Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a la comunidad hispana y a los hispanistas

Los Angeles, 30.09.1987

A

gradezco vivamente vuestras palabras de salutación y vuestra cordial bienvenida, testimonio de vuestra lealtad a la Corona y de vuestro amor a nuestra patria España. La Reina y yo estamos muy satisfechos de poder reunirnos con vosotros con motivo de nuestro viaje a los Estados de raigambre española de los Estados Unidos de América y testimoniaros así nuestro reconocimiento por vuestros constantes esfuerzos por mantener viva la presencia de España en California.

A pesar de la distancia, a pesar del largo tiempo en que muchos de vosotros o incluso vuestros padres dejasteis nuestra patria, habéis luchado por el mantenimiento de una lengua y unas tradiciones que nacieron con la ciudad de Los Angeles hace más de doscientos años. Quiero manifestaros que vuestro empeño no pasa inadvertido al resto de los españoles y que la gran familia que constituimos reconoce y agradece solidariamente vuestra contribución.

En vosotros quiero extender un fraternal abrazo a los miles de españoles residentes en los Estados Unidos, que con su trabajo y dedicación han contribuido a la prosperidad de este gran país y a la proyección exterior de España.

Entre nosotros se encuentran los descendientes de los primeros pobladores que vinieron en 1781 y que de forma admirable han sabido mantener su identidad como la avanzada de España en California, al mismo tiempo que han dado y dan excepcionales pruebas de lealtad y patriotismo hacia Estados Unidos. Quiero rendir homenaje a la asociación que han creado y ofrecer la colaboración de España para profundizar en el conocimiento de sus orígenes y sus antepasados.

Deseo dedicar también un saludo muy especial a los representantes consulares de los diversos países de la comunidad hispánica de naciones y de sus asociaciones en esta ciudad que nos honran hoy con su presencia. Formamos ustedes y nosotros esa gran familia que constituye uno de los grupos más homogéneos de nuestro mundo y que, a partir de la fecha del encuentro de 12 de octubre de 1492 en que surgió a la vida internacional, ha sabido a lo largo de los siglos mantener siempre vivo, junto con nuestra lengua y nuestra cultura, todo un concepto de la vida.

El concepto de «Hispanoamérica», con el que designamos al conjunto de pueblos de lengua y cultura españolas, adquiere entre las comunidades hispanas de los Estados Unidos un carácter especial y distintivo. Aquí, más que en ninguna otra parte del continente, podemos constatar el papel que desempeña el idioma como factor de unidad. Hispanonorteamericamos, mexicanos, centro y sudamericanos, cubanos, antillanos y españoles estamos hermanados por una lengua común que, como decía Unamuno, es la sangre del espíritu. En el seno de vuestras instituciones comunitarias se está forjando el embrión de una colectividad de pueblos hispánicos cuyo progreso ha de servir de ejemplo a los países que pertenecen a nuestro ámbito cultural, empeñados en lograr una mayor integración de cara al futuro.

La impronta hispánica que dejaron España y luego México en el sudoeste de los Estados Unidos, constituye un vínculo perenne sobre el que se asienta vuestro arraigo en este país, a cuyo desarrollo tanto habéis contribuido.

No deja de emocionarnos a los españoles el pensar que muchas de las hazañas de los primeros colonizadores fueron obra de hombres y mujeres nacidos en el nuevo mundo; personajes ilustres como Juan Bautista de Anza, que fue el primero en abrir paso por tierra desde México hasta Monterrey, o humildes campesinos de Sonora y de la Baja California que constituyeron los primeros núcleos de población en este Estado.Hoy, como ayer, nuestro recuerdo está cerca de vosotros, compartiendo vuestras inquietudes y vuestros anhelos. A todos extiendo el fraternal saludo del pueblo español.

Nos preparamos para la celebración del V Centenario de aquel magno acontecimiento, en la que venimos trabajando de ya hace algún tiempo y para la que quiero solicitar vuestra colaboración, a fin de que tenga toda la repercusión que se merece. La importancia de la población hispana en esta ciudad y en el resto de California ponen de manifiesto la importancia de nuestra presencia en esta zona. Esta tiene que ser debidamente valorada, tanto en sus orígenes históricos, como en nuestra actual presencia y la dimensión cada vez mayor que tendrá en el futuro.

Un saludo también muy especial a todas aquellas personas de origen hispano o norteamericano que con enorme entusiasmo y dedicación contribuyen a la difusión de nuestra lengua y de nuestra cultura en esta ciudad. Su labor está consiguiendo día a día ahondar en el conocimiento de las raíces hispanas de California y a un mejor entendimiento entre los Estados Unidos y la familia de pueblos que hablan el español.

A todos doy las gracias y a todos animo de corazón a seguir trabajando como hasta ahora por esas metas que nos son comunes.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+