóneo para impulsar aquel espíritu emprendedor. Y cada día vemos que ese impulso, que fomentar ese espíritu, es algo mucho más que una opción, es una auténtica necesidad, y no solo para emprender un negocio o crear una empresa, sino para cualquier actividad profesional.

Resulta, por tanto, fundamental que los nuevos profesionales desarrollen todo su potencial creativo e innovador para generar nuevas oportunidades de negocio, nuevas empresas y para ofertar los mejores productos y servicios a la sociedad. Aprovecho pues esta ocasión para animar a los jóvenes, sobre todo a los emprendedores, a que se planteen firmemente el objetivo de crear empresa. Estoy seguro de que para ello les será muy útil el positivo ejemplo de un buen número de personas que, formadas en estas mismas aulas, han puesto en marcha empresas, muchas de ellas desarrollando proyectos con un altísimo contenido tecnológico.

Al mismo tiempo, no me cabe duda de que el estudiante, el nuevo profesional, comprende también, cada día más, que debe ser generoso con la sociedad de la que tanto ha recibido, ayudando a mejorar las condiciones sociales y económicas generales, avanzando en un mayor compromiso con la Responsabilidad Social Corporativa, y asumiendo y ejerciendo los códigos de conducta que aseguren también el buen gobierno corporativo.

Pero hoy no se ha hablado únicamente de creación de nuevas empresas, sino también de cómo hacer triunfar aquéllas que desde hace años forman parte de nuestro sistema productivo. Hemos conocido algunos ejemplos de firmas que siguen creando empleo. Están aquí presentes numerosos representantes del mundo industrial y del de los servicios. Hay empresas de sectores diferentes y, también, de variados orígenes geográficos. En todas ellas encontramos características compartidas: buscan a los mejores técnicos, al personal con la más alta cualificación; llevan años trabajando en un mercado global; y todas ellas tienen un carácter marcadamente innovador. Es en este último aspecto en el que también me gustaría detenerme.

En la actualidad nos encontramos en una encrucijada económica en la que resulta particularmente importante la capacidad de innovación. Solo gracias a una apuesta decidida por la investigación, el desarrollo y la innovación podremos competir realmente con éxito y de forma sostenida en un mercado cada vez más competitivo y global. En este sentido no quiero dejar de destacar y de reconocer hoy la especial y tradicional sensibilidad que en esta tierra siempre se ha tenido con la I+D+i. Apostar por la política de innovación es sin duda rentable.

Resumiendo y recapitulando, la innovación y el emprendizaje actúan indudablemente como motores para la creación de empleo, prioridad indiscutible de nuestra sociedad en la actual coyuntura económica. Pongamos todos nuestros esfuerzos para satisfacer esa prioridad y para, a través del crecimiento económico y la creación de oportunidades de trabajo, devolvamos la ilusión y la confianza en el futuro de tantas personas y familias que lo necesitan, tanto aquí en San Sebastián-Donostia y en Guipúzcoa, como en el resto del País Vasco y en toda España.

Jardunaldi hauetarako, bihotzez, nere desiorik onenak opa dizuet. [Os deseo de corazón unas jornadas de trabajo muy fructíferas en este foro que ahora comienza.]

Queda inaugurado el Foro del Empleo 2013 “Innovación y emprendizaje, motores del empleo” en su Vigésima Edición.

Muchas gracias.​

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+