Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Brindis de Su Majestad el Rey en la cena en honor del Presidente de la República Árabe de Siria, Excmo. Sr. Bashar Al-Assad

Palacio Real de Madrid, 01.06.2004

S

eñor Presidente,

En nombre de la Reina y en el mío propio, me cabe la satisfacción de daros nuestra más cordial bienvenida a España en compañía de Vuestra esposa.

Hoy iniciáis una Visita Oficial a España que pone de relieve las excelentes relaciones que ligan a nuestros dos países. Nos va a permitir ahondar en nuestros lazos de amistad y de cooperación.

Confiamos en que durante Vuestra estancia en España, al igual que en la anterior de mayo de 2001, podáis disfrutar de la sincera amistad y afecto que los españoles sentimos hacia Siria.

La Reina y yo guardamos un inolvidable recuerdo de nuestro Viaje de Estado a Siria en octubre del año pasado, en el que recibimos múltiples y constantes muestras de Vuestra cálida amistad y generosa hospitalidad.

Pudimos además comprobar el sincero afecto que el pueblo sirio siente hacia España, así como trabajar juntos en aras del fortalecimiento de nuestras relaciones bilaterales.

Nuestro Viaje a Siria permitió consolidar unas relaciones fecundas que hunden sus raíces en la Historia y que se reflejan en importantes riquezas de nuestro acervo cultural, ya sea en la arquitectura, en la música o en el arte en general.

Unos vínculos que hemos sabido proyectar con ilusión hacia el futuro, en forma de intensos y estrechos contactos políticos, y de crecientes relaciones económicas, culturales y de cooperación.

Durante nuestra última estancia en Siria pudimos comprobar los importantes esfuerzos realizados por Vuestro país en momentos particularmente difíciles y complejos.

Tanto en Damasco, como en Palmira o en Alepo, sentimos el pulso de un país vivo, con ánimo de avanzar, de modernizarse y de abrirse al exterior.

Desde Vuestra primera Visita a España, al poco tiempo de Vuestra toma de posesión, me impresionó la profunda ilusión y el esfuerzo personal desplegados para que Siria alcance los mayores niveles de desarrollo y bienestar a través de un constante proceso de modernización.

Estoy convencido que esa tarea y dedicación -no siempre sencilla- dará sus frutos, y que el esfuerzo que sigáis desplegando será correspondido con nuevos avances. Os reitero el apoyo de España en tal empeño.

Deseo agradecer las muestras de afecto y solidaridad que Vuestra Excelencia me transmitió a raíz de los terribles atentados de Madrid el pasado 11 de marzo.

Ningún país está libre de la amenaza terrorista. Todos debemos trabajar hasta erradicar para siempre el terrorismo y cooperar muy estrechamente para que deje de quebrantar vidas y sembrar tanto dolor y sufrimiento.

Señor Presidente,

Seguimos con la mayor atención los últimos desarrollos en el Oriente Próximo.

España comparte con Siria el convencimiento de que la paz sólo puede llegar por la vía de una solución global y justa. En nuestras posiciones tenemos siempre presentes los intereses de Siria.

España, una y otra vez, ha reafirmado la vigencia de los Principios de la Conferencia de Madrid y de las Resoluciones de Naciones Unidas, como vía para alcanzar esa paz justa y global que todos anhelamos.

Nuestras preocupaciones también se extienden a cuanto está aconteciendo en Iraq. España ha expresado una voluntad decidida de contribuir activamente a la reconstrucción de Iraq, conforme a su compromiso firme de solidaridad con el pueblo iraquí. Su futuro no puede ser sino el de un país independiente y soberano, en paz con sus vecinos y cuya integridad territorial sea siempre mantenida. España está convencida de que las Naciones Unidas deben involucrarse y ocupar una posición central en la búsqueda de esa solución.

España ha puesto de manifiesto su vocación mediterránea y ha trasladado con ahínco en el seno de la Unión Europea su convicción de que se trata de una región vital para nuestros pueblos.

A lo largo de las negociaciones sobre el Acuerdo de Asociación con Siria, España siempre ha abogado ante sus socios europeos por el logro de un Acuerdo equilibrado que sirva para aproximar aún más Siria a Europa, sentar las bases de un diálogo sincero y fructífero, y fortalecer los fundamentos del Proceso de Barcelona.

Confío en la pronta firma de ese Acuerdo, que estoy seguro contribuirá al proceso de modernización y reforma emprendido por Vuestro país.

Siria y España supieron recorrer en el pasado un largo camino juntas. Sobre esos cimientos históricos comenzamos a construir, hace ya años, una sólida relación de amistad.

En ese marco de respeto mutuo y diálogo intenso siempre hemos podido expresar nuestras posiciones e intereses con espíritu de entendimiento.

Vuestra Visita, Señor Presidente, constituye un paso importante para profundizar en la relación reforzada que ambos países anhelamos y en la que, de común acuerdo, ya trabajamos.

Concluyo mis palabras para levantar mi copa y brindar por Vuestra ventura personal y la de Vuestra esposa, por la paz y el bienestar del gran pueblo amigo sirio, y por el reforzamiento de las relaciones de amistad entre Siria y España.

 

 

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+