Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a la XVIII Conferencia Permanente de Ministros de Educación del Consejo de Europa

Madrid, 23.03.1994

Q

uiero, en primer lugar, dar la bienvenida a España a todas las delegaciones asistentes a esta XVIII Sesión de la Conferencia Permanente de Ministros de Educación del Consejo de Europa.       Desde su creación en 1949, el Consejo de Europa se ha convertido en un foro privilegiado de encuentro y de trabajo de los países europeos.Su destacada y permanente labor en defensa de la democracia pluralista, los derechos del hombre y la preeminencia del derecho, encuentra en el campo de la educación su más profunda justificación.

Las sucesivas incorporaciones que, en los últimos años, han venido a engrosar el número de países miembros de esta organización, muestran la vitalidad de una Europa portadora de una inmensa esperanza.

Una Europa consciente de la necesidad de encontrar respuestas eficaces e imaginativas a las profundas transformaciones experimentadas en nuestro continente durante los últimos años.En esa tarea común, es preciso que los Estados velen por el respeto de los principios que constituyen la base de nuestra tradición europea: la igualdad ante la ley, la no discriminación, la igualdad de oportunidades, las libertades públicas y los derechos fundamentales.

La creación de una Europa más próspera y tolerante facilitará la eliminación de barreras entre nuestros pueblos, sin olvidar la necesaria integración de aquellas personas que provienen de otras culturas.

Durante las sesiones de trabajo de esta Conferencia, van ustedes a reflexionar sobre la contribución de la educación a la construcción de la nueva Europa.

La educación es la herramienta más valiosa para promover los valores democráticos entre nuestros jóvenes, garantizando con ello el futuro en libertad de nuestras sociedades.La integración óptima de las personas sólo puede lograrse a través de la educación. Resulta fundamental transmitir el bagaje cultural de una comunidad o grupo social a las generaciones venideras con el fin de asegurar su propia existencia y continuo desarrollo.

La posibilidad de que la educación pueda contribuir a una mejora sustancial del bienestar individual y colectivo, de la convivencia y de la solidaridad, es la apuesta esperanzada de quienes aspiran a una sociedad más justa.

En los próximos años, debemos conseguir, todos juntos que, a pesar de la crisis económica en la que estamos inmersos, sea posible mantener y ampliar los logros alcanzados en el ámbito educativo.

Enriquecer la información puesta a disposición de los jóvenes, estimular la creatividad y la capacidad de innovación en un contexto de un mayor acercamiento e intercambio cultural, son algunas de las vías que nos permitirán extraer mejores beneficios de la rica diversidad de nuestras culturas nacionales.

La Reina y yo queremos animarles a que continúen contribuyendo, con su esfuerzo y dedicación, a construir, a través de los sistemas educativos, la gran Europa democrática que todos soñamos.

Declaro inaugurada la XVIII Sesión de la Conferencia Permanente de Ministros de Educación del Consejo de Europa.

Se levanta la sesión.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+