Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey con motivo del Día de la Pascua Militar

Palacio Real de Madrid, 06.01.2002

Q

ueridos compañeros:

Al reunirme, en esta celebración de la Pascua Militar, con la representación de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil quiero, en primer lugar, expresar mi felicitación a todos sus componentes y manifestar mis mejores deseos para el año que comienza.

Con esta conmemoración, rendimos culto a una costumbre arraigada en la milicia, perpetuando el recuerdo de su historia, a la vez que nos sirve de marco para exponer la realidad actual y el camino a seguir por nuestras Fuerzas Armadas.

Agradezco profundamente al Ministro de Defensa sus afectuosas palabras para la Familia Real, así como la detallada exposición que nos ha proporcionado sobre los logros conseguidos y los planes para el futuro.

El año que ha transcurrido quedará marcado por los acontecimientos que se han producido en el ámbito internacional, con los brutales atentados terroristas en los Estados Unidos del pasado 11 de septiembre. La inseguridad extendida a cualquier parte del mundo y convertida en un peligro para la humanidad ha traído sin embargo, como contrapartida, un cambio cualitativo y cuantitativo en la cooperación de todas las naciones contra el terrorismo y sus patrocinadores.

En el ámbito nacional, el terrorismo continúa azotando de forma brutal a nuestra sociedad, en un intento desesperado por imponer mediante la violencia sus criterios totalitarios. Sin embargo, nuestra sociedad, fortalecida y perfeccionada cada día por los usos democráticos, sigue respondiendo al terrorismo de forma decidida y con ejemplar comportamiento, demostrando así su firme voluntad de mantener a toda costa el Estado de Derecho.

Desde aquí quiero rendir homenaje a todos los que perdieron su vida en actos terroristas y a los que padecen sus secuelas, y enviar un recuerdo y un saludo emocionados a sus familiares, reconociendo la enorme deuda que la sociedad mantiene con todos ellos.

Os decía el año pasado que debíais ser el espejo en el que se mire la sociedad de la que formáis parte y a la que servís. Constituye para mi un motivo de satisfacción comprobar día a día cómo los ciudadanos respetan y aprecian la labor desarrollada por sus Fuerzas Armadas, para adaptar sus estructuras y acomodarlas a las nuevas necesidades y misiones que nos son encomendadas.

Hace unos días finalizaron el Servicio Militar Obligatorio los últimos soldados y marineros de reemplazo, dando paso a la plena profesionalización de las Fuerzas Armadas, parte esencial del proceso de modernización de los Ejércitos emprendido hace unos años.

Con la suspensión del Servicio Militar finaliza una etapa de casi 200 años de la historia militar de España en la que los miembros de las Fuerzas Armadas de la categoría de Tropa y Marinería, integrados en sus Unidades, Centros y Organismos, han contribuido con su esfuerzo y sacrificio a defender a España, cumpliendo con sus deberes militares de manera ejemplar. El homenaje al soldado o marinero de reemplazo, realizado en Alicante con motivo del Día de las Fuerzas Armadas, fue un justo reconocimiento que el pueblo español ha querido rendirle en su último año de existencia, como muestra de su gratitud por la labor desinteresada realizada en beneficio de la Defensa Nacional.

En el cumplimiento de misiones de paz y ayuda humanitaria habéis obtenido el respeto y el cariño de la sociedad de la que formáis parte, así como el reconocimiento de la comunidad internacional a una tarea magníficamente desarrollada a costa, en algunas ocasiones, de la propia vida.

En el plano internacional, afrontamos con enorme ilusión esta nueva presidencia española de la Unión Europea, con el objetivo de seguir avanzando en el desarrollo de las capacidades y estructuras de seguridad y defensa de Europa.

Con nuestra plena participación en las organizaciones relevantes, España contribuye a impulsar la Política Europea de Seguridad y Defensa, dos aspectos fundamentales para aumentar la estabilidad en una región marcada por las continuas guerras a lo largo de su vieja historia. Al mismo tiempo, afianzamos nuestro compromiso irrenunciable por la democracia y la libertad.

En estos momentos en los que las Fuerzas Armadas son un importante instrumento de la política exterior del Estado, debemos realizar un esfuerzo para conseguir fortalecer las capacidades que contempla la Directiva de Defensa Nacional 2000, en la que la adecuación de nuestro concepto estratégico al de los aliados va a permitir una mejor adaptación a los compromisos que nos exige nuestra plena integración en la OTAN.

Iniciamos, por tanto, una nueva etapa en la que, teniendo presente la nueva situación internacional surgida a partir del pasado 11 de septiembre, la Revisión Estratégica de la Defensa marcará las misiones y cometidos de las Fuerzas Armadas en los próximos años, con la finalidad de contribuir a la satisfacción de los intereses nacionales y a la protección de los derechos fundamentales de los españoles.

Además, tenemos que continuar con las acciones que promuevan los valores humanos y aumenten la calidad de vida del personal que forma parte de los Ejércitos, conscientes de que son la mejor forma de perfeccionar su eficacia, así como la integración con el resto de la comunidad nacional de la que forman parte.

Sé que este acto está siendo retransmitido por el Canal Internacional de Televisión Española. Quiero por ello aprovechar esta comunicación directa para dedicar un recuerdo especial y dirigir un saludo lleno de gratitud y afecto a todos los miembros de las Fuerzas Armadas y Guardia Civil que os encontráis fuera de nuestras fronteras, cumpliendo misiones humanitarias y de paz, contribuyendo de forma ejemplar a consolidar la estabilidad mundial.

Concluyo renovandoos a todos mi felicitación en tan señalado día. Y, una vez más, quiero reiteraros nuestra más especial consideración, agradecimiento y aprecio.

¡VIVA ESPAÑA!

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+