Omitir los comandos de cinta
Saltar al contenido principal
Activities and Agenda
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+

Palabras de Su Majestad el Rey en la ceremonia de bienvenida ante la Torre de Belem

Portugal(Lisboa), 11.09.2000

S

eñor Presidente,

Os agradezco muy sinceramente Vuestras amables palabras de bienvenida, al comienzo de éste nuestro tercer Viaje de Estado a la querida y fraterna tierra de Portugal que en tantas y tan memorables ocasiones he visitado y de la que guardo siempre, desde mis años de infancia vividos muy cerca de aquí, a la orilla de este mar, el más emocionado de los recuerdos.

También desearía agradeceros el honor de poder visitar Portugal, cuando están a punto de cumplirse mis veinticinco años de reinado, tiempo en el que felizmente hemos podido contribuir a un entendimiento creciente entre nuestros dos Estados, en beneficio de ambos pueblos.

Señor Presidente,

Esta Torre, joya y síntesis de Oriente y Occidente, nos evoca también memorias históricas lejanas y a la vez muy próximas para mí. Erigida según los designios del Rey Don Manuel I por el arquitecto Francisco de Arruda, es testigo desde 1521 de los viajes de Los Lusíadas, "Hérois do mar, nobre povo", como dice Vuestro himno nacional. Lusíadas que dirigían el rumbo hacia la grandiosa proeza del conocimiento de los Océanos.

Siglos después, esta Torre continúa mostrando el futuro a todos los europeos hacia un mundo más justo, más solidario y en paz.

Señor Presidente,

España y Portugal, trabajando en el espacio común de la Unión Europea, han alcanzado, estos últimos años, una encomiable plenitud en sus relaciones. Al mismo tiempo, la presencia española y portuguesa en la escena internacional se hacen patentes hoy con indudable intensidad.

En las orillas de Restelo, la Reina y yo iniciamos nuestro Viaje de Estado a Portugal, con el deseo de afirmar la solidez de nuestras relaciones y el buen entendimiento entre nuestros dos pueblos, realidades que nos animan a promover nuestra cooperación bilateral dentro de la máxima comprensión que cada país mantiene hacia los criterios y enfoques del otro.

Señor Presidente,

Esta Torre de piedra, sólida y limpia, a cuyos pies nos encontramos, recuerda memorables hechos del vivir de Portugal a través de los siglos. Queremos iniciar este Viaje con un mensaje de profundo respeto de España por las mujeres y los hombres, por la Historia, y por la querida tierra de Portugal.

Muchas gracias.

Back to Speeches
  • Listen it
  • Imprimir la página
  • Send to a friend
  • Suscribe to RSS
  • Share it on Facebook
  • Share it on Twitter
  • Share it on Linkedin
  • Share it on Google+