Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de S.A.R. la Infanta Doña Cristina en la entrega de los Premios "Mariano de Cavia", "Luca de Tena" y "Mingote".

Madrid, 05.07.2001

A

l acudir de nuevo a la Casa de ABC para presidir el acto de entrega de estos Premios, que concede Prensa Española, quiero ante todo expresar mi satisfacción por asociarme a este acontecimiento que constituye una tradición en nuestra vida cultural.

No en vano en su ilustre nómina de galardonados se encuentran algunas de las más destacadas figuras de la literatura y del pensamiento español contemporáneos.

Estas recompensas al mérito de quienes, desde las páginas de los periódicos, nos iluminan los acontecimientos de nuestro tiempo, se abren en esta edición con la entrega del Premio Mariano de Cavia a Alfonso Ussía y el talento poético y satírico con que se enfrenta a los tópicos y los prejuicios, sin someterse nunca a ellos.

Sus artículos demuestran que el humor, cómplice de la inteligencia, tiene una ilimitada variedad de registros, desde la melancolía hasta la ira, pasando por la admiración y la nostalgia.

El Premio Luca de Tena es un justo reconocimiento a una de las más preclaras trayectorias de la prensa de nuestro tiempo. Indro Montanelli es maestro de periodistas, testigo de la actualidad, que desmenuza con sutileza, y permanente defensor de la libertad, por la que sufrió incluso la atroz acometida del terrorismo, que no pudo acallar su voz.

Su obra es un ejemplo de independencia y fidelidad a sus convicciones, puestas al servicio de valores esenciales. Por eso su prestigio traspasó hace tiempo las fronteras de Italia y le ha convertido en una referencia insoslayable del periodismo contemporáneo.

Fernando Puig Rosado, Premio Mingote, es heredero de la generación de "La Codorniz", y miembro de la mejor tradición de un humorismo que abrió las ventanas a los lectores españoles de la posguerra.

En sus viñetas aprendemos una forma ejemplar de la ironía, la mejor y más afilada arma contra la intolerancia y la imposición. Pues no existe vacuna de más amplio espectro que el humor, uno de los hilos conductores de la actividad periodística de los tres galardonados de este año.

El acto que celebramos hoy es un estímulo para todos los que, desde la plaza pública de los diarios, promueven la libertad, sin la que no es posible, entre otras muchas cosas, la cultura. Cultura a la que ha dedicado ABC desde sus orígenes una especial atención, fiel a su vocación liberal y a un compromiso con la calidad y la excelencia, del que son ejemplo estos Premios.

Celebro tener ocasión de expresar personalmente, junto a mi marido, mi más cordial felicitación a los premiados por sus méritos, al Jurado por el acierto en su difícil tarea, y a esta Casa por acogernos en este acto, a la vez de encuentro y homenaje.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+