Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Alteza Real la Infanta Doña Elena en la inauguración de FITUR 2005

Madrid(Parque Ferial Juan Carlos I), 26.01.2005

Es muy grato para mí presidir la inauguración de la Feria Internacional de Turismo, con ocasión de su Vigésimo Quinto Aniversario y felicito a quienes, con su esfuerzo y tesón, han contribuido a que, a lo largo de 25 años, FITUR sea reconocida internacionalmente como el gran escaparate de la oferta turística española ante el mundo, y la han convertido en una cita anual ineludible por su interés estratégico para todo el sector.

Me alegra compartir unas horas con todos aquellos que desarrollan su labor profesional -tanto desde el ámbito público como privado- en un sector de tanto peso económico y social para España, como es el Turismo.

Quiero también dirigir un cordial saludo y expresar mi más afectuosa bienvenida a España a los representantes -de instituciones públicas o entidades privadas- de otros países, que nos visitan con este motivo; en especial a la amplia y significativa participación de países de Iberoamérica. Deseo que su estancia entre nosotros sea, para todos ellos, satisfactoria y fructífera.

A un mes, la sociedad mundial en general, y el sector turístico en particular, nos encontramos todavía conmocionados por el desastre natural sufrido a finales del año pasado en el Océano Indico. El carácter turístico de la mayor parte de las zonas afectadas por el maremoto y la presencia de gran número de turistas en aquella parte del mundo contribuyeron a mostrarnos la magnitud de la tragedia.

Deseo transmitir a los representantes de los países afectados, y de aquellos cuyos ciudadanos fueron víctimas de tan inmensa catástrofe, el mayor pesar y la más profunda solidaridad de todo el pueblo español por tanto dolor y desolación.

Una vez más, la sociedad española dio una respuesta ejemplar con su aportación y apoyo inmediato a la ayuda de emergencia y a la posterior reconstrucción. Asimismo, las instituciones españolas, en el marco de la cooperación europea e internacional, han sabido dar muestras de responsabilidad y de solidaridad ante una calamidad de tan gran envergadura y prolongados efectos.

En el contexto internacional altamente competitivo en que nos movemos, el elemento que diferencia nuestra oferta turística es la calidad de los productos y destinos que representa la marca España

Es ahí, en la fase de restauración y recuperación que ahora se abre, donde el sector turístico tiene que poner su grano de arena para evitar que los destinos afectados dejen de contribuir a la recuperación de unas economías dañadas, y lo que conlleva con ello. Estoy convencida, porque así lo han demostrado ocasiones anteriores, que este sector, tan íntimamente ligado al desarrollo de los pueblos, ayudará a la recuperación y el desarrollo de unas economías y unas sociedades tan cruelmente golpeadas.

Tampoco podemos, ni queremos, olvidar acontecimientos tan tristes y dolorosos como los que vivimos en Madrid el pasado 11 de marzo, a causa de la sinrazón terrorista. Afortunadamente, aquellos hechos no han tenido relevancia en este ámbito, ni han dañado nuestra imagen externa como destino turístico seguro y acogedor.

En este año turístico que comienza, ocupará un papel destacado la conmemoración del IV Centenario de la publicación de El Quijote; la obra cumbre de la literatura española y uno de los hitos de nuestra lengua. Las celebraciones previstas para conmemorar el espíritu viajero de aquel Caballero andante y español universal, contribuirán a ampliar la rica oferta de nuestros destinos turísticos.

Este es uno de los ejemplos que constituyen un elemento diferenciador de nuestra variada oferta turística. Los más de 53 millones de turistas que nos visitaron el pasado año, no sólo han venido a España atraídos por nuestro clima incomparable o por nuestras inigualables playas, sino por toda una serie de productos complementarios que enriquecen y diversifican esa oferta.

La garantía del éxito de este modelo de turismo tan diverso, es su calidad. Una calidad que es fruto del esfuerzo coordinado de las Administraciones Públicas, en todos sus niveles, y de un sector privado reconocido internacionalmente por su profesionalidad, creatividad y capacidad de trabajo. En el contexto internacional altamente competitivo en que nos movemos, el elemento que caracteriza y diferencia a nuestra oferta turística es la calidad de los productos y destinos que representa la marca España.

No son pocos los temas y los retos que tiene planteados el turismo en este principio del siglo XXI. En ellos se profundizará durante estos días en los foros y oportunidades de diálogo y reflexión que ofrece la Feria.

Por las ediciones anteriores sabemos que los objetivos de estas reuniones de trabajo van mucho más allá que el de la mera comercialización y encuentro empresarial. FITUR ha permitido, a lo largo de estos 25 años, conocer la realidad del sector, anticipar los cambios y dar respuesta a las nuevas tendencias.

Con la confianza de que estos ambiciosos objetivos se irán cumpliendo, y de que esta Feria seguirá siendo foro de impulso del Turismo como factor de desarrollo económico, de progreso social y de aproximación entre los pueblos, declaro inaugurada la Vigésimo Quinta edición de la Feria Internacional de Turismo.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+