Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la reunión de Cotec España-Italia-Portugal

Roma, 12.05.2005

S

eñor Presidente de la República Italiana,Señor Presidente de la República Portuguesa,Señoras y señores Ministros,Señoras y señores,

Quiero ante todo agradecer al Presidente Ciampi su amable invitación para celebrar este acto que hoy nos congrega en esta incomparable y muy querida ciudad de Roma.

Se trata de un acto de especial importancia, no sólo por la calidad y el amplio número de los participantes, sino también por lo acertado de la iniciativa de reunirnos, por la debida visibilidad que otorga a nuestra estrecha colaboración y por el afán que encierra de traducirla en resultados tangibles. Supone, de facto, anticipar el calendario previsto para consolidar el concepto de COTEC Europa que, entre las entidades correspondientes de Italia, Portugal y España estamos construyendo.

La etapa que iniciamos hoy nos confirma que, lo que a principios de la década de los noventa constituía sólo una intuición cargada de esperanzas, era también un proyecto lleno de sentido, ineludible, y que debíamos acometer.

Permítame, Señor Presidente, que felicite desde aquí a aquellos empresarios españoles que supieron traducir en un proyecto de actuación, unas preocupaciones coincidentes que, por lo que a mí respecta, surgieron en 1989 tras las impresión que me produjo conocer in situ el origen del éxito económico que acababa de observar en un reciente viaje a California.

Fue durante un recorrido que hice con Gin Miscoll, Presidente entonces del Bank of America. Allí aprendí que la razón de este éxito era que en aquel Estado norteamericano se había logrado dotar de la máxima eficiencia a la conversión del conocimiento científico y tecnológico en productos y servicios para crear riqueza y un extraordinario bienestar.

Semejante habilidad no estaba suficientemente presente en nuestro país, y el proyecto que emprendimos tuvo como principal objetivo contribuir a que aquella capacidad, que hoy todos llamamos innovación tecnológica, apareciera con la debida fuerza en el sistema productivo español.

Aquel proyecto atrajo desde el primer momento a un creciente número de empresarios. Años más tarde, también se sumaron a esta iniciativa las Agencias de Desarrollo de nuestras Comunidades Autónomas, hasta llegar a constituir lo que hoy es COTEC España. Este ascendente número de empresarios aportó una pluralidad de visiones e imprimió el impulso necesario para el adecuado desarrollo del proyecto.

El interés despertado en las Comunidades Autónomas contribuyó, además, a que ese impulso llegara a toda la geografía nacional y también a las empresas de menores dimensiones, entre las que se ha conseguido tejer una tupida red de sólidas y útiles relaciones.

Desde los comienzos de esta realidad que hoy es COTEC España, he tenido el privilegio de presidir las reuniones de los diferentes órganos de la Fundación. He sido, en suma, testigo de cómo aquella idea inicial fue evolucionando y tomando cuerpo. Puedo afirmar, por ello, que el acto que hoy celebramos es de enorme trascendencia para el futuro de COTEC.

En la reunión de trabajo conjunta de los COTEC de Italia, Portugal y España del pasado diciembre, se constató que la innovación tecnológica no puede contemplarse sólo con ópticas nacionales o regionales, sin tener en cuenta el contexto de la Unión Europea, a la que pertenecemos.

En aquella reunión se consiguió entender, valorar y explicar las similitudes de nuestros sistemas nacionales de innovación; y también las sinergias que se derivarían de la puesta en común de nuestras diversas experiencias y de una más estrecha colaboración.

Lo que era una suposición sobre nuestro carácter complementario, es ahora una certeza documentada.

Ello nos permite hoy recomendar modos de orientar políticas europeas de innovación, que beneficiarán a los más de cien millones de ciudadanos europeos que suman nuestros tres países.

No quiero concluir sin agradecer, una vez más, al Presidente Ciampi su hospitalidad y su iniciativa para la convocatoria de este acto que, sin duda, redundará en un nuevo impulso para COTEC.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+