Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la inauguración del IX Congreso Internacional del Centro Latinoamericano de Administración y Desarrollo (CLAD) sobre la reforma del Estado y de la Administración Pública

Madrid, 02.11.2004

C

onstituye un motivo de especial satisfacción que el Centro Latinoamericano de Administración y Desarrollo haya escogido Madrid como sede de su Noveno Congreso.

Quiero que mis primeras palabras sean de felicitación a sus organizadores, y de cordial bienvenida a España a todos los participantes y a los representantes de los países iberoamericanos que hoy nos acompañan.

A lo largo de su existencia, el CLAD se ha convertido en un auténtico punto de referencia internacional para la modernización de las Administraciones Públicas.

Desde 1972, sus actividades de investigación y fortalecimiento institucional han contribuido de forma destacada a impulsar, en el ámbito iberoamericano, el creciente papel de la Administración Pública como factor de desarrollo económico y social.

Así lo han reconocido las Cumbres Iberoamericanas de Jefes de Estado y de Gobierno, que han dado repetidas muestras de su apoyo a la importante labor que el Centro lleva a cabo con sus programas de transformación del Estado y modernización administrativa.

Sus Congresos, de periodicidad anual, constituyen el foro más adecuado para compartir conocimientos y análisis en la gestión de los asuntos públicos en los países de Iberoamérica.

La puesta en común del saber de buenos conocedores de las experiencias constitucionales y administrativas de nuestros respectivos países, es siempre una tarea enriquecedora, porque es mucho lo que podemos aprender los unos de los otros.

Y los Congresos del CLAD, hacen posible este enriquecimiento mutuo. En ellos se dan cita, junto a integrantes de los ámbitos académicos y de investigación, miembros de los respectivos Gobiernos, responsables de políticas públicas concretas, parlamentarios, funcionarios y consultores.

Ese fructífero diálogo entre la teoría y la práctica se renueva con ocasión de cada Congreso. Permite que aflore la reflexión necesaria para acometer procesos de mejora y puesta al día de nuestras Administraciones, con objeto de asegurar el mejor servicio a los ciudadanos, objetivo último de cualquier diseño y ejecución de políticas públicas.

Estos Congresos también permiten conocer y compartir experiencias sobre cómo superar los nuevos retos a los que se enfrentan nuestras sociedades en un mundo complejo, interrelacionado y en constante transformación.

Las respuestas del Estado a dichos retos se articulan en políticas cuya aplicación corre a cargo de la Administración Pública, en sus diferentes niveles. De ahí que sobre ella recaiga, hoy más que nunca, un papel fundamental al servicio de todos los ciudadanos, de su desarrollo y bienestar.

Por eso, las Administraciones deben estar inmersas en un continuado proceso de mejora que las faculte para atender con eficacia las preocupaciones esenciales de la sociedad, a fin de promover la igualdad de oportunidades, la extensión del bienestar y el acceso a los servicios públicos esenciales, como la educación o la sanidad.

Pero no olvidemos que la capacidad innovadora y la eficacia de una Administración no dependen solamente de su organización funcional y de los recursos, materiales y financieros, puestos a su disposición. Dependen también, y de manera muy importante de la profesionalidad de sus recursos humanos.

Con su labor cotidiana, experta y leal, los profesionales de la Función Pública aseguran el buen funcionamiento de los servicios públicos y garantizan la continuidad de la acción administrativa.

Una Función Pública ágil y moderna debe constituir uno de los más firmes apoyos de toda sociedad democráticamente organizada. La confianza de los ciudadanos en sus instituciones debe reforzarse cada día por el buen hacer de los gestores públicos.

Antes de concluir, les deseo todo lo mejor en el desarrollo de este Congreso que, sin duda, redundará en el mejor desempeño de sus trabajos en favor del progreso de nuestros países. Una tarea en la que, bien saben todos Ustedes, cuentan con mi pleno apoyo y simpatía.

Declaro inaugurado el Noveno Congreso del Centro Latinoamericano de Administración y Desarrollo, sobre la Reforma del Estado y de la Administración Pública.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+