Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la entrega de los Premios Nacionales de Investigación

Palacio Real de Madrid, 12.11.2002

L

a entrega de los Premios Nacionales de Investigación es un acto que cada año encierra una positiva novedad. La del avance progresivo de las vocaciones y actividades investigadoras en España, y también de su consideración social y su valor de ejemplaridad.

La Corona valora el desarrollo científico como una conquista social de primera magnitud. Mi presencia aquí tiene como objetivo principal reiterar esta convicción y estimular a cuantos tienen el mérito y la responsabilidad de hacerla realidad, en el ámbito del conocimiento y de la vida cotidiana.

Por eso quiero aprovechar esta oportunidad para expresar una vez más mi reconocimiento a nuestros investigadores y su labor, mi satisfacción por el aumento significativo del número de cuantos se dedican a esta tarea, y mi felicitación por su creciente internacionalización, que se manifiesta en su valiosa contribución a proyectos conjuntos con investigadores de otros países, muy especialmente de la Unión Europea.

La investigación requiere, hoy más que nunca, una especialización muy exigente, medios cada vez más sofisticados y costosos, equipos científicos de alto nivel que la materialicen, y una proyección adecuada de sus resultados.

Necesita, por tanto, una ayuda constante y cuidadosamente planificada y concertada. Por eso quiero destacar, como un dato alentador, el incremento del compromiso de las instituciones, tanto a nivel nacional como de las Comunidades Autónomas, con una investigación de calidad, así como el esfuerzo realizado en este sentido por la iniciativa privada, en colaboración con las universidades y centros de investigación.

Los Premios concedidos este año son fiel reflejo de la densidad y ambición de nuestro horizonte investigador. Por la personalidad y trayectoria profesional de cada uno de los galardonados, y por el contenido de su obra, conectada directamente en realidades concretas: la neurociencia, la genética, la ingeniería práctica, la sociología familiar, urbana y sanitaria, el papel de las mujeres en las disciplinas científicas, y la formación de la lengua como vehículo de comunicación y cultura.

Todas ellas son cuestiones de gran impacto y alcance social, que los premiados en esta edición prolongan en su actividad docente, multiplicando sus conocimientos al transmitirlos, creando escuela, que es el grado más alto de la fecundidad intelectual.

Una sociedad madura, como es la española, agradece a sus más insignes científicos su contribución al progreso colectivo, y quiere también mantener un diálogo fluido y constante con la ciencia, su avance y sus aplicaciones.

Y esto es válido especialmente para los jóvenes, a quienes debemos enseñar a convivir e ilusionarse con las cuestiones científicas, a recoger el testigo de quienes les precedieron, y acrecentarlo en el futuro. Este es el mayor reconocimiento a la labor de nuestros investigadores: ser guía y modelo de los científicos del mañana.

Al expresar a los premiados mi más sincera felicitación, junto con mi recuerdo a los miembros de los equipos que han colaborado con quienes hoy distinguimos, les animo a continuar con ilusión su tarea, y a seguir contribuyendo con su esfuerzo al progreso de España, y al porvenir de todos los españoles.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+