Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a los participantes en el XII Congreso Mundial de las Cajas de Ahorros

Madrid, 26.04.1978

S

eñores congresistas, con mi salutación más cordial para todos, deseo manifestar un expreso reconocimiento de la trascendencia de este XII Congreso Mundial de Cajas de Ahorros que se inicia en este momento. Acontecimiento que tiene lugar por primera vez en España y que congrega a representantes de las Cajas de Ahorros de cincuenta y dos países de los cinco continentes.

Dada la importancia alcanzada por las cajas de ahorros en las diversas naciones, la fuerza económica global aquí representada es, sin duda, ingente y casi podría decirse que incalculable; pero me agrada pensar que no sólo se trata de una fuerza económica sino también de una gran fuerza social, espiritual y humana. Las cajas de ahorros en todo el mundo han recogido fundamentalmente los frutos del trabajo de las clases populares, han posibilitado y fomentado en ellas el ahorro y han hecho a éste productivo desde un punto de vista general y nacional brindando, al mismo tiempo, seguridad e independencia a personas y familias.

Ante representantes, tan autorizados de las cajas de ahorros de todo el mundo, deseo resaltar dos ideas fundamentales:En primer lugar, la necesidad de defender el ahorro y de luchar por tanto contra las tensiones inflacionistas excesivas allí donde se produzcan, pues son, sin duda, el peor enemigo que puede encontrar el ahorro. Hacia tal objetivo se han encaminado últimamente esfuerzos notables en España, que han comenzado a dar los primeros importantes frutos y estoy seguro que muchos de ustedes estarán luchando en sus respectivos países en direcciones coincidentes.

En segundo lugar, la necesidad de promover el ahorro para que cada vez contemos con mayores recursos disponibles para la inversión productiva, a fin de lograr con ella un desarrollo ortodoxo y sano. Así, las cajas de ahorros de todo el mundo han podido cooperar a la financiación de muy diversos sectores: la construcción, la vivienda, la agricultura, la industria o los servicios, el sector público y el sector privado, y muy especialmente la pequeña y mediana empresa.

Me alegra saber el puesto tan digno que las cajas de ahorros de mi país ocupan en el ámbito internacional y el prestigio de que gozan. Y me satisface mucho que las bodas de oro de la Confederación hayan dado motivo y ocasión para que este Congreso se celebre en España.Confío en que las tareas de este Congreso sean fructíferas y puedan traducirse en eficaces realizaciones y mejoras en la organización y funcionamiento de las cajas de todo el mundo. Un Congreso no es sólo trabajar con colegas sobre los temas de preocupación común, sino que es también el contacto con un país, en este caso España.

Quiero manifestarles que el pueblo español vive un momento de trascendencia histórica, con dificultades pero con esperanzas, y que es sobre todo un pueblo que desea vivir, y vivir cada día una vida más plena, más justa y más libre. Con ese pueblo español van a convivir durante varios días y celebraría mucho que se lleven de España el mejor de los recuerdos.Deseo a todos ustedes, para sus familias, para sus instituciones, para sus países: paz, felicidad y prosperidad, y que el Congreso que se inicia sea un pleno éxito.Queda inaugurado el XII Congreso Mundial de Cajas de Ahorros.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+