Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Alteza Real el Príncipe de Asturias en la Cena de Clausura de las Juntas Generales del Grupo AGEX

Madrid, 15.06.2006

P

ermitidme que comience estas palabras expresando mi agradecimiento a los organizadores de este Acto, al Director General de AGEX y a los 5 Presidentes por la amable invitación que la Princesa y yo hemos recibido para presidir la Clausura de las Juntas Generales de las Asociaciones de Exportadores, que conforman el Grupo AGEX.Lo agradecemos mucho por la importancia que para el futuro de nuestro país tiene la fortaleza exportadora de su economía andndash; por la que tanto os esforzáis -; y también porque nos permite realzar y reconocer el valor de unidad que tiene el haberse celebrado por primera vez de forma conjunta para las 5 asociaciones una Junta General Ordinaria. Algo que claramente ayudará a reforzar la imagen corporativa que nos da peso en el mundo, la marca andldquo;Españaandrdquo;.El Grupo AGEX desde el año 1978 (año de creación de la más veterana de sus asociaciones, la Asociación Española de Exportadores de Maquinaria Agrícola) ha sido protagonista relevante y testigo excepcional, de los profundos cambios que España ha experimentado en los ámbitos económico y empresarial. En ese período de tiempo, nuestro país ha pasado a ocupar un lugar relevante en el escenario económico internacional: un logro alcanzado, entre otras razones, gracias a la extraordinaria labor de compañías como AGEX, que en estos momentos agrupa a cerca de 400 empresas.El denominador común a todas ellas es, sin duda, su convencimiento de que las posibilidades de éxito en el gran mercado mundial, fuera de nuestras fronteras, pasan necesariamente por abandonar la tradicional estrategia de competencia sólo en precios.Efectivamente, en un momento como el actual, en el que los procesos de producción saltan las fronteras físicas para abarcar el conjunto de posibilidades e instrumentos existentes en cada mercado, es imprescindible apostar por variables como la calidad, el diseño, la innovación, la tecnología, la marca, los servicios asociados a la venta o la comunicación; en definitiva, variables intangibles de los bienes y servicios que, cada vez más, son fuente de valor añadido.El sector industrial español, hoy aquí representado, ha dado sobradas muestras de haber afrontado con éxito los retos que se le han ido planteando. En un año en el que celebramos el vigésimo aniversario de nuestra pertenencia a la Unión Europea, todavía recordamos el temor con el que nuestras empresas se asomaban al mercado europeo, mercado de referencia y primer destino natural de nuestras mercancías.Hoy, veinte años después, constatamos con satisfacción cómo esas empresas, lejos de perder posiciones relativas en el contexto europeo, han demostrado una singular capacidad industrial y tecnológica para consolidar a España como una economía tecnológicamente avanzada. Una economía que ocupa posiciones de liderazgo en sectores calificados globalmente como de tecnología alta o media-alta, y que es capaz de competir en los mercados internacionales en condiciones de igualdad con sus socios europeos. Así lo corrobora el hecho de que, tanto desde la perspectiva de la exportación como de la importación, el peso de la Sub-balanza Industrial en el conjunto de la Balanza Comercial se sitúe en torno al 80%.Esta dinámica y creciente presencia de los productos españoles en los mercados internacionales, cada día más difíciles y competitivos, tampoco sería posible sin la labor que las instituciones públicas han desempeñado en la internacionalización de la empresa española.Hemos tenido oportunidad de constatar en reiteradas ocasiones la extraordinaria labor que desde el ICEX y el conjunto de la Administración Pública se está realizando a favor de dicho objetivo. Con su impulso y su compromiso de atender las demandas y necesidades de nuestras empresas, las instituciones especializadas han demostrado su capacidad para asistirlas con eficacia en los retos que han de afrontar para ser más productivas y competitivas en el exigente escenario económico mundial.España necesita cada día más empresarios innovadores, dispuestos a emprender esa apasionante aventura que es la búsqueda de nuevos mercados fuera de nuestras fronteras. Y para ello también se requiere una formación en continua mejora, buscando la excelencia y la versatilidad que les permita adaptarse con mayor eficacia a los cambios acelerados que hoy son norma, no excepción.El Grupo AGEX representa un ejemplo del éxito con que se pueden acometer los proyectos de inversión, producción e internacionalización, sobre los que se sustenta el crecimiento de nuestra economía. Permitidme, por ello, que esta noche exprese nuestra felicitación a sus directivos y a todos sus trabajadores por el acierto, esfuerzo y empeño con que persiguen el logro de sus objetivos empresariales.Con estas palabras que me honro en dirigiros quiero sobre todo animar a todos los empresarios españoles a seguir explorando nuevas estrategias para avanzar en la proyección internacional de España y de sus empresas. Bien sabéis de mi compromiso personal, desde hace años, con el apoyo a la proyección exterior de nuestro tejido productivo. Una tarea que asumo, junto con la Princesa, con la mayor ilusión y mejor disponibilidad.De nuevo gracias por vuestra atenta invitación y enhorabuena por vuestros esfuerzos y vuestros éxitos. Es un placer y un orgullo poder compartir esta velada con todos vosotros.Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+