Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a la comunidad academica en la reapertura del Colegio de España

Francia(París), 16.10.1987

L

a reapertura efectiva del Colegio de España en París constituye un hecho de gran relevancia para el mundo universitario español y para la comunidad universitaria internacional representada en esta ciudad. Su recuperación nos permite proseguir una tarea emprendida con ilusión y esfuerzo hace ya bastantes años.

España fue en su día uno de los primeros países en incorporarse al movimiento fundador de la Ciudad Universitaria Internacional de París y mi abuelo, el Rey Alfonso XIII, llevó su interés por el futuro Colegio de España hasta el punto de escoger personalmente el que habría de ser su definitivo emplazamiento.

Pocos años después, tras la firma del Acta de Constitución, el 8 de noviembre de 1927, volvería a París para colocar la primera piedra de un importante proyecto que se convirtió en realidad con su inauguración en 1935.

Una larga historia de más de cincuenta años recorre, pues, esta Casa. Una historia llena de discontinuidades y avatares que reflejan fielmente los acontecimientos más significativos de este siglo. Pero, más importante aún que su noble y azarosa historia -cuyo fin primero era tan modesto como proporcionar alojamiento a los estudiantes españoles en París-, es la voluntad de futuro que anima su reapertura.

El Colegio de España está inserto en la tradición de la Ciudad Universitaria Internacional de París, que en su origen supuso una prolongación del espíritu de la Sociedad de Naciones y, por ello, un símbolo de paz y de cultura. Al reabrir ahora sus puertas, ambiciona ser una institución universitaria donde se encuentren la ciencia y el arte, donde se conecten e intercambien experiencias y culturas, donde se promueva el rigor, el conocimiento, el espíritu abierto y el diálogo.

España es partícipe de la comunidad universitaria internacional en París y comparte, con todos y cada uno de los países que la integran, las aspiraciones más legítimas del mundo académico a una enseñanza de calidad que promueva el progreso de los pueblos sin reconocer otra jerarquía que la del saber.

España está también atenta a los cambios sociales, económicos, científicos, culturales o tecnológicos de los tiempos actuales, y es capaz de formar a hombres y mujeres en la generosidad de las ideas y en el respeto a los valores sobre los que se ha edificado el mundo occidental.

Aspiraciones éstas que trascienden el ámbito universitario para ser parte de las relaciones que se establecen entre los pueblos. La reapertura del Colegio de España, con ser un hecho universitario y académico de enorme relevancia, lo es aún más por inscribirse en un conjunto de pequeños y grandes hechos que unen todavía más a nuestros dos países.

Hoy, en este acto de reapertura del Colegio de España en París, se dan cita la historia y el futuro. Una historia vivida y escrita por nuestros dos pueblos y un futuro sobre el que se asienta la esperanza que ahora, tan firmemente, ahonda para siempre los lazos de nuestra amistad.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+