Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Alteza Real la Infanta Doña Cristina con motivo de la apertura de la Exposición de Velázquez

Londres(National Gallery), 16.10.2006

Sr Director de la National Gallery,Sr.Presidente del Board de Trustees,Sr Embajador,Señoras y Señores.

Buenas tardes. Quisiera en primer lugar agradecer sinceramente a los organizadores su amable invitación, que me brinda el placer y la oportunidad de estar hoy aquí en la inauguración de esta magnífica exposición del pintor español Diego Velázquez, cuya técnica original y revolucionaria para su época nos ha explicado magistralmente el conservador de esta exposición durante el recorrido que acabamos de realizar.

Pocos como Velázquez merecen, desde luego, el calificativo de pintor universal.

Quisiera destacar por encima de todo un rasgo del Maestro, que estimo resulta fundamental para entender su personalidad y en consecuencia su pintura.

Me refiero a su capacidad innovadora, a su ánimo incluyente de nuevas tendencias, a su visión de las cosas mas allá de los cánones convencionales. En suma, a su condición de andldquo;europeoandrdquo;.

Velázquez vivió en una época de transición trascendental en la formación de Europa y especialmente de España. El siglo XVII es tiempo de profundas transformaciones en la filosofía, en las ciencia, en las artes, así como en las relaciones políticas y económicas internacionales.

El arte de Velázquez no sólo sigue vigente sino que sigue cautivando la admiración y aprecio de los países amantes del arte, en los que sus obras son objeto de exposiciones excepcionales

En el plano intelectual, baste con recordar los nombres de algunos contemporáneos de Velázquez como Galileo Galilei, Lope de Vega, Bacon, Calderón de la Barca, Murillo o Zurbarán que nos proporcionan una idea del ambiente dominante de aquella época en la que empieza a desvanecerse el profundo convencimiento de un sentimiento siempre ascendente y optimista de seguridad, propio del Renacimiento. Esta convicción fue sustituida por un enfoque crítico sistemático a ideas, normas y cánones considerados hasta entonces inmutables.

El andldquo;Siglo del Barrocoandrdquo;, es ante todo una época de cambios y de renovación, que incide de forma muy especial en España en un tiempo en que nuestro país al desempeñar su papel de Monarquía Universal, afrontaba nuevos problemas y desafíos.

Fue también una época de esplendor artístico y cultural que no por casualidad se conoce como el andldquo;Siglo de Oro andrdquo;.

En su pintura Velázquez reflejaría, consciente o inconscientemente, esta evolución y cambio de valores y perspectivas característicos del andldquo;espíritu de su tiempoandrdquo;.

Poseedor de una variada y bien surtida biblioteca, pudo conocer además lo mejor del arte, gracias a las Reales Colecciones, especialmente la del Escorial (que mostró personalmente a Rubens durante su visita a España). Los viajes de Velázquez a Italia, le ofrecieron asimismo la oportunidad de comparar y desarrollar su técnica única que le consagraría en verdadero maestro de pintores.

Velázquez fue un hombre de su tiempo, clásico y renovador, un cortesano depurado capaz a la vez de humanidad y compasión hacia los más débiles o desvalidos.

Quizás la mejor alabanza que se pueda dedicar al Arte de Velázquez es que sigue vivo como lo demuestra su influencia en otros pintores como Picasso o Francis Bacon, iconos revolucionarios de la pintura moderna.

El arte de Velázquez no sólo sigue vigente sino que sigue cautivando la admiración y aprecio de los países amantes del arte, en los que sus obras son objeto de exposiciones excepcionales como la que hoy esta que inauguramos.

Deseo a esta maravillosa el gran éxito que bien merece y les agradezco su amable presencia.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+