Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Brindis de Su Majestad el Rey en la cena de gala ofrecida por el Señor Milan Kucan, Presidente de la República de Eslovenia

Eslovenia(Liubliana), 04.07.2002

S

eñor Presidente de la República,Señora Kucan,Señoras y señores,

Deseo agradecerle, Señor Presidente, las amables palabras que nos ha dirigido, inspiradas por los sentimientos de simpatía y sincera amistad que unen a nuestros dos países, y de los que hemos tenido cumplida muestra en el recibimiento que nos ha dispensado el pueblo de Eslovenia en estos días.

El inicio de esta nuestra primera visita de Estado a la República de Eslovenia ha sido particularmente grato para nosotros, ya que nos ha permitido apreciar la belleza de esta tierra y la cálida hospitalidad de sus gentes.

Eslovenia se ha convertido en pocos años en un país de referencia en Europa, modélico en el difícil tránsito hacia la modernización, la democracia y la economía de mercado, preservando al mismo tiempo la cohesión social y el consenso nacional. Sin duda, el secreto del éxito de la transición eslovena reside en los propios eslovenos, en las virtudes que han forjado a lo largo de generaciones su espíritu, en su tesón y su afán de superación.

En pocos años, Eslovenia ha sido también capaz de encontrar su puesto en el concierto de las naciones y de contribuir a la pacificación y al desarrollo del sudeste de Europa. Esta nueva proyección exterior ha permitido a Eslovenia convertirse en un país con fuerte vocación europea y que, fiel a su destino, se encuentra a las puertas de la integración en la Unión Europea y en la OTAN.

Eslovenia sabe que ha encontrado siempre en España a un sincero valedor en su camino hacia las instituciones europeas y atlánticas. Pronto seremos socios y aliados, si bien ya somos países unidos por vínculos estrechos de amistad y por nuestra común defensa de idénticos valores de democracia y libertad.

El catálogo de los intereses que nos son comunes es extenso. Tenemos un interés coincidente en Europa, que nos anima a trabajar en pro de una Unión Europea estable, próspera y solidaria, más competitiva en el mundo y más activa en la escena internacional.

La Alianza Atlántica es también un nexo de unión entre nuestros dos países, deseosos de mejorar su defensa colectiva, hacer frente a la barbarie del terrorismo, verdadera amenaza para las sociedades democráticas, y potenciar la paz y la seguridad internacionales.

Compartimos igualmente el interés por el Mediterráneo, por incrementar su seguridad y reducir sus desequilibrios, y, asimismo, por Iberoamérica, que constituye un ámbito importante de la acción exterior de la Unión Europea y un eje prioritario de la política exterior española hacia el que Eslovenia viene prestando atención.

En fin, como países sólidamente anclados en Europa, coincidimos en el objetivo fundamental de reforzar nuestras relaciones bilaterales, explotar la complementariedad de nuestras economías, fomentar la confluencia entre Europa central y occidental y defender nuestros intereses en el mundo.

Señor Presidente,

En los últimos años, España y Eslovenia, animadas por la conciencia de sus afinidades, se han esforzado por desarrollar sus relaciones bilaterales. Las visitas de alto nivel entre los dos países se han multiplicado y la administración y la sociedad civil respectivas se han ido aproximando y conociendo mejor.

En el ámbito económico, los intercambios comerciales han crecido sostenidamente en los últimos años, situándose España entre los diez primeros proveedores mundiales de Eslovenia. Desde este punto de partida, debemos fomentar las posibilidades recíprocas de negocios e inversión. Tal es el objetivo principal del encuentro de empresarios de ambos países que mañana tendremos ocasión de inaugurar.

En el capítulo de los acuerdos bilaterales, hemos suscrito ya un amplio repertorio y hoy mismo se ha firmado en Liubliana el Acuerdo que permitirá la apertura de un Aula Cervantes, destinada a dar respuesta a la demanda creciente del español entre la población eslovena.

En todos los ámbitos, el político, el económico, el social, el académico, constatamos en definitiva que se ha iniciado un proceso de convergencia entre España y Eslovenia, dirigido a aproximar a nuestras respectivas sociedades y preparar a nuestros países para hacer frente, como socios privilegiados, a un destino compartido en Europa.

Señor Presidente,

Europa es nuestro proyecto común. Actualmente, se encuentra en un momento decisivo de su evolución y muy pronto la quinta ampliación de la Unión Europea permitirá hacer realidad el sueño de una Europa unida, en la que se integren todos los pueblos que definen su personalidad histórica y política.

Hace apenas unos días concluyó la tercera Presidencia española de la Unión Europea, marcada, esta vez, por la ambición de contribuir desde España a profundizar en todos los ámbitos del gran proyecto integrador. De ahí el lema "Más Europa" elegido para simbolizar el anhelo de tantos millones de europeos, que ven en Europa un referente fundamental de su futuro como ciudadanos.

"Más Europa" refleja también la idea de una Europa más grande, que pueda culminar cuanto antes el compromiso inaplazable de la ampliación, objetivo en cuya consecución los países candidatos, muy en particular Eslovenia, han volcado sus mejores esfuerzos. La Presidencia española de la Unión Europea, consciente de sus responsabilidades, ha hecho de esta trascendental cuestión una de sus prioridades, plenamente respaldada por la clase política y por la sociedad española que, en todos los sondeos, siempre ha figurado como firme defensora de la ampliación.

En un pasado relativamente próximo, en el siglo XVI, España y Eslovenia se encontraron reunidas bajo la Corona imperial de Carlos V, en lo que fue uno de los primeros ensayos de integración europea. Nuestros destinos se bifurcaron entonces, pero hoy vuelven a encontrarse en el proyecto unificador de la Unión Europea, en el que el rico patrimonio de las identidades nacionales en nuestros respectivos países resulta complementario con el sustrato europeo que a todos nos identifica. Esta circunstancia feliz creo que debe ser motivo de satisfacción para todos nosotros.

Señor Presidente,

En los diez años que lleva al frente de la Presidencia de la República, se ha convertido en una figura decisiva en la historia de Eslovenia y de los eslovenos y en un gran amigo de España.

Haciéndome eco de esta amistad, permítame que levante mi copa y brinde por su ventura personal y la de su esposa, por las relaciones entre nuestros dos países y por nuestro futuro común como europeos.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+