Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Cena de Gala ofrecida al presidente de la República Checa

Madrid, 27.09.2004

S

eñor Presidente,

Quiero que mis primeras palabras sirvan para reiterar a Vuestra Excelencia, así como a Vuestra esposa y a toda la delegación que os acompaña, nuestra más cordial bienvenida.

ésta es la primera Visita de Estado de un Presidente de la República Checa a España.

De ahí su especial importancia tratándose de dos países unidos por tantos lazos históricos.

Los españoles hemos acompañado a los checos en su reciente proceso de transformaciones políticas y constitucionales. Desde entonces, juntos hemos sabido enriquecer con numerosos contactos, intercambios y visitas, unas relaciones históricas que ya eran muy densas.

La Reina y Yo recordamos con afecto nuestro viaje a la República Checa en 1995. Pudimos comprobar entonces el progreso trascendental de Vuestra sociedad en todos los órdenes.

Recordamos nuestro recorrido por las calles de Litomysíl, cuna del gran compositor Smetana. Y, como tantos españoles que os visitan, conservamos una impresión inolvidable de Praga.

Es difícil encontrar en nuestro continente una ciudad que mejor simbolice el espíritu cultural europeo y su genio artístico y creativo.

También, agradecemos el recibimiento de que fue objeto el Príncipe de Asturias en 2001 cuando visitó oficialmente la República Checa. Fue una muestra más de la cálida acogida que Vuestro país siempre nos ha dispensado.

Señor Presidente,

Me es muy grato recibiros hoy como Jefe de Estado de un gran país socio y aliado y, sobre todo, amigo.

Os felicitamos por el dinamismo del pueblo checo que, en pocos años, ha sabido impulsar decisivos procesos políticos, sociales y económicos que han culminado con la adhesión de la República Checa a la Unión Europea.

España ha apoyado con ilusión y confianza el reciente proceso de ampliación de la Unión Europea. Era una necesidad histórica. La sociedad española cree firmemente que la incorporación de diez nuevos Estados a la Unión consolidará los valores democráticos en nuestro continente, ofrecerá mayores oportunidades económicas y sociales y resultará, en suma, beneficiosa para todos.

La República Checa y España comparten un mismo proyecto común: la construcción de una Europa más fuerte, próspera, libre y solidaria.

Disponemos de un proyecto concreto que responde a las exigencias de la propia ampliación y de un espacio político común. La Unión Europea será el resultado del esfuerzo colectivo que todos empeñemos en ella.

Si queremos que sea un actor cada vez más eficaz y fiable para solucionar los problemas de nuestros ciudadanos y afrontar los conflictos internacionales, debemos dotarla de instrumentos adecuados. No hacerlo sería defraudar las expectativas de nuestras sociedades.

Señor Presidente,

Es mucho lo que checos y españoles podemos aportar a ese proyecto común de paz y progreso desde nuestras responsabilidades compartidas y complementarias. España, con sus especiales relaciones con Iberoamérica y el Mediterráneo, y la República Checa, con su cultura centroeuropea que nos aporta una nueva sensibilidad hacia los vecinos del Este y del Sudeste de Europa.

Como socios y aliados, y sobre todo como europeos, compartimos unos mismos valores y una visión similar ante los retos de este siglo.

La lucha contra el terrorismo, contra la delincuencia internacional, o contra la pobreza, y la protección de los derechos y libertades fundamentales, son algunos de los grandes desafíos que debemos afrontar aunando nuestros esfuerzos.

En la lucha contra el terrorismo no caben desmayos. Nuestra fuerza reside en nuestra superioridad moral frente a los asesinos y capacidad para actuar unidos.

En este marco, quiero agradeceros, Señor Presidente, las muestras de condolencia y afecto que nos hicisteis llegar, en nombre propio y de todo el pueblo checo, tras los brutales atentados terroristas del pasado mes de marzo en Madrid.

Apreciamos sinceramente la ayuda y la simpatía que España siempre ha recibido de la República Checa en la lucha contra el terrorismo.

Señor Presidente,

Nuestras relaciones presentan un fructífero pasado, especialmente intenso durante los siglos XVI y XVII.

Recordemos a los jóvenes de Bohemia que hacían el Camino de Santiago, o a los que se formaban en nuestra tierra, como los Príncipes Rodolfo y Ernesto, acogidos por su tío, el Rey Felipe II, así como tantos españoles - escritores, artistas y religiosos - que vivieron en Praga y allí dejaron su huella.

Del siglo XIX, cabe mencionar la apertura de los intelectuales checos a las corrientes culturales extranjeras , entre ellas, a la española en ese brillante periodo del resurgimiento checo.

Nuestros caminos, separados durante buena parte del siglo XX, han vuelto ha encontrarse felizmente.

En los últimos años, nuestras relaciones políticas, económicas, empresariales y culturales han crecido de forma notable. Son muchos los españoles que disfrutan viajando a Vuestro país, como también crece el número de checos que visitan España. También aumenta el interés de los estudiantes checos por el español y por nuestra cultura.

Celebramos la reciente apertura de un Centro Checo en Madrid y la próxima inauguración de un Instituto Cervantes en Praga. Unos instrumentos que servirán para conocernos mejor e impulsar nuestra cooperación, apoyando la labor de varias generaciones de destacados hispanistas checos que merecen nuestro mayor reconocimiento.

Vivimos, en suma, un momento esperanzador para nuestras relaciones. Vuestra Visita así lo confirma, sirviendo de acicate para el desarrollo de futuros proyectos.

Hoy ya podemos hablar de realidades, aunque somos conscientes de lo mucho lo que juntos aún podemos hacer. En ese empeño y en el de dejar a nuestros hijos una Europa más unida y un mundo mejor, seguiremos trabajando juntos.

Con ese espíritu, Señor Presidente, levanto mi copa para brindar por Vuestra salud y ventura personal, por la de Vuestra esposa, así como por la creciente amistad entre la República Checa y España.

Muchas gracias

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+