Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey a la colectividad española

Belgica, 18.05.2000

Q

ueridos compatriotas,

Quisiéramos expresaros nuestra alegría por este encuentro que nos permite establecer un contacto personal que para la Reina y para mí es particularmente grato. En nuestros viajes al extranjero, una de nuestras mayores satisfacciones es la de encontrarnos con otros españoles, con vosotros.

En esta visita de Estado estamos teniendo la oportunidad de tratar con SS.MM. los Reyes de los Belgas y con personalidades de distintas instituciones del Estado, del Gobierno, de la Administración, la economía y la cultura. Y tengo la satisfacción de poder transmitiros que los miles de españoles que vivís en Bélgica os habéis ganado no sólo el respeto del pueblo amigo de este querido país, sino también su simpatía: un respeto que se sustenta en vuestro trabajo profesional intenso y bien hecho,  y un notable capital de simpatía que se fundamenta en el tono cordial de vuestro trato con el pueblo belga.

Los que residís aquí desde hace tiempo de modo permanente, os habéis sabido integrar en la vida del país, lo que en muchos casos se traduce en que sois ya la segunda o tercera generación de españoles perfectamente imbricados en la sociedad belga y, con frecuencia, unidos a ella por lazos familiares. No cabe duda de que el desarrollo de la Unión Europea facilita hoy a los más jóvenes este proceso.

Al mismo tiempo, la capitalidad comunitaria de Bruselas y nuestra incorporación a las entonces Comunidades Europeas trajeron consigo una nueva presencia española, vinculada tanto al funcionamiento de la Unión, como, entre otros, al mundo de los negocios, la abogacía, la medicina, las consultorías o la Administración Pública en el exterior. Igualmente, se aprecia en los últimos quince años, un muy notable aumento de la llegada de estudiantes, que ampliáis aquí vuestros estudios o que os incorporáis a empresas privadas o Instituciones comunitarias.

Todos sabéis que España es un país con profundas raíces, dueño de una cultura individual, familiar, social e intelectual muy rica y reconocida; el importante aumento de la enseñanza del español en Bélgica da testimonio de ello. Pues bien, sois todos vosotros los que, al manifestar los valores de la vida española, que se transmiten a través de vuestras familias, de vuestros trabajos, de vuestros tiempos de ocio, representáis a España en el día a día. A través de vosotros, en buena parte, Bélgica juzga a nuestro país. Y el juicio es positivo.

Por eso, puedo deciros no sólo que desde España os recordamos y apoyamos siempre, sino que, además, estamos orgullosos de vosotros, de vuestro buen hacer y de vuestro esfuerzo.

Por todo ello, gracias y hasta siempre.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+