Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey al pueblo español el Día de las Fuerzas Armadas

Murcia(Cartagena), 28.05.1988

U

na vez más, la celebración del día de las Fuerzas Armadas, nos brinda esta oportunidad de reunirnos y a mí la de dirigiros unas breves palabras para agradeceros vuestro permanente y desinteresado servicio a la patria.

Sintámonos todos orgullosos de estar aquí, profundamente hermanados por la coincidencia de nuestros sentimientos y por el compromiso de defender la libertad, la independencia y la paz de España, cumpliendo no sólo el mandato constitucional, sino también los más íntimos deseos de nuestras conciencias y el legado de quienes nos precedieron a lo largo de la historia.

Los ejércitos cambian sus estructuras, sus técnicas y sus medios de acción, de acuerdo con el progreso de la técnica y la experiencia acumulada. Pero su energía vital sigue siendo la misma: nace del alma de los pueblos a los que aporta su esfuerzo y de los que son prolongación y vanguardia.

Esta unión indisoluble e indispensable del pueblo y sus Fuerzas Armadas, se refleja en este día como símbolo de que los soldados no estáis solos, como si formarais una casta especial o un grupo aparte, aislado de la sociedad. Al contrario, debéis sentiros en todo momento rodeados de ese pueblo del que procedéis y al que servís, de vuestras familias, de vuestros vecinos, de vuestros conciudadanos, que cierran filas en torno a las Fuerzas Armadas porque saben que éstas constituyen una parte de su propio ser y son garantía de la convivencia civilizada y del respeto a nuestras leyes.

La identidad de los ejércitos está en la raíz común que nos sustenta, en los sueños que se comparten, en la vigencia de los valores espirituales por los que merece la pena vivir y sacrificarse si fuera preciso.

Este día solemne, que el presente año celebramos en este noble solar de Cartagena, tan vinculado a la Marina española, es el símbolo de otros días callados, de disciplina y de trabajo, de instrucción y de aprendizaje, de colaboración y de entrega para lograr entre todos unas Fuerzas Armadas cada vez más modernas y eficaces, dispuestas a participar en las misiones que, amparadas y respaldadas por toda la nación, nos corresponde llevar a cabo en cada momento. España y sus Fuerzas Armadas se sienten orgullosas de aceptar esta responsabilidad.

Desde aquí, cara al mar y a los mares, escenario de tantas acciones españolas, el Rey os convoca a todos para que sigáis sin vacilaciones, entregados totalmente al servicio de España.

Por ella, por España, levanto mi copa y os pido a todos que brindéis conmigo por la paz y el bienestar de todos los españoles.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+