Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias con motivo de las II Jornadas Internacionales sobre Desarrollo Sostenible

Huelva(Almonte), 22.02.2006

A

l igual que hice esta mañana en Algeciras, también desde Almonte quiero transmitir nuestro saludo, el de la Princesa y el mío, lleno de afecto y aprecio a todos los andaluces, y ahora de manera especial, os saludamos a todos los hombres y mujeres de la comarca de Doñana.Es esta una comarca verdaderamente única por su belleza y excepcional interés ecológico, y está plenamente comprometida con el desarrollo sostenible como elemento clave para progresar sin hipotecar el futuro. Pocos lugares como Doñana han contribuido y contribuyen tanto a la toma de conciencia medioambiental de la sociedad española, y por tanto es un escenario más que idóneo para la celebración de estas jornadas. Por ello, saludamos y damos la bienvenida más cordial a todos los participantes, sobre todo a los que con este motivo nos visitan de otros países.A los Almonteños y a todos los que nos acogéis en esta cálida tierra onubense os expresamos nuestra gratitud por vuestra hospitalidad.Y a los órganos directivos y miembros de la Fundación Doñana 21 les manifestamos nuestro reconocimiento por su generosa iniciativa de impulsar estas jornadas y servir como anfitriones de las mismas. Para nosotros es un grato honor venir a Almonte y Doñana para participar en ellas y presidir su inauguración, de modo que gracias, en especial a la Fundación Doñana 21 por su invitación.Celebro mucho tener esta oportunidad de dirigirme al Foro que aquí se congrega. Un amplio número de expertos y profesionales de todos los sectores, altamente cualificados en materia medioambiental, os reunís para tratar un asunto candente que siempre ha atraído poderosamente mi atención por su trascendencia presente, pero sobre todo por el impacto y la preocupación que suscita para nuestra supervivencia futura.En el marco de estas Segundas Jornadas Internacionales sobre Desarrollo Sostenible, que hoy inauguramos, se abre una cita de reflexión y análisis, de consulta e información, de búsqueda y propuesta de soluciones para afrontar -con sensibilidad, generosidad y solidaridad- los interrogantes que plantea el crecimiento sostenible. Una cita abierta al debate sobre la importancia capital de la gestión diaria y local como muestra de que andndash;si es adecuada y acertada - puede hacer viable y rentable la Sostenibilidad como medio para lograr el equilibrio entre el hombre y la Naturaleza .En su prólogo para el libro andldquo;El Mito de Doñanaandrdquo;, el biólogo Miguel Delibes, recientemente galardonado con el Premio Nacional de Investigación, afirmaba ya en 1977 que andldquo;Doñana es una reserva natural donde el hombre tiene su sitio, que no es ciertamente el del mamífero dominante, sino un eslabón más en la cadena ecológicaandrdquo;. Delibes se refería con ello al desarrollo sostenible; estaba poniendo de manifiesto que no existe desarrollo sin conservación, ni conservación sin desarrollo. Pero, a su vez, ponía el acento en la necesidad de establecer una relación de equilibrio entre los seres humanos y la Naturaleza para garantizar un medio sano, una economía rentable y sociedades justas, solidarias conviviendo con mayor armonía.La Declaración del Milenio, promovida por las Naciones Unidas y firmada en el año 2000 por sus 189 países miembros, tiene por objetivo fundamental la aplicación de las políticas necesarias para que en 2015 decenas de millones de personas en todo el mundo puedan vivir con dignidad. Su Séptimo Objetivo recoge como una de sus metas andldquo;asegurar la sostenibilidad medioambientalandrdquo;. Hace un llamamiento expreso a los gobiernos para que integren los principios del desarrollo sostenible en sus políticas y programas nacionales, a fin de revertir la pérdida de recursos medioambientales para 2015.La pérdida de biodiversidad, la explotación irracional de los limitados recursos naturales y el descontrol en el manejo de los residuos, tanto industriales como urbanos, son generadores de deterioro, pobreza, enfermedades y miseria. Los problemas medioambientales están globalizados, e inequívocamente afectan a la globalización en el sentido moderno y sobre todo económico, ya que hoy, y sobretodo en el futuro una economía sólida depende de una naturaleza sana.A medio plazo y largo, es más rentable y económico respetar el medio ambiente y trabajar para conservarlo, aplicando el conocimiento y la innovación como medios para garantizar creación de riqueza y calidad de vida, es decir, como motores del crecimiento sostenible. Vemos con satisfacción, cómo el progreso científico y tecnológico va orientándose crecientemente hacia fórmulas que respaldan una mentalidad abierta a la incorporación del factor medioambiental al proceso productivo y la gestión empresarial. Cada vez es mayor el número de las empresas que apuestan por el objetivo estratégico de crear valor económico, social y ambiental de forma sostenible en el tiempo.El concepto de la Sostenibilidad, impulsado desde la Cumbre de Río en 1992, fue ampliamente debatido en Johannesburgo diez años después. Hoy, para fortalecerlo, se hace necesario sumarle la participación social e institucional como pieza fundamental de todo este proceso. Sin participación, no hay compromiso. Sin participación, no hay desarrollo. El desarrollo construido a partir de la participación social, empresarial e institucional contribuye a crear sociedades más justas, más equilibradas y más responsables. Dicho de otro modo, el desarrollo humano sostenible significa facilitar procesos para que hombres y mujeres desempeñen un papel activo en las decisiones que determinan sus vidas, construyendo sociedades equitativas en las oportunidades y en las responsabilidades.La Comarca de Doñana entendió los mensajes de las Cumbres de Río y Johannesburgo. Cogió el testigo internacional en 1992, para comenzar a caminar por la senda de la Sostenibilidad a través del Primer Plan de Desarrollo Sostenible.Este Plan, entre otros logros, ha supuesto la conservación de su litoral, ha reducido las tasas de desempleo en la zona, ha hecho posible que un amplio tejido empresarial se comprometa con la calidad y la conservación del medio ambiente a través de la Etiqueta andldquo;Doñana 21andrdquo;; está siendo, además, un referente en el desarrollo de una agricultura ecológica e integrada muy valorada en los mercados nacionales e internacionales, y es andndash;en fin- un ejemplo de la puesta en práctica de un modelo de turismo respetuoso con sus valores naturales y culturales.Nos alegra y nos reconforta saber que esta experiencia, en la que el firme compromiso de los Ayuntamientos de la Comarca ha jugado un papel decisivo, se va a reforzar con la puesta en marcha del Segundo Plan de Desarrollo Sostenible de Doñana. Este Plan, en el que la participación será el eje vertebrador, puede convertirse -ya que Doñana es un referente para todo el territorio nacional- en guía y nueva demostración de que el desarrollo sostenible es posible, rentable y contribuye a mejorar la calidad de vida. Esta Comarca, sus habitantes, sus empresas e instituciones, tienen ante sí un nuevo reto: seguir siendo en España el buque insignia de la Sostenibilidad.Los habitantes de Doñana, y con vosotros todos los españoles, podéis sentiros orgullosos por haber logrado permanecer dueños de vuestro singularísimo patrimonio natural y cultural sin -por ello- dejar de mirar hacia delante, como sociedad dinámica y abierta al futuro. Un futuro que para Doñana se perfila en clave de desarrollo sostenible.Quiero expresar nuestra felicitación a la Junta de Andalucía, principal impulsora de esta importante iniciativa. La celebración de estas Jornadas en Doñana, supone un acierto por la oportunidad de los temas que estos días vais a estudiar los expertos en cada una de las materias.Todos habremos de aprender de las conclusiones de este Foro, y contribuir con nuestro esfuerzo y empeño al progreso económico, social y ambiental. De esta manera contribuiremos también a que el más preciado de los legados recibidos por el género humano, nuestro entorno natural, se mantenga sano para disfrute de las generaciones futuras o incluso mejore en los desequilibrios que hoy sufrimos. Ese debe ser nuestro objetivo y compromiso permanente. La Corona, como no puede ser de otra manera, siempre apoyará e impulsará iniciativas que ayuden a que efectivamente así sea.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+