Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la Asamblea Anual de la Fundación Cotec para la innovación tecnológica

Madrid, 22.06.2005

A

ño tras año, la Asamblea de Cotec nos proporciona la ocasión de hacer un balance de la capacidad de España para afrontar los desafíos y aprovechar las oportunidades que la innovación y el cambio tecnológico ofrecen a nuestra economía.

Para mi constituye un motivo de gran satisfacción poder presidir un año más esta importante Asamblea y, por ello, quiero agradeceros vuestra presencia en este Acto, que tanto significa para los intereses de España y nuestro empeño como Nación por ocupar el lugar que nos corresponde, como país moderno y dinámico, en el mundo de nuestros días.

Hemos podido comprobar que, en un asunto de tanta trascendencia para nuestro futuro, aún nos encontramos pendientes de alcanzar la situación que sería más deseable.

De ahí que, en estos momentos en que la globalización reclama la urgente búsqueda de nuevas formas de competitividad, desde Cotec se esté contribuyendo a comprender mejor el problema, al tiempo que se están reorientando nuestros esfuerzos en la dirección correcta.

La particular sensibilidad empresarial que siempre ha sabido demostrar el Patronato de Cotec, nos permite hacer análisis realistas de la situación y proponer objetivos que, no por ser ambiciosos, dejan de ser realizables. Unos objetivos a los que, con gran frecuencia, la sociedad española ha sabido responder con eficacia y de forma positiva.

Estas cualidades de conocimiento y realismo, que están en la propia esencia de Cotec, fueron las que, en su momento, más atrajeron la atención del tejido empresarial de Italia y Portugal.

Hace pocas semanas, asistíamos en Roma a la clausura del primer Simposio de lo que ya podemos llamar "Cotec Europa". Allí pude comprobar con particular satisfacción, en compañía de los Presidentes de Italia y Portugal, cómo en ambos países -que comparten con nosotros cultura, aspiraciones y problemas-, ya se han convertido en realidad sendas entidades, que participan del mismo nombre y de los mismos objetivos que Cotec.

Era la primera vez que se presentaban posiciones comunes, no sólo producto de una mejor comprensión de las similitudes de nuestros sistemas nacionales de innovación, sino -sobre todo- de un alentador trabajo conjunto de expertos italianos, portugueses y españoles.

Hoy puede afirmarse que no hay desarrollo empresarial sostenible sin desarrollo tecnológico; es decir sin I+D+i.

Europa necesita más que nunca nuevos proyectos en este campo, que ilusionen a sus ciudadanos y les permitan afrontar los retos de la globalización sin renunciar a la esencia de nuestra cultura. Tal es el objetivo que debemos pretender alcanzar con la puesta en común del esfuerzo de nuestros tres países.

Nuestras sociedades deben recuperar plenamente la escala de valores que han caracterizado a la cultura europea, centrados en el esfuerzo individual y la aceptación del riesgo. En tal empeño, resulta esencial que acertemos a explicar en qué medida la actividad empresarial produce la riqueza que posibilita nuestro progreso y bienestar.

Hoy el bienestar de Europa es sin duda elevado. Pero, para mantenerlo, y si es posible aumentarlo, necesitamos actividades empresariales que -basadas fundamentalmente en la aplicación del conocimiento- sean capaces de generar, de forma sostenible, mucho valor añadido. Y sabemos que sólo podrán alcanzar tal objetivo, quienes acierten a crear y aplicar la tecnología que satisfaga las necesidades más exigentes.

Este es el mensaje que Cotec está intentando trasladar a la sociedad española desde sus inicios en 1989. Un mensaje en su día novedoso y que hoy es ampliamente aceptado, aunque todavía no está plenamente incorporado en nuestro sistema productivo.

De ahí que sea necesario seguir disponiendo de planteamientos adaptados a la creciente percepción que la sociedad española va teniendo de esta necesidad.

Es éste un reto del que todos debemos ser conscientes, y frente al que son cada vez más importantes los esfuerzos desplegados desde muy distintos sectores, pues de ellos depende en gran parte el desarrollo futuro de España y de todos los españoles.

Para concluir, deseo seguir animándoos a continuar prestando el importante servicio que Cotec rinde a la sociedad española. Una tarea en la que siempre podréis contar con mi estímulo y apoyo.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+