Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en el Centro Español de Salvador

Salvador de Bahía -Brasil-, 25.02.2005

Q

ueridos compatriotas,

La Princesa se une a mí para agradeceros de todo corazón el que hayáis venido hoy aquí para encontraros con nosotros en este Centro Español de Salvador. Se trata de un momento particularmente entrañable de nuestra visita a esta ciudad. Nos permite saludaros personalmente, acercarnos a vuestras vidas y escucharos, al tiempo que nos agrada poder expresaros todo nuestro apoyo y afecto.

Hace casi 18 años que tuve la fortuna de conocer esta ciudad. En 1987 llegué por primera vez a Salvador embarcado como guardiamarina en el Buque-Escuela de la Armada "Juan Sebastián Elcano". Aquel primer contacto con esta ciudad, con su gente y con los españoles aquí afincados, me dejó un muy grato recuerdo. Un recuerdo que hoy tengo la gran alegría de poder revivir, en el marco de esta visita oficial a Brasil, acompañado por mi esposa, la Princesa de Asturias.

No quiero dejar de rememorar con orgullo en este Centro Español de Salvador Bahía a esa gran generación de españoles llegados hace tiempo a esta hermosa tierra con el sueño de hacer realidad sus anhelos de progreso y mejora, para ellos y para sus hijos. Fueron muchos efectivamente, los españoles que se asentaron aquí en años muy difíciles para España. Su llegada a esta orilla del Atlántico no siempre fue fácil. Por eso, el esfuerzo que realizaron y los logros de mayor bienestar que la mayoría alcanzó gracias a el, nos llenan de una enorme admiración.

A la Princesa y a mí nos ha gustado especialmente poder conocer en persona a algunos de los más experimentados protagonistas de aquella gesta en nuestra visita de esta tarde a la Residencia de Ancianos del Hospital Español.

Y es que con esta Visita Oficial no sólo pretendemos subrayar y potenciar las excelentes relaciones que ligan a españoles y brasileños, sino también expresar nuestro reconocimiento a la admirable labor de tantos españoles que, como vosotros, habéis sabido engrandecer el nombre de España en Brasil, contribuyendo al crecimiento y desarrollo de esta ciudad y demostrando tesón, laboriosidad y honestidad en el ejercicio de vuestros quehaceres diarios, así como solidaridad y generosidad hacia sus habitantes en justa correspondencia a la hospitalaria acogida que os brindaron.

Como españoles, muchos gallegos y otros originarios de tantas otras Comunidades Autónomas, os habéis sabido ganar, en suma, el respeto y el cariño de los bahianos igual a los que vosotros les profesáis a ellos y a su bella tierra. Podéis sentiros orgullosos de vuestra integración en la sociedad brasileña sin renunciar a vuestras raíces e identidad como españoles. Sois por ello, sin duda alguna, protagonistas destacados en esa cada vez más fecunda relación privilegiada que liga a Brasil y a España.

Y ahora, permitidme que evoque brevemente alguna de las actividades más importantes que nos han traído a esta ciudad. Mañana vamos a colocar la primera piedra de una guardería infantil en el Barrio de Candeal. Una guardería que va a ser construida con la ayuda de la Agencia Española de Cooperación, como gesto de solidaridad, en este caso hacia la infancia más necesitada y en un barrio muy popular que brilla por la capacidad de iniciativa y la pasión por participar en proyectos de la comunidad.

También visitaremos la Escuela Taller, donde desde hace ocho años la Agencia Española de Cooperación, en colaboración con diferentes organismos de la Administración brasileña, se dedica a la formación de jóvenes en diferentes especialidades laborales vinculadas a la restauración histórico-artística. Con ello se pretende atender a dos importantes desafíos: la educación integral de jóvenes que carecen de recursos para ello, y la recuperación del Patrimonio histórico, especialmente rico en esta ciudad, declarada por la UNESCO Patrimonio de la Humanidad.

Será una manera especialmente bonita de concluir nuestra visita oficial a Brasil, que ha estado cargada de experiencias inolvidables y marcada por el especial entendimiento que España y Brasil viven. Albergamos la esperanza de que en el futuro siga siendo así, y nosotros haremos lo que esté en nuestra mano por contribuir a este proceso.

Concluyo mis palabras, para daros de nuevo las gracias por vuestra presencia y por vuestra afectuosa acogida. Con este agradecimiento la Princesa y yo queremos transmitiros nuestro cariño, nuestro reconocimiento y nuestros mejores deseos de felicidad para todos vosotros y vuestras familias.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+