Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Ayuntamiento de Málaga.

Málaga, 10.04.2002

V

engo a Málaga a conocer más a fondo vuestra realidad y vuestros proyectos. Hace seis años, con motivo de la Semana Santa, visité esta bellísima ciudad y pude darme cuenta del cariño e ilusión que los malagueños ponen en sus tradiciones y en los proyectos que van a ir conformando el futuro de esta dinámica zona de España. La importancia de Málaga como ciudad de más de medio millón de habitantes debe ser conocida y valorada. De ahí la atención e importancia que merecen los proyectos que Málaga tiene y que atentamente he escuchado enumerar a su Alcalde.

La presencia de sucesivas civilizaciones y culturas en esta tierra le permite tener una apertura de espíritu y capacidad de asimilación para afrontar con acierto los interesantes retos del futuro: plena integración social, dedicación competitiva para la Universidad y la formación profesional, capacidad para crear y dirigir proyectos empresariales, sin olvidar una respuesta acertada y solidaria a la inmigración y hacia el desarrollo de países cercanos en la distancia y lejanos en la riqueza.

Veo que Málaga lidera un espacio urbano de gran dinamismo en el Arco Mediterráneo Español y animo a sus dirigentes políticos, sociales y económicos a que sepan encauzarlo y potenciarlo adecuadamente para que sea una fuente de creación de riqueza, de puestos de trabajo y de solidaridad social.

Os animo a que recorráis el camino de la dinamización cultural como gran oferta de servicios para los malagueños y como atractivo para los turistas que aquí vienen atraídos por vuestro clima, vuestro paisaje y la hospitalidad proverbial de vuestra gente.

Os animo, asimismo, a que mantengáis y cuidéis el nivel medioambiental de este lugar privilegiado del planeta como medio de garantizaros un desarrollo sostenido y sostenible y porque hoy una ciudad moderna no puede ser jamás insensible a los problemas medioambientales.

Y particularmente me interesan vuestros proyectos como ciudad abierta al litoral y sé -por mi pasión de marino- todo lo que ello pueda suponer.

Como sabéis, para que España suene fuerte en Europa y en el mundo es muy necesario incrementar nuestro esfuerzo inversor en investigación y desarrollo. Por ello, aplaudo cuantas iniciativas se impulsen, desde Málaga, en esa dirección con el concurso de la Universidad y del Parque Tecnológico de Andalucía, que imponen un gran potencial y acicate para asegurar importantes avances en este terreno.

Además, en Málaga se están construyendo o planificando importantes proyectos de renovación urbana que me alegra conocer, espero que la colaboración institucional, siempre necesaria en un estado moderno, los haga posible.

La Corona siempre estará atenta a las aspiraciones de cualquier parte del territorial de nuestra querida España. Por eso me he acercado en estos días al sur del Sur, a la tradicional y al tiempo moderna Andalucía de hoy; a este enclave de iniciativa y de proyección ambiciosa que es vuestra ciudad de Málaga, a cuya tradición de ciudad noble, hospitalaria, benéfica, denodada, leal, solidaria y defensora siempre de la libertad, quiero rendir con estas palabras homenaje.

No quiero terminar mis palabras sin expresaros mi agradecimiento muy sincero por la cariñosa y espontánea acogida con que me habéis distinguido, y a la que respondo con todo mi afecto.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+